Como ser un buen invitado

1
542

Reglas básicas para actuar de Invitado
En cualquier compromiso protocolario, tan importante es saber cómo organizarlo, siendo el anfitrión, como estar invitado. Para esto existen una serie de normas sociales, protocolarias o de etiqueta según se dé el caso, que exponemos a continuación:

1.- Comportamiento en la mesa:
Nunca se pasa al comedor hasta que no hayan entrado las personas de mayor representación, y si hay anfitrión, ésta es la primera que pasa y se sienta.
Buscaremos nuestro puesto por la indicación de las tarjetas con nuestro nombre.
Al pasarnos las fuentes durante la comida o la cena, hemos de servirnos deprisa, y al terminar el plato deben quedar los cubiertos en sentido perpendicular y paralelos entre sí.
No se empieza a comer hasta que lo haga el anfitrión. Tampoco es correcto levantarse de la mesa si el anfitrión no lo ha hecho.

2.- Regalos:
Flores: Si es la primera invitación y no existe una confianza grande con los anfitriones, se envían flores al día siguiente del convite, agradeciéndolo con una tarjeta. Si no lo es, sí resulta apropiado obsequiar con unas flores.
Chocolates: Es el mejor regalo que se puede ofrecer a una familia donde hay niños.
Botellas: No es correcto regalar botellas a no ser que estén muy interesados los anfitriones o bien se trate de algún familiar nuestro.

3.- Dar las gracias:
Se agradecen siempre todas las invitaciones, excepto bodas, bautizos y cóctel.
Si se envían flores al día siguiente del convite, se dan las gracias con una tarjeta adjunta al regalo o bien se llama por teléfono agradeciendo el banquete.

4.- Puntualidad:
En un banquete, como mucho, podremos retrasarnos de 8 a 10 minutos.
Si se prevé el retraso, se llama siempre al anfitrión de la fiesta, comunicando la hora de llegada.
Si no se puede asistir por cualquier imprevisto, se ha de avisar siempre con suficiente antelación

5.- Tarjetas de Visita:
Si en cualquier momento que vamos a ver a algún amigo o persona conocida a su casa, está ausente en esos instantes, dejaremos a la persona que nos reciba una tarjeta escrita con nuestro nombre y unas letras indicando el asunto por el que hemos estado.
Las tarjetas de visita también se usan para los pésames, con la parte izquierda doblada.
Suelen mandarse cuando se envían flores o algún regalo, agradeciendo en ella el motivo por el que hacemos el envío.

Varios Consejos:
. No hay que llevar nunca sin avisar previamente, ni niños ni animales.
. No hay que separar la silla de la mesa y empezar a imprimir un movimiento de vaivén.
. No se ha de ayudar cuando nos sirven acercando el plato o la copa, ya que podría producirse una situación comprometida.
. Si cae un cubierto al suelo, no hay que agacharse a recogerlo si hay personal de servicio.
. Hay que observar la cantidad de comida que se sirvan los demás comensales, para servirnos la misma cantidad.
. Si hay algún alimento que se desconoce o que no es de nuestro agrado, se ha de coger sólo una pequeña cantidad.
. Hay que pedir las cosas; no se ha de pasar por delante de los otros comensales para cogerlas.
. No se han de utilizar los propios cubiertos para servirse.
. No se ha de insistir en querer ayudar, si la negativa de los anfitriones es convincente.

Como invitado podemos citar algunos puntos fundamentales:
1. Comida. Debe comer de forma educada, utilizando de forma correcta los cubiertos y evitar caer en excesos, por muy exquisita que esté.
2. Bebida. Modere su consumo, para evitar caer en un estado de excesivo furor que pueda poner en ridículo a Usted o a otras personas que le acompañan.
3. Regalos: sea prudente y piense en algo que se adecue a la ocasión.
4. Conversación. Debe procurar entablar conversación, con las personas que le presenten, evitando esos silencios prolongados e incómodos. Proponga algún tema de conversación para salir del paso.

Puntos fundamentales:
1. Servicial. Sobre todo, cuando es invitado a una casa, muéstrese dispuesto a colaborar con los anfitriones en cualquier tarea. Retirar una mesa, servir un licor o café, etc.
2. Agradecido. Como dice el refrán “De bien nacidos es ser agradecidos”. Exprese su satisfacción por la velada, felicite a la cocinera por la exquisita comida, etc. pero cuídese de exageraciones y excesos en sus halagos. Serían totalmente contraproducentes.
3. Comportamiento. En cualquier momento de la velada, recepción, comida, baile, etc. compórtese de forma educada. Solo la buena educación hace sentirse bien a Usted y a las personas que le rodean. Pero cuidado sin exageraciones, no sea el pedante de la velada.

Ir vestido de forma elegante, es un comienzo correcto, un buen comienzo. Ir vestido como indica la invitación es un signo de respeto hacia la persona que invita y hacia el resto de los invitados. Hay una frase que dice muy acertadamente: “Te reciben según te presentas; te despiden según te comportas”. Con lo que viene a decir que en primer término te clasifican por la vestimenta, por el exterior de ti (aún no hay otros elementos para opinar), pero luego ya opinan por tu manera de comportarte. De nada vale ir muy elegante, llevar un buen regalo… todo eso se ve oscurecido si su comportamiento no es correcto (recordemos que, como dice el refrán, el vestuario no lo es todo: “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”).

1 COMMENT

Leave a Reply