¿En realidad es dañina la mantequilla?

0
121

• Expertos reconocen que el consumo correcto de derivados lácteos es benéfico para la salud de niños y adultos
• Lyncott elabora productos 100 por ciento naturales, con especial cuidado en la procedencia de sus insumos

Pese a que la mantequilla tiene una larga trayectoria de producción y consumo (posiblemente desde el año 8,000 a.C.), en los últimos años se ha estigmatizado a este alimento, específicamente por su contenido de grasas saturadas y relación con el colesterol alto.
Sin embargo, expertos y nutriólogos señalan que la ingesta de este producto derivado de la leche no está directamente relacionada con problemas cardiacos y, por el contrario, la mantequilla es la opción más saludable para cocinar.
Un estudio realizado por la Universidad de Tufts, en Boston, mencionó que consumir una cucharada (14 gramos) de mantequilla tiene un pequeño impacto positivo en la salud de las personas e incluso disminuye la mortalidad general; además, no tiene una relación significativa con las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares.
Dariush Mozaffarian, director de esta investigación publicada en la revista “Plos One”, indica que los resultados sugieren que la mantequilla no debería ni ser “demonizada”, ni considerada un “retroceso” en el camino hacia un buen estado de salud.
De acuerdo con la Sagarpa, en 2015 los mexicanos consumieron 227 mil toneladas de mantequilla, superando a Brasil y Argentina, donde se usaron 90 mil y 41 mil toneladas, respectivamente. Este dato viene a demostrar que este alimento permanece fuertemente en las cocinas del país.
Pero, ¿realmente la mantequilla es dañina? En opinión del nutriólogo Rafael Cornes, coordinador del programa “Más leche, más salud” de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale), el consumo de productos lácteos mejora sustancialmente la calidad de vida de las personas, desde la infancia hasta la vejez.
“Los lípidos que se encuentran en la leche y sus derivados, como el yogurt, el queso o la mantequilla, corresponden, por su composición, a los lípidos más complejos que se conocen y tienen un importante rol tanto en los alimentos como en el organismo”, destaca el especialista en un documento publicado recientemente bajo el título “Grasa láctea, un nutriente diferente”.
Por su parte, el ingeniero Sergio Calvo, jefe de Calidad en Lyncott, empresa mexicana dedicada a la elaboración de productos lácteos, asegura que lo que realmente daña a la salud es el abuso en el consumo de grasas.
“La mantequilla es un alimento completamente natural, y específicamente nuestra mantequilla no lleva procesos adicionales, es crema 100 por ciento de vaca y es únicamente adicionada con ácido cítrico; esto la hace más natural y con mejor sabor”, indica el experto.
La mantequilla de Lyncott es elaborada con crema de leche de vacas, y la empresa trabaja con establos que llevan un control estricto en la limpieza del lugar, el bienestar de los animales y su alimentación para obtener el ingrediente principal de la mantequilla: la leche.

Industrias Cor S.A. de C.V., conocida coloquialmente por su marca Lyncott, es una empresa 100% mexicana con 77 años en la industria de los derivados de lácteos. A lo largo de su existencia, la compañía se ha caracterizado por la innovación dentro de sus productos, y hoy es líder en ventas en crema para café, el queso cottage y la crema para batir.
La compañía aporta a la economía del país 1,000 empleos directos y más de 5,000 indirectos, divididos entre la cadena de proveedores que van desde ranchos lecheros, hasta fabricantes de envases, etiquetas y todo lo que conlleva la fabricación de los productos Lyncott. Asimismo, cuenta con dos plantas de producción en Querétaro y 17 CEDIS (centros de distribución) en la República Mexicana.

Leave a Reply