El vestido de novia

0
1610

Medio año antes del día previsto para la boda, es conveniente atender lo que respecta al vestido de novia, comenzado por decidir si este será comprado o mandado a hacer. Sea una opción o la otra lo importante es que este en perfecta armonía con la personalidad de la novia. La forma, el corte, los materiales y los complementos de del atuendo deben reflejar su estilo de vida y la época actual que está viviendo, expresando siempre su feminidad.Cualquiera que sea tu personalidad: Glamorosa, vanguardista, ingenua, sensual o recatada, debes reafirmarla el día de tu boda. Para ello debes elegir el vestido de novia de acuerdo a tu estilo propio:

Novia distinguida Se caracteriza por ser una mujer clásica y refinada. Para ella son ideales los modelos que estén inspirados en los elegantes vestidos de baile del siglo XVIII y ballets rusos que hicieron furor en París.

En esa ocasión tan especial puede lucir dos versiones del mismo vestido: En la ceremonia religiosa uno más recatado con manga larga y cauda, y ya en la fiesta otro con un corsé escotado y sin cauda.

En cuanto al tipo de tela: los brocados, el damasco, el satín y los preciosos encajes, en tonos plata o tornasolados.

Para al velo, es recomendable uno elaborado a mano, largo y prendido en la parte baja de la cabeza y con flores de naranjo.

La novia elegante
Si tu estilo es más bien lo ornamentado y ostentoso, lucirás hermosa con un vestido de varios adornos y lazos, pero ceñido al cuerpo, con pinzas verticales para ajustarse a ésta, realzando también tus caderas y busto. En cuanto a la parte posterior del vestido procura que tenga mayor volumen.

Para la novia recatada
Para la novia con personalidad modesta, piadosa y sumisa, le quedaria perfecto un modelo de cuello alto y manga larga, incluso tus manos pueden quedar cubiertas con la manga o con unos guantes .En cuanto a la falda del vestido, sería ideal la de linea de embudo vertical, por que te hace ver más esbelta.

El velo: prendido sobre un peinado complicado y el ramo, lucirá uno voluminoso pero bien recogido con cintas.

Novia sexy
Para la novia sensual, le quedaría bien un vestido con un corsé ajustado que trazará su cuerpo en forma de “S” y al mismo tiempo realzando el busto, inclinandose por el tul bordado.

Para el velo, puede estar confeccionado de tul de seda con un poco de encaje, dejando que caiga elegante y ligero sobre la espalda.

Vanguardista
Para la futura novia moderna, lucirá bellísima con un estilo natural donde no se intente realzar tanto el busto o la cintura, pero que al mismo tiempo contraste con abundantes adornos (perlas, pedrería, hilos de plata) para romper con la sobriedad. En el velo, le quedará muy bien uno simple pero muy largo.

Novia de Hollywood
Si eres una mujer muy glamorosa, seguro que te verás espectacular con un vestido al estilo de los trajes de noche de las actrices norteamericanas: mangas exuberantes, falda acampanada y cintura estrecha para remarcar tus formas. En cuanto al velo estaría bien uno de nylon.

Novia clásica
Para en quien siempre impera la elegancia en la simplicidad de las formas, un vestido conservador de líneas puras y libres de decorado, será excelente. Para este tipo de vestido es mejor prescindir de las faldas y llevar un velo corto de poliéster y compuesto de varias capas.

Leave a Reply