Horacio Villalobos a la altura de Jim Parsons, se deja poseer en Un Acto de Dios

0
52

• Horacio Villalobos realiza en la obra *Un acto de Dios”, el mismo personaje que en Broadway hiciera el ganador de cuatro premios Emmy, Jim Parsons.
• Después de una exitosa temporada en la Ciudad de México, la puesta en escena llega a Guadalajara este viernes 18 de mayo con dos funciones.
• Una obra que haciendo uso del humor negro presenta la necesidad de recibir 10 nuevos mandamientos para que la humanidad deje de hacerse preguntas sin sentido.

Reclamos, quejas, peticiones, favores son a todo lo que Dios se ha enfrentado con los humanos, por tal motivo ha decidido bajar de los cielos, manifestarse en la tierra tapatía y e instaurar 10 nuevos mandamientos teniendo como marco el escenario del Teatro Galerías.
Los caminos de Dios son misteriosos y Horacio Villalobos será quién dará vida a este ser divino en una divertida, cómica, acida e inquietante puesta en escena. Dios decide utilizar a Horacio Villalobos como instrumento de comunicación para dar a conocer 10 nuevos mandamientos, ya que los primeros no han generado todas las acciones positivas que se requieren y espera que, mediante una conversación muy directa, el humano entienda qué es lo que Dios espera de la humanidad.
A medida que responde a las dudas existenciales de los humanos y resuelve los misterios de la creación, es cuando nos vamos dando cuenta, que, si él hizo al hombre a su imagen y semejanza, ésa es quizás la clave del por qué muchas de sus historias lo ubican como un ser de moralidad y comportamiento cuestionable.
Política, espectáculo, deportes y religión son algunos de los temas de los cuales platica Dios ayudado de dos arcángeles. “Cualquier persona religiosa puede venir a ver Un Acto de Dios, la obra no es sacrílega, por el contrario, van a encontrar una visión muy particular y humana de lo que es Dios” dijo Horacio Villalobos en su reciente visita de promoción a Guadalajara.
Villalobos encuentra en el texto de Javerbaum un idioma como si fuera de él mismo, no tiene complicación alguna para expresarse, y confirma que para interpretar este papel se necesita una persona con las cualidades de actuación, canto, baile e improvisación que sólo actores de la talla de Jim Parsons (quién dio vida al personaje en la misma obra montada en Broadway). El conductor de Farándula 40 puede no tener un rango actoral extenso; sin embargo, en esta puesta nos entrega una interpretación detallada, franca y sumamente divertida, un claro ejemplo de que cuando un actor decide confiar en su director, los resultados pueden ser fascinantes.
Adicionalmente, la escenografía e iluminación de Sergio Villegas logran transportar a la audiencia a un punto celestial y pacífico, ideal para darle un giro de 360º con la acidez de la trama que se desencadena en cada escena.
Un Acto de Dios es una puesta original de David Javerbaum, cuenta con la dirección de Pilar Boliver y las actuaciones no sólo de Horacio Villalobos, sino también de Juan Ugarte y Aldo Gallardo. Es una obra de gran calidad, que está cocinada bajo la sazón cómica correcta, una auténtica oportunidad para reflexionar sobre aquello que le confiamos a seres invisibles y que quizás deberíamos accionar desde nosotros. Negarse a escuchar la palabra de Dios, sería totalmente un error. Perversa, divertida e irreverente.

Leave a Reply