Por Vagi

Aunque algunas mujeres solamente sienten pequeñas molestias durante la menstruación, existen otras que no pueden ni levantarse de la cama por la mañana. ¿Por qué esta desigualdad?

Las incomodidades asociadas a la menstruación varían desde cólicos, diarrea y micción frecuente hasta sudores, hinchazón, nauseas y vómitos, así como cambios de humor, dolores de cabeza y de espaldas y hasta dolores en los muslos.

Toda esta serie de malestares son producidos por las hormonas que actúan en esta etapa del ciclo, aunque si quieres conocer a la principal culpable de tus males te presentamos a las prostaglandinas. Estas son sustancias químicas del cuerpo, semejantes a hormonas, que se vuelven más activas antes del inicio del período menstrual. Se acumulan en el revestimiento interno del útero y son liberadas y absorbidas por los músculos del útero. ¡Esto es lo que provoca todas las contracciones y los cólicos! Es también lo que provoca las incómodas contracciones intestinales durante la menstruación, y los dolores del parto cuando tienes un bebé.

No todos los dolores son iguales. Se han distinguido tres tipos de dolor menstrual:

• Dolor primario: es el que se caracteriza por cólicos menstruales intensos, pero perfectamente normales, que ocurren durante los tres primeros años de menstruación, pero puede extenderse por más tiempo (incluso toda tu vida reproductiva).
• Dolor secundario: provocado por alguna condición especial, como endometriosis, tumores, fibroides o enfermedad inflamatoria pélvica.
• Dolor en el medio del ciclo: con este tipo de dolor, podrás sentir una ligera punzada en tu abdomen en el día que estés ovulando. Una en cada diez mujeres verán también por esta época una leve mancha de sangre en su ropa interior.
¡Tú puedes contra el dolor!
Afortunadamente existen formas de minimizar o hacer desaparecer las molestias y el dolor producidos durante la menstruación para poder volver a la vida “normal”. Aquí van algunos tips:
• Toma alguna píldora para el dolor: así de simple. Si sufres de cólicos intensos puedes buscar algún calmante que no necesite de prescripción médica como ibuprofeno.
• Haz ejercicio regluarmente: veas por donde los mires, el ejercicio parece ser el mejor aliado para nuestra salud. Incluso muchas mujeres sienten que los cólicos pasan cuando mantienen una actividad física (leve).
• Aplica compresas calientes o una bolsita de agua caliente: El calor suele calmar los cólicos. También puedes báñate por un largo tiempo en agua caliente o colocar una bolsa con agua caliente (de esas que usas en invierno) encima de tu abdomen.
• Los masajes nunca están de mas: friccionar o masajear suavemente tu abdomen puede aliviar los cólicos.
• Come menos sal. Toma más agua. Aquella sensación de estar inmensa que tienes cada mes, es provocada por el aumento de la producción de hormonas, que te hace retener agua, que a su vez hace que los tejidos del cuerpo se hinchen. Por lo tanto, toma más agua y come menos sal. Así, ayudarás a aliviar la hinchazón y los dolores de cabeza.
• Reduce la cafeína. Por más difícil que sea cortar el café o el té, ingerir menos cafeína ayuda a algunas mujeres a sentirse mejor.
• Duerme lo necesario. Es mucho más fácil hacer frente a un malestar cuando no estás cansada o malhumorada. Si es posible, trata de dormir un poco más que de costumbre.

Si ninguno de estos consejos te ayudan, consulta al médico. Él podrá verificar si no hay otras causas para tus síntomas y prescribir remedios más fuertes que los que puedes comprar sin prescripción médica, directamente en la farmacia.

Friendly Reminder

Las crónicas de Yes ahora en video, de verdad ahora si es un hecho que vienen mis mismas locuras, pero ahora en video, ASÍ QUE PASA LA VOZ.


Te recomiendo leer, en mi blog, obvio: