Alsea duplicará los donativos que se realicen en más de 1,700 restaurantes participantes para apoyar la alimentación de niños que viven en pobreza alimentaria

0
93

• Del 1 al 16 de octubre, por cada peso que los clientes donen en los restaurantes participantes de Alsea, la compañía donará otro.
• Participan las marcas Domino’s Pizza, Starbucks, Burger King, Chili’s, California Pizza Kitchen, P.F. Chang’s, Italianni’s, The Cheesecake Factory, Vips y El Portón.
• A este apoyo se suman los recursos obtenidos durante el año a través del “producto con causa”, seleccionado por cada marca.
• Fundación Alsea A. C. inauguró su octavo comedor infantil donde se brindará comida nutritiva a cerca de 500 niños de la comunidad de Santa Úrsula.

Alsea crece su compromiso con el movimiento “Va por mi Cuenta”, y por ende con la alimentación de niños que habitan en comunidades vulnerables de nuestro país. A esta causa se han unido más de 1,700 restaurantes en México de las marcas Domino’s Pizza, Starbucks, Burger King, Chili’s, California Pizza Kitchen, P.F. Chang’s, Italianni’s, The Cheesecake Factory, Vips y El Portón.

Del 1 al 16 de octubre, todos los restaurantes corporativos que son operados por Alsea en el país, contribuirán al movimiento, ya que cada peso que se recaude durante esos dieciséis días será duplicado y donado por la compañía en favor del Movimiento “Va por mi Cuenta”. Este donativo se sumará al que recauden todo el año los “productos con causa” seleccionados por cada marca, de los cuales se dona un porcentaje en cada compra que los clientes realizan.

En palabras de Alberto Torrado, Presidente de Fundación Alsea A.C.: “Va por mi Cuenta representa nuestro compromiso con la seguridad alimentaria de los menores y su desarrollo humano. Desde esta plataforma hemos promovido la participación de distintos sectores de la sociedad porque creemos que sólo la suma de esfuerzos puede hacer frente a un problema tan complejo en nuestro país”.

El anuncio de esta campaña se llevó a cabo en el marco de la inauguración del octavo comedor infantil impulsado por el movimiento, ubicado a un costado del Deportivo Emiliano Zapata, en Pedregal de Santa Úrsula de la Ciudad de México. Bajo el nombre “Nuestro Comedor”, este espacio brindará alimentos adecuados a su edad y necesidades nutricionales a más de 500 niños de la colonia Santa Úrsula, una comunidad catalogada como zona marginada dado que el 44.43% de sus habitantes vive con ingresos menores a los dos salarios mínimos.
La comida que se brinda a los niños beneficiados representa el 65% de la ingesta diaria recomendada, y con lo que complementan en sus hogares llegan en promedio hasta 90% de lo que necesitan para tener un desarrollo óptimo, tanto de sus capacidades físicas como intelectuales.

Con este nuevo comedor suman ocho “Nuestro Comedor” que opera el movimiento desde su fundación en 2012, ubicados en Ciudad de México (2), Estado de México (4), Nuevo León (1) y Saltillo (1). En conjunto atienden diariamente a cerca de 3,000 niños en pobreza alimentaria, a la vez que se logra un impacto positivo en más de mil familias y casi 16,000 personas. Además, a finales de este mes abrirá el noveno comedor en Iztapalapa, que se convertirá en el tercer comedor en la Ciudad de México.

Cada comedor cuenta con equipo profesional con el que se sirve comida adecuada para niños de todas las edades, desde los que se alimentan con papilla hasta los más grandes, además de mamás embarazadas o lactando. La operación de estos ocho comedores está a cargo de Comedor Santa María, A.C., una asociación civil con más de 20 años de experiencia en mejorar la nutrición de niños en condición de pobreza alimentaria.

“Desde el comienzo de este movimiento, hemos trabajado convencidos de que la suma de pequeñas acciones es más poderosa que nada, por lo que siempre vamos a estar agradecidos con el trabajo de nuestros voluntarios y con toda la gente que se ha sumado a la causa”, mencionó Alberto Torrado.

Desde 2012 el movimiento ha apoyado con más de un millón y medio de comidas a niños mexicanos, en gran parte gracias a la colaboración de personas como Paco Arango, cineasta mexicano que este año donó parte de las ganancias de su película “Lo que de verdad importa” a Va por mi Cuenta.

Al respecto, Paco Arango comentó: “He podido atestiguar de primera mano lo mucho que se está ayudando en este movimiento, y sin duda me hace muy feliz saber que estamos apoyando una causa por la que vale mucho la pena pelear, a través de nuestra película ‘Lo que de verdad importa’, que desde su origen concebimos como una obra 100% benéfica. Nos enorgullece decir que una parte de las ganancias de la exhibición de la película se donarán al movimiento Va por mi Cuenta, en tanto que la otra parte se entregará a la fundación Casa de la Amistad”.

Es de destacar que, adicional a servir alimentos nutritivos en los comedores, también se imparte un programa de Formación Humana, para que los niños aprendan sobre la dignidad del individuo, la unión familiar y valores universales.

Leave a Reply