Debido al éxito y porque el público lo pidió: Sylvia Pasquel retorna al teatro a partir del 7 de julio

0
43

*Propone retomar la vida después de cualquier relación amorosa; no quedarse en el duelo

Debido a su gran éxito, después de 4 años y medio de dar vida a la protagonista de “No seré feliz, pero tengo marido”, de Viviana Gómez Thorpe, la actriz Sylvia Pasquel regresa al Teatro 11 de julio para continuar ofreciendo este monólogo único que sirve de pretexto para reflexionar en torno a temas como el amor, el desamor, la pareja, el matrimonio, el abandono, etcétera.
“Llevo un buen tiempo haciéndola y es tan buena que sigo aprendiendo de ella y, además, sigo viendo el efecto que tiene sobre las personas, parejas, no parejas, novios, solteros, abandonados. Esta pieza tiene mensajes para todas las personas, es la vida de una pareja contada de una manera tan simple y tan sencilla con la que se pueden identificar tan fácilmente, pero que también pueden encontrar a muchas parejas que son sus amigas, que se comportan así en sus matrimonios, eso hace que te sientas completamente empatado.
“Además está la dinámica que yo hago que consiste en romper la cuarta pared y platico con el público y, también, digamos que el yo representar a veces a Jorgito, el marido de mi personaje permite que los señores también se sientan identificados o representados”, dice Pasquel, en relación a las razones por las que No seré feliz pero tengo marido.
A más de un millón de espectadores ha llegado Pasquel, durante el tiempo que ha representado a esta mujer que, justo el día del 25 aniversario de su matrimonio se entera que Jorge, su marido la deja por una edecán joven y bella. “Mira, al final él también tuvo que tomar una decisión difícil y dejar a su familia por emprender una nueva relación y vivimos juntos 25 años, eso no se olvida fácilmente y supongo que algo de cariño me tendrá”, dice la actriz, jugando el papel de Viviana.
Dirigido por Claudia Ríos y producido por Rubén Lara, el monólogo se distingue porque logra poner al público en los límites: “los haces llorar, los haces reflexionar, reírse, se ríen muchísimo y todos esos juegos de emociones me gustan, porque al final soy una actriz a la que le gusta provocar”, dice Pasque.
Pero también le gusta proponer, y por ello, cuenta que además del segundo tratamiento que realizó al guión para aprovechar las escenas divertidas que no habían sido utilizadas, una vez leyó aquél libreto Pasquel y la directora se propusieron dejar en la escena final su toque personal: “se habla del duelo por el que pasan las personas que son abandonadas o las que terminan una relación y se quedan solas, son las que pasan por un duelo y muchas no salen de ese duelo mientras que otras no nada más salen sino que rescatan sus vidas, sus sueños, sus ilusiones y deciden vivir felices. Esa era la lección que queríamos dejar”, señala Pasquel.
El montaje, que regresa al Teatro 11 de julio a partir del 7 de julio promete compartir la receta para un matrimonio no tan feliz como duradero. “Una pareja como la protagonista no podría durar tanto tiempo si no hay, al menos, respeto. Nos casamos muy jóvenes, a tan sólo 6 meses de habernos conocido y con 5 meses de embarazo así que éramos prácticamente 2 desconocidos. Quizá no haya muchas muestras de amor, de flores y cosas así, pero mi marido ha sido un buen hombre, me cuida, me provee casi de todo, bueno es un poco tacañón, pero me ha dado lo que necesito”, dice Pasquel en relación a su personaje Viviana.
Después de su separación, Viviana es una mujer de éxito, es la directora de la revista para la que trabaja, tiene su propia editorial, vive bien, se conserva bien y “me di cuenta que con la primera con la que me debí casar, era conmigo, a la primera que le debí jurar fidelidad era a mí, jurarme amor para toda la vida y se feliz por el resto de todos los días que me queden por vivir”.
Poco antes de iniciar esta temporada Pasquel reflexiona en torno a su cambio de televisora y explica que ella es la misma aquí y allá, que para ella fue únicamente como cambiar de logotipo. “Yo no soy exclusiva de ninguna empresa, me contraté por un proyecto, `Tres familias`, donde me reencontré con gente, conocí a otra y algo muy bonito es que de 3 familias hicimos una, porque nos vemos, convivimos y nos la pasamos muy bien”, señala.

Leave a Reply