LA FABULOSA AVENTURA DE SHARPAY

may 23, 2011 by

NOTAS DE PRODUCCIÓN

En 2006, Disney Channel lanzó High School Musical, una poderosa franquicia que sacudió al mundo con una juvenil exuberancia. Las deslumbrantes canciones de la película y sus números musicales, así como sus atractivos personajes, la convirtieron en un éxito abrumador que generó millones de apasionados seguidores en todo el mundo. Con excelentes ventas de sus ediciones en DVD y Blu-ray, la producción de dos secuelas y una gira internacional de conciertos que tuvo lugar después del primer estreno, la franquicia lució a sus multi-talentosas estrellas, entre ellas Zac Efron, Vanessa Hudgens y la diva preferida por todos, Ashley Tisdale, en el rol de Sharpay Evans. Teniendo esto en cuenta, resultaba muy apropiado que el personaje de Sharpay, quien cree que todo lo puede, recibiera un ascenso a las grandes ligas en La fabulosa aventura de Sharpay, la primera película derivada de High School Musical.

Ambientada en el enérgico y arriesgado mundo de los musicales de teatro, La fabulosa aventura de Sharpay muda la acción a la ciudad de Nueva York, donde la aspirante a estrella aborda su gran sueño de triunfar en Broadway. “Sharpay realmente lucha por lo que quiere en la vida”, dice Tisdale. “Ella es un poco malcriada y cree que siempre podrá alcanzar lo que se proponga. Pero la vida no funciona de esa manera; hay que trabajar muy duro. Entonces le llega el momento de crecer y de darse cuenta de que va a haber algunos baches en el camino”.

Desafiando un popular refrán en Estados Unidos que señala ‘si no está roto, no lo arregles’, los productores vislumbraron el escenario y la historia de este nuevo film como una oportunidad para recrear y jugar un poco con su exitoso formato. “La mayor decisión que tomamos fue la de hacer de ésta una ‘película con música’, en lugar de un ‘musical’ como eran los films anteriores”, comenta Bill Borden. “Nosotros iniciamos algo especial, que recorrió el mundo; así que esto era una gran apuesta. Definitivamente, hicimos una película emparentada con la tradición de High School Musical y con el mismo personaje, pero la música está mucho más integrada con la historia que aborda”.

Tisdale explica: “No es un musical en el sentido de que comienza una canción y todos nos ponemos a cantar acerca de lo que está ocurriendo. Los temas musicales son más armoniosos respecto de la historia. Por ejemplo, durante el film, yo me presento a una audición y entonces canto una canción que tengo preparada. Fue muy divertido hacer temas realmente cool y muy diferentes de lo que había hecho antes. Son canciones más teatrales que en las películas de High School Musical pero, de todas maneras, Sharpay siempre hizo los números musicales más extravagantes”.

Tal como su personaje, Tisdale también está creciendo e incorporando nuevas responsabilidades. En este caso, la estrella suma tareas de producción. “Hace mucho tiempo que quería producir”, cuenta. “Para ello fundé mi propia compañía, Blondie Girl Productions. La producción requiere mirar el proyecto con cierta distancia, para poder verlo en su totalidad. Pero, a la vez, interpretar el papel principal me volvía a poner tan cerca que, a veces, era difícil mirarlo desde ambas perspectivas. En algunos momentos me ponía en el rol de productora; luego volvía a mi papel de diva, porque cuando estoy en el ‘modo Sharpay’ me convierto un poquito en una diva”.

La producción resultó ser prácticamente un don innato para la actriz. “Había un montón de presión y de locura, pero debo admitir que aprendí mucho”, cuenta. “De todas formas, yo siempre pienso en todos los elementos de un film. Pienso en el vestuario, el peinado, el maquillaje. Tengo una visión de todo eso”.

Así como Tisdale y Sharpay van madurando junto con su audiencia, la franquicia también evoluciona. Cuando el veterano director Michael Lembeck acordó dirigir el film, sabía muy bien el legado que estaba aceptando continuar y se sintió ansioso de poder llevar el film hacia otro nivel. “Bill Borden y Barry Rosenbush, quienes crearon la franquicia, estaban muy entusiasmados de hacer crecer un poquito a Sharpay y de ponerla en acción en un nuevo entorno”, comenta Lembeck. “Yo también tenía algunas ideas acerca de cómo hacer el guión un poco más dramático y emotivo. Así que ellos arrojaron los dados y me dejaron hacer algo más creativo y poco convencional comparado con las otras películas. Hemos tomado el espíritu y la energía de los tres primeros films, y a eso le agregamos una narración más profunda, sin comprometer los valores cómicos y musicales que debe tener el entretenimiento”.

Jonathan Hackett, un veterano productor de Disney residente en Toronto, Canadá, también se sumó al equipo. “He sido siempre un gran fan de la saga High School Musical”, asegura, “y este proyecto es una extensión natural de la franquicia. El film tiene esa genial onda neoyorquina combinada con el entusiasmo que fue clave en High School Musical. Sharpay siempre fue mi personaje favorito y pienso que a los fanáticos les encantará esta película. No hay ni un solo momento sin una dosis bien completa de Sharpay”.

Para el productor, el fenómeno High School Musical se prolongará en el tiempo. “Creo que la franquicia es tan exitosa porque contiene una mirada muy positiva de la vida”, dice. “Es optimista y divertida, tiene ese toque de fantasía que permite evadirse y que despierta diferentes sensaciones. Cuando miras estas películas siempre te sientes bien al final. Son atemporales. En cinco años nos parecerán igual de actuales. Otros han imitado la fórmula pero ninguno lo ha hecho tan exitosamente. No creo que hoy tuviéramos Glee en la televisión de no haber existido esta franquicia. Realmente capturó el espíritu de una era”.

Aunque no está muy seguro de cuáles son los motivos para lograr el amplio atractivo de una franquicia, Lembeck está encantado con que haya ocurrido. “Alcanzar el éxito es algo incierto y muy difícil, siempre. No sé por qué esto ha funcionado y otras cosas no. Pero la conclusión es que a la audiencia le importa quién está en la pantalla. El inconsciente colectivo dice ‘te elegimos a ti’. Es maravilloso cuando eso pasa”.

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>