Festín de Rioja y tacos mexicanos

0
110

Por Alejandro García Blanco
La Hacienda de Los Morales fue la sede de un ejercicio enogastronómico singular y placentero para los sentidos. La Denominación de Origen Calificada Rioja preparó todo un festín de tacos de diversos estilos, poniendo en la mesa y en las copas de los invitados la posibilidad de encontrar una armonía con los vinos de la DOCa Rioja a su libre albedrío.

Los sommeliers educadores de Rioja, Pilar Meré, Claudia Ibarra y Marcos Flores, abrieron el festín dirigiendo unas palabras a los asistentes. Pilar Meré invitó a todos a crear sus maridajes respetando la pauta y estilo de cada taco, el gusto de cada persona es subjetivo y por lo tanto único. La sommelier Claudia Ibarra expresó que lo importante de experimentar es crear un gusto propio donde se mariden perfectamente los alimentos con el vino. Por último, el sommelier Marcos Flores expresó que más allá de las cualidades en la identidad de los vinos de Rioja, lo más importante es el encuentro en nuestro paladar de ellos con los platillos.

Los educadores de Rioja prepararon una serie de opciones o sugerencias de estilos de vinos tintos, blancos y rosados, y por supuesto con la presencia de las cuatro categorías de los vinos de Rioja: Garantía de Origen, Crianza, Reserva y Gran Reserva; una maravillosa gama de vinos para acompañar tacos al pastor, de camarón, barbacoa, suadero, chilorio, carnitas, canasta y los de villamelón. Cada vino contenía la razón de su propuesta; que si el platillo tenía mucha grasa pues habría que buscar un vino con la estructura tánica suficiente para que cada mordida y sorbo tuvieran un encuentro agradable en el paladar, que si la acidez y frescura del vino acompañarían los tacos de camarón y ayudarían un poco a soportar la calidez de la temperatura ambiente. El descubrimiento de los vinos rosados que maridaron muy bien con los tacos al pastor, por supuesto con piña, fue la plática en la mesa de todos los comensales. La experiencia dio un giro cuando los tacos se bañaron con salsas de espectaculares colores e intensidades en el sabor, elaboradas con chiles picosos, ahumados, rojos, verdes, salsas untuosas como el guacamole, cambiando radicalmente la propuesta de maridaje; el toque que las salsas daban al conjunto resultó un factor más en la elección de la mejor armonía, generando sorpresas en el paladar.

La gastronomía nacional es rica en ingredientes y en estilos; los adobos, condimentos y las salsas también participan en los maridajes. El ejercicio confirmó que la armonía de la gastronomía típica mexicana y los vinos de la DOCa Rioja es una experiencia personal, sorpresiva y placentera que deja en el paladar retos con final feliz. Aventúrese a tener esta experiencia.

Leave a Reply