1. Tener todo preparado. No dejes nada a la improvisación ten todo preparado antes de la cena. Las ausencias pueden enfriar la temperatura romántica de una cena especial. Así que lo mejor es tener todo preparado muy cerca de la mesa o a lo sumo a 60 segundos de la mesa (frigorífico, microondas, etc.). Cuanto menos te levantes y más disfrutes de la conversación de los detalles, mucho mejor. Prepara todo para estar relajados y disfrutar cada minuto.

2. Preparativos de la mesa. Dependerá de los gustos de la pareja. Lo importante es que “el otro” tome conciencia nada más ver la mesa de que se trata de algo muy especial. A algunos les gustará una mesa m,uy elegante con mantelería de hilo fino, cristal de bohemia y cubertería de plata; a otros un cálido mantel de cuadros y una copas de champán con velas será suficiente. La “ambientación” cambiará según edades, estratos sociales, etc. Pero hay cosas que están asociadas a los romántico. Son ya tópicos:
• Velas (las hay preciosas y originales)
• Champán
• Las servilletas y otros elementos de la mesa
• Algunas flores sencillas: basta una rosa, un clavel, una orquídea, un pequeño centro de mesa con algunas bonitas flores.
• O cualquier detalle original que sepas que encanta a tu pareja y que pueda estar en la mesa (una cerámica, un sencillo salvamanteles que evoque un recuerdo, etc.)

3. El ambiente externo a la mesa. El ambiente que rodea la mesa también debe contribuir a que una cena sea más romántica. La decoración puede cambiar en verano o invierno. Cenar en una terraza en pleno verano y ver las estrellas o la luna puede ser extremadamente romántico. En invierno, si la casa dispone de chimenea, encenderla y mantener unos troncos ardiendo puede darle una calidez y encanto extraordinario. Otros detalles (en cualquier época del año) como buena música con un volumen bajo serán muy positivos (ver música romántica).

4. Regalos. Otro detalle clásico y que contribuye a que la noche sea romántica son los regalos (ver ideas en regalos). Al principio de la cena pueden contribuir a desterrar cualquier “frío” inicial. No obstante, también hay quienes prefieren al final de la cena, sobretodo si es un regalo muy especial.

5. La cocina de la cena romántica perfecta. Sobre gustos no hay nada escrito y lo importante es que tu pareja se vea sorprendida y envuelta en un ambiente mágico. Ideas hay muchas. Para inspirarte puedes ver alguna de nuestras cerca de 7.000 recetas (recetas tradicionales, creativas, modernas de grandes chefs, sencillas, rápidas, etc.). No obstante, no nos resistimos a darte algunos consejos generales aquí:
• Tienes trucos como recurrir a alimentos afrodisiacos. Tienes muchos. Aquí tienes nuestra lista de alimentos afrodisiacos.
• Recuerda que decorar bien tus platos. El aspecto de los platos tiene que recrear la magia de una buena cena romántica. Hay alimentos que tienen un poder extraordinario a la hora de decorar un plato. Desde un “toque de caviar” (encima de algo o en un canapé); los palmitos, las granadas, los frutos del bosque (grosellas, frambuesas, moras…) y las frutas en general.
• No desprecies el potencial romántico de los platos compartidos. Por ejemplo una riquísima fondue de queso. Será divertido y vuestras miradas se cruzarán mejor. Pero recuerda que eso va en gustos y tienes infinitas posibilidades para sorprender o agradar.
• Hay cosas que no deben faltar en una cena romántica que se precie de ello (siempre que a la parejas les guste):
o Puedes recurrir a los cócteles antes o al final de la cena.
o Champán o cava: antes, durante o al final de la cena.
o Chocolate. No dejes a tu pareja con ganas de él, si sabes que le gusta. Tienes muchas recetas de chocolate. Si preparas un postre que no sea de chocolate, acompáñalo de una ricas trufas, o bombones muy especiales, pequeñas chocolatinas..
o Licores. Elige un bueno y artesanal: por ejemplo: licor de cerezas del valle del jerte.

6. Vestirse a para una cena romántica. También la vestimenta tiene que ser especial. No es necesario ponerse smoking y pajarita o de traje largo si se va a estar en casa. Pero si hay que estar lo más guapos posibles. Hay que estar radiantes, relajados y preparados para gustarse uno al otro al máximo.

7. Un ambiente sólo para dos. Móviles apagados; decir a los amigos y amigas que no molesten. Nada de intromisiones e interrupciones. Nada de referencias a terceros. En una cena romántica perfecta sólo hay dos grandes protagonistas.

8. La conversación romántica. Todo lo que hemos dicho carece de importancia si dos personas no crear la chispa y la magia del momento que viven. Si dos personas se gustas o se aman es fácil crear esa chispa. Y los más importante es crearla. Algunos ingredientes de una buena conversación de una cena romántica perfecta:
• Hablar de temas que os interesen y os gusten mucho a ambos. Poner énfasis en aquello que os une. Desterrar problemas y preocupaciones para otro momento.
• Hay que ser divertidos y positivos. Esfuérzate en hacer feliz a tu pareja con aquello que sabes que le gusta durante la cena.
• Habla de cosas románticas que sepas le gustan a tu pareja: películas románticas, novelas románticas, ciudades románticas, viajes románticos, canciones románticas, situaciones y cosas románticas.
• Pero sobre todo hay que pasárselo bien: contando chistes, comiendo con los dedos o rompiendo las copas de champán…
Temas relacionados con cena romántica perfecta:
• Cena romántica
• Cena de nochevieja
• Buenas maneras en la mesa
• Centros de mesa
• Adornos de mesa
• Cómo seducir a una mujer
Cómo hacer reír a una mujer

Friendly Reminder

Las crónicas de Yes ahora en video, de verdad ahora si es un hecho que vienen mis mismas locuras, pero ahora en video, ASÍ QUE PASA LA VOZ.

Te recomiendo leer, en mi blog, obvio: