El arte de desnudarse

0
502

Una música sugestiva, un look atrevido, un grupo de personas jaleando… un, dos, tres…y ¡fuera ropa! Pero un verdadero stripper es algo más que esto. ¿Quieres conocer la profesión desde dentro?

Todo comienza con una llamada o una salida nocturna. En la mano sus mochilas con sus trajes y música más hot y en la mente sus coreografías. Cada fin de semana se atreven a seducir y a sorprender a los espectadores con sus sensuales movimientos. ¿Y por el día? ¿Qué pasa cuando no actúan?

Vidas absolutamente normales
Los strippers, o sexy boys, sexy girls, show boys o shows girls, llámense como quiera, llevan una vida completamente normal. Con su trabajo, sus amistades, sus estudios, su familia. Pero por las noches del ”weekend” se transforman en animales sensuales capaces de calentar los motores de todos los presentes.

¿Por qué? La mayoría de los jóvenes que se inician en esta actividad lo hacen por dinero, pero hay otros que realmente disfrutan de su trabajo. Les gusta exhibir su cuerpo y sus dotes de bailarines. Ponen gran interés en sus coreografías y se preparan y entrenan para convertir esta actividad en un oficio.

De los night club al strip-art
Siempre han existido locales para los hombres donde se hacía del sexo un negocio y donde el striptease era parte de la escenografía que preparaba el terreno. Eran los night clubs, sitios muy concurridos por hombres en busca de compañía femenina. Allí se reunían desde jovencitos deseosos de perder su “vergonzante” virginidad, hasta los típicos “qué desgraciado soy con mi matrimonio”, pasando por solteros empedernidos o grupitos de amigos en despedidas de soltero.

Gracias al apogeo de las despedidas de soltero nacieron locales diferentes, sitios donde comer, beber y alegrar la vista con las strippers. Bailarinas con cuerpos espectaculares y espectáculos sensuales y eróticos… nada chabacanos ni de mal gusto. Y mujeres muy, pero que muy preparadas y si no, ¿quién podría subir a ellas barras y realizar las piruetas de las que son capaces?

Ya sea en locales concertados para este fin, tipo clubes, discotecas y demás sitios nocturnos, ya sea actuaciones privadas en fiestas, despedidas de soltera, cumpleaños o incluso para amenizar las pesadas reuniones de trabajo, disfrutar de un striptease está a la orden del día.

Leave a Reply