Italia crece en México

0
707

En Conferencia de Prensa llevada a cabo el día de hoy en la residencia personal del Excelentísimo Embajador de Italia en México, Roberto Spinelli, se informó sobre la creciente presencia de empresas italianas en el país, así como de la entrega de cuatro galardones que reconocen a empresarios italianos comprometidos con el fortalecimiento comercial entre ambos países.

El Excelentísimo Embajador Spinelli hizo un recuento de la creciente participación de Italia en México: 1) La importante inversión realizada por TAMSA en Veracruz, donde casi se duplicó la planta ; 2) El comienzo de la producción del “500” por parte de FIAT en la planta de Toluca, así como la creciente exportación del “Freemont” hacia Europa; 3) La inversión realizada por Pirelli en una planta en Silao, Gto., que comenzará su producción a comienzos del próximo año; 4) La venta de 4 aviones de transporte militar C-27J por parte de Alenia (Grupo Finmeccanica) a la SEDENA y 5) El desarrollo de un parque eólico en Oaxaca por parte de ENEL Green Power.

Por otro lado, señaló el diplomático, las exportaciones italianas están regresando a los niveles récord anteriores a la crisis. Además, se registra con satisfacción el crecimiento de las exportaciones mexicanas hacia Italia, impulsadas en particular por los embarques de trigo duro mexicano para hacer pastas y los coches que FIAT produce en México.

Por su parte, Marco Canizzo, Presidente de la Cámara de Comercio Italiana en México, comentó que no sólo las grandes empresas italianas invierten en México, sino también las PYMES italianas -mismas que constituyen el 99% de las empresas del país y que son la base del tejido industrial de Italia- están creciendo industrial y comercialmente.

En cuanto a las actividades comerciales, el Presidente Cannizzo señaló que es suficiente caminar por la Avenida Mazaryk de la Ciudad de México para darse cuenta del gran número de marcas italianas que allí han abierto sus tiendas-ancla: Kartell, Zegna, Ferragamo, Bulgari, Frette, Diesel, Natuzzi, MaxMara, Intimissimi, Corneliani, Pal Zileri, Vespa Piaggio, Brioni, por mencionar algunas.

A su vez, el Presidente Cannizzo dio a conocer algunos resultados de la primera encuesta realizada entre los inversionistas italianos en el país. La encuesta, realizada en colaboración con la Embajada de Italia en México, recibió respuesta por parte de 40 empresarios italianos radicados en el país, de distintos giros y tamaños de empresas.

El objetivo de la encuesta fue el de conocer el grado de satisfacción de los empresarios en México, así como las posibles oportunidades que brinda el país para hacer negocios. Entre los resultados de la encuesta, añadió Canizzo, destacan los siguientes datos:

La evaluación general sobre México es de 7.6 sobre 10. Subrayan el tamaño del mercado, las perspectivas de expansión del mismo y la facilidad para producir.
El 60% de los encuestados piensa que su inversión crecerá en futuro, el 30% que se mantendrá estable y el 10% que decrecerá
El 63% de los encuestados recomendaría mucho invertir en México; el 25% recomendaría “algo” una inversión en el país

Además, el Directivo aprovechó la oportunidad para dar a conocer que en la Tercera Edición del Premio Italia-México, los premios fueron otorgados a cuatro empresarios que tuvieron recientemente una trayectoria destacada en México, según cuatro rubros: Pequeño Empresario, Empresario Mediano-Grande, Premio a la Trayectoria y Premio de Honor.

Canizzo comunicó que los ganadores fueron:

Francesco Brocchi en la categoría Pequeño Empresario, quien recibe la distinción porque desde su llegada a México en 1999, ha creado un grupo de empresas activas en diferentes sectores: artes gráficas, publicidad, venta de materia prima textil y producción de hornos para restaurantes y hogares. Su grupo cuenta hoy con más de 200 empleados y sigue con más proyectos de crecimiento.

Franco Bonfanti, galardonado en la categoría Empresario Mediano-Grande, en 2002, funda la empresa GDI, Grupo Desarrollo Infraestructura, dedicada a trabajos de infraestructura en los sectores Telecomunicaciones, Oil and Gas y Minería. Hoy, tan sólo nueve años después de su fundación, la empresa cuenta con 800 colaboradores y un notable volumen de facturación. Ha realizado importantes proyectos y participa actualmente en trabajos de infraestructura en varias partes de la República.

Ferruccio Tinghi, en la categoría Premio a la Trayectoria, llegó a México por primera vez en 1973, como Director General de las empresas del grupo GFT: Rivetex, Grupo Industrial Interamericano, High Life, liderando el crecimiento de estas empresas en el País. Lanza la primera boutique de MaxMara en 1992. Actualmente su empresa maneja 11 boutiques en gestión directa y controla 45 corners en tiendas departamentales. Es una figura de gran reconocimiento en el mundo de la moda en México, abarcando durantes casi 40 años todos los principales aspectos de esta industria: producción, licencias y comercialización. Su trabajo ha ayudado a crear las condiciones para que otras empresas de la moda italiana pudieran entrar a este mercado, contribuyendo al gran éxito hoy en día del Made in Italy en México.

El premio de honor corresponde a don Frank Devlyn un hombre que creció entre la frontera de Ciudad Juárez, Chihuahua y El Paso, Texas. Mientras trabajaba en la pequeña óptica de la familia en Ciudad Juárez, Chihuahua. A la edad de 22 años, y debido a la muerte de su padre, Frank se convirtió en la “cabeza” del entonces pequeño negocio óptico familiar. A través del trabajo arduo y con la ayuda de su señora madre y sus hermanos, Frank logró hacer crecer el negocio familiar hasta convertirlo en una de las cadenas ópticas más grandes a nivel internacional, contando actualmente con ópticas en México, Guatemala, El Salvador y recientemente en los E.U.A. Es actualmente Presidente Ejecutivo y CEO de Grupo Devlyn. Ha recibido diversas distinciones a nivel nacional e internacional, destacando entre ellas la Medalla de Honor al Mérito Empresarial y fue Presidente de Rotary International en el periodo 2000-2001.

Leave a Reply