El Buffet

0
514

Muy popularizado por muchos hoteles y restaurantes. Podemos describirlo como un “intermedio” entre la comida y el cóctel. Es una comida con autoservicio “Self-service”.
El propio comensal es quien debe servirse. A diferencia de otro tipo de comidas (como el lunch o el cóctel que se toman de pie) el “buffet” se toma sentado. Una de las ventajas, es que permite una gran libertad a las personas para moverse y sentarse donde lo deseen.
En muchos restaurantes, existe un “buffet” para cada tipo de comida. Especifican desayuno “buffet”, comida “buffet” o cena “buffet”.

El “buffet” cuenta habitualmente con dos módulos principales: uno donde se dispone la comida y los cubiertos, generalmente, y otro donde se colocan las bebidas, la cristalería, la vajilla y las servilletas. En muchos hoteles y restaurantes cuentan con una “isleta” central donde se dispone todo en un solo bloque, y debemos recoger todo (comida, cubiertos, vajilla, etc.) “circulando” alrededor de la misma, eligiendo los platos que deseemos. Nunca se deben llenar los platos demasiado, y es mejor levantarse para repetir del plato que queramos.

El “buffet” puede ser frío, caliente o mixto (platos fríos y calientes). Los alimentos presentados deben ser sencillos de servir y de comer. Seguramente no encontrará en “buffets” caracoles, sopas y platos un poco engorrosos de servir o de transportar. Como característica principal, podemos indicar que aquí se permite servir varios alimentos en un mismo plato. A la hora de servirse, utilice los cubiertos que hay en las bandejas, y no utilice sus propios cubiertos.

Uno de los principales “problemas” que nos solemos encontrar cuando nos vemos en un “buffet” es como movernos. Si las mesas se encuentran pegadas a la pared debemos empezar por la parte izquierda e irnos desplazando hacia la derecha. Por el contrario, si la mesa se encuentra en el centro (la “isleta” comentada anteriormente de muchos hoteles y restaurantes), debemos empezar por la derecha e irnos desplazando hacia la izquierda hasta completar toda la vuelta. Una pista de donde empezar, nos la pueden dar las servilletas y los cubiertos, que suele indicar el punto de comienzo del “buffet”.
LA MESA
Muchos de los acontecimientos sociales (también algunos laborales y familiares) se desarrollan en torno de una mesa. Ésta proyecta la imagen de refinamiento y educación de quien invita, por lo que una buena mesa debe contar con una perfecta organización. “Crear” una buena mesa es un éxito social garantizado. Para “organizar” una mesa correctamente, deberemos contar con todos los componentes adecuados para la misma.

A la hora de organizar un encuentro, en torno a una mesa, debemos contar con otros factores, aparte de los materiales (vajilla, cristalería, mantel…) como son la época del año, el lugar donde lo vamos a hacer (al aire libre, en un lugar cerrado…), la hora a la que se organiza, el tipo de formalidad que vamos a dar al encuentro, etc. Todo este “entorno” es tan importante, como el saber “poner” la mesa de forma correcta.

La mesa, es el centro de reunión perfecto para cualquier ocasión o evento. Lo mismo podemos celebrar un almuerzo o cena que un desayuno de trabajo, una reunión con periodistas, etc. Aunque la mesa tiene sus reglas, aplicarlas no tiene ningún tipo de complicación, ya que se rige por unos principios muy básicos y sencillos.

No obstante, podemos indicar, que las reglas generales que exponemos suelen ser de aplicación universal, salvo excepciones por diversos motivos, como costumbres o tradiciones propias, elementos característicos de una determinada celebración, etc. Iremos tratando de colocar ejemplos de cada uno de ellos.

Leave a Reply