DISEÑO DEL MENU

0
598

Cuando nos disponemos a diseñar el menú, debemos tener en cuenta varios aspectos fundamentales: número de invitados, tipo de evento, gustos o costumbres de los invitados, presupuesto y productos regionales que podemos utilizar. Una vez analizados estos elementos también tenemos que contar con: como combinan los platos elegidos entre ellos, época del año en que se celebra el evento, la hora, la secuencia de servicio de los platos y los vinos a servir con los mismos.

Es habitual tratar de agasajar a nuestros invitados con productos nacionales de calidad. Nuestro país, debido a su riqueza gastronómica y gran variedad de vinos nos ofrece muchas posibilidades para la confección de menús muy diversos. Debemos elegir cuidadosamente los productos básicos de nuestros menús, para evitar comidas demasiado ligeras o demasiado pesadas. Las comidas deben ser equilibradas teniendo en cuenta factores tales como tipo de invitados, hora del día y fecha del acto.

Una vez elegido el menú, habrá que elaborar el orden de servicio de los platos. Como reglas básicas debemos tener en cuenta: los platos y sabores más suaves se sirven al principio y los platos de más sabor o más fuertes se sirven después. Por eso, al crear el menú debemos tener en cuenta que los caldos, consomés y pescados van antes que las carnes. Lo mismo ocurre con los vinos, que se sirven primero los más jóvenes y luego los de más cuerpo.
Vamos a clasificar los principales tipos de comidas:

1. Almuerzo.
2. Cena.
3. Cóctel.
4. Brunch.
5. Lunch.
6. Buffet.
7. Otras. (Aperitivos, desayunos de trabajo, etc.).
Tipos de servicio
Mesa informal
Para los cuates, las amigas y los familiares cercanos que no sean más de 6. Para los desayunos, comidas y cenas informales.

Una vez puesto el mantel o los mantelitos individuales continúa acomodado los platos y los cubiertos siguiendo estas sencillas normas:

El tenedor siempre a la izquierda y acompañado de una servilleta de papel, claro que una de tela viste mejor.

El cuchillo siempre a la derecha con el filo apuntando hacia el plato y acompañado de la cuchara ( en caso de que vayas a servir sopa).
El platito para el pan a la izquierda o en una cesta en el centro de la mesa, acornada con una servilleta que convine con el color de tu mantel.

El vaso o copa de vino a la derecha y enfrente del plato.

Si es cena , te recomendamos colocar dos candelabros bonitos con velas. Además de ofrecer un ambiente acogedor, las velas son un buen método para eliminar el humo de los cigarrillos tan clásicos después de comer.
Mesa formal

Para los suegros, gente de trabajo, una cena íntima con tu pareja o un compromiso importante … para una comida o cena formal.

Generalmente se ofrece un menú un poquito más elaborado que en otras ocasiones. Por eso mismo, planea esta comida o cena con anticipación, así tendrás tiempo para cocinar tranquilamente y de buen humor.

Si acompañas tu menú con vino:

No olvides vino tinto para acompañar carnes rojas . Vino blanco frío, de preferencia no muy dulce, para el pescado.

En una cena de éste tipo coloca un mantel blanco o de color crudo y si tiene un poco de encaje o tira bordada, mucho mejor ; harás tu cena elegante a la vista.
Saca los cubiertos más bonitos que tengas y cuida que todas las copas sean de l mismo juego.
Las charolas plateadas con un mantelito blanco se verán elegantísimos.

Te recomendamos revisar las copas y cubiertos antes de ponerlos en la mesa porque a veces tienen manchitas casi transparentes de agua o polvo. Límpialos con un trapo suave y seco.

Si en tu menú ofreces pescado, fruta o mariscos revisa que tengas los cubiertos necesarios.
Los cubiertos que se usan primero se colocan más apartados del plato. Por ejemplo, si lo primero que sirves es un cóctel de frutas deberás colocar el tenedor al extremo derecho. Luego, la cuchara para sopa ( si vas a ofrecerla) y por último el cuchillo siempre con el filo apuntando hacia el plato.

El tenedor para la carne y/o el pescado irá a la izquierda junto a la servilleta en e orden en que serán utilizados.

Generalmente se sirve primero el pescado y luego la carne porque su sabor es más fuerte.
El tenedor y la cuchara del postre ofrécelos después. Así evitarás la confusión de cubiertos a la hora de comer.

Te sugerimos que en este tipo de comidas coloques un platito para el pan a la izquierda del plato de cada persona.

Las copas se colocan enfrente y a la derecha de cada plato comenzando por la copa de agua y luego, la de vino blanco y/o tinto de izquierda a derecha

Leave a Reply