Consejos para lavar tu auto y agregarle valor

0
63

Lavar el auto de forma periódica, por lo menos una vez a la semana, resulta una práctica importante no sólo para cuidar la imagen de su propietario, sino para conservar la pintura en óptimas condiciones por más tiempo.

Al lavar tu auto con regularidad, se detiene la acumulación de contaminantes como restos de insectos, polvo y productos químicos que pueden causar decoloración y corrosión.

VendeTuAuto.com te comparte algunos consejos para lavar correctamente tu carro. Si eres de los que disfruta de limpiarlo, seguro te servirán para que te quede como todo un profesional.

1.- Lava tu auto en la sombra
El calor excesivo seca rápidamente los productos que utilices, impidiendo su correcto actuar y además porque la alta temperatura también altera las propiedades, tanto de la pintura y cristales, como de los productos.

2.- Utiliza dos cubetas con agua
Ten a la mano dos cubetas de agua. Una con shampoo y otra solamente con agua. Sumerge el trapo o esponja en la mezcla y cuando termines, remójala en la cubeta que tiene solo agua. Así la mugre quedará en la cubeta que tiene sólo agua.

3.- No utilices el mismo trapo para secar y también para encerar.
Nunca uses el mismo trapo para secar y después para encerar. Se recomienda usar paños y toallas de microfibra, que son mucho más suaves con la pintura.

4.- Elimina el exceso de suciedad antes de aplicar el shampoo.
Si tu auto está muy sucio, procura enjuagarlo con mucha agua antes de comenzar a usar el shampoo, para evitar rayar la pintura.

5.- Limpia el interior con el producto adecuado
Hoy en día existen productos de marcas especializadas que se aplican en spray y que contienen agentes humectantes, así como filtros UV que evitarán que tu consola se queme o pierda su color, además de dejar un brillo natural, sin residuos aceitosos.

6.- Aplica la cera adecuada
Las ceras liquidas en spray han probado ser bastante efectivas y prácticas en su aplicación. Sin embargo, existen nuevas ceras de distinta densidad que ofrecen una espectacular capa de brillo y protección (incluso formuladas según el color de tu pintura). La aplicación de la cera es muy sutil, y constituye el último paso para sellar todo el trabajo ya realizado.

Ahora bien, si la carrocería de tu auto presenta ausencia de brillo o pequeñas raspaduras, lo mejor será pulirlo. Para esta labor existen distintos compuestos que emparejan la capa de laca superior a la pintura del auto. Según la severidad del daño, podrás realizarlo tú, con ayuda de un paño, un compuesto para pulir y movimientos circulares. Cuando el daño es mayor, puedes pulir la pintura con ayuda de una máquina rotativa. Es importante tener en mente que pulir adelgaza la capa de laca, por lo que no se recomienda hacerlo más de una vez por año.

También es importante mantener y cuidar el interior del auto. El polvo puede contener arena y sustancias químicas que acaban con las superficies del interior del automóvil, además de gérmenes y bacterias que podrían dañar tu salud. Para ello, utiliza máquinas de vapor, pues son excelentes para limpiar los tapices del auto, además de ayudar en la descontaminación de los textiles. En el caso de la piel, puedes también humectarlo con productos renovadores, que evitarán que éstos se resequen.

Lavar continuamente tu automóvil permitirá que la pintura luzca como recién salida de agencia, lo que le agregará valor cuando decidas venderlo para comprar un carro más reciente.

Recuerda que a simple vista la calidad de la pintura de tu auto (entre otros factores) pueden confirmar cuánto vale tu auto y ayudarte a una venta rápida y al precio deseado.

Leave a Reply