EL ENCANTO DE LOS VINOS ROSADOS

0
162

Los vinos rosados son un aliado ideal para muchas de nuestras comidas cotidianas, ya que podemos servirlos como aperitivo o bien, acompañar comida con ellos. En los vinos rosados podemos encontrar la frescura de los blancos y la estructura de los tintos, una armonía perfecta.
La Compañía Vinícola del Norte de España, CVNE, una de las vinícolas con mayor historia y tradición en la Rioja, trae a México su Cune Rosado.
Con un color fresa muy vivo, de nariz intensa, destacan las sensaciones golosas que recuerdan a los palotes de fresa. Buen equilibrio de fruta roja con matices florales. En boca es sabroso, amplio, con carácter frutal y una buena acidez que le da frescura y persistencia. Un vino muy versátil para acompañar aperitivos, entremeses, pastas, legumbres, pescado azul y carnes ligeras. Temperatura de servicio recomendada 8-10 grados.
Acerca de su proceso de elaboración, la vendimia de uvas tempranillo es manual, esto se encuba en un depósito de acero inoxidable donde aplicando bajas temperaturas se evita inicialmente la fermentación. El mosto ya con tono rosado es sangrado entre las 24 y 48 horas siguientes al encubado, cuando determinamos que el color es el adecuado. La fermentación se desarrolla sin la fase sólida de hollejos y pepitas, con una temperatura controlada entre los 16 grados y 18 grados para mantener los aromas y la fruta que caracterizan a este vino.

Gracias a su carácter ambivalente, los vinos rosados son perfectos compañeros en la mesa. Vienen perfecto con ensaladas, quesos frescos y semi madurados, fiambres, carpaccios y hasta con sopas. También los podemos empatar con platos principales más complejos.
Además de ser un excelente acompañante en la mesa, el vino rosado es un gran compañero en reuniones, fiestas y celebraciones. No importa la ocasión, un vino rosado siempre será buena elección.

Leave a Reply