Las Manías de mi gato

0
430

Muchas veces al ver a nuestro gato correr a altas horas de la madrugada, beber de un grifo goteando o oírle rechinar sus dientes al lado de una ventana, hemos pensado que nuestra mascota no estaba bien de la cabeza. Esto sucede porque le observamos desde nuestro punto de vista, pasando por alto su instinto. El Dr. John Wright, especialista en comportamiento animal, afirma que “cuando los felinos actúan de modo extraño, es porque perciben estímulos que nosotros no podemos oír, ni ver”.1. Mueve las patitas contra tu tripa y babea
Cuando un gato apoya sus patas en el estómago de una persona y las mueve rítmicamente, está amasando. Este comportamiento es muy común en los primeros meses de vida, puesto que las crías amasan las tetillas de su madre para que baje la leche. Este acto queda grabado en algunos gatos, que de adultos lo siguen haciendo a sus dueños, normalmente en la tripa o en las piernas.

2. Frota su cabeza contra ti
Si tu gato adopta esta conducta, simplemente trata de decirte que tú perteneces a su territorio, es decir, que te acepta como parte de su vida. Esto indica que nuestra mascota está muy contenta y a gusto, por lo que es un privilegio que adopte este comportamiento con nosotros.

3. Toman agua de un grifo que gotea
Esta forma de beber es muy común, e incluso algunos animales sólo toleran beber agua de este modo. Andrea Dorn, investigadora de la Universidad de Iowa, dice que “posiblemente lo hagan porque el agua es más fresca y porque pueden considerar un reto abrir el grifo”.

4. Tapar el plato de comida
Es una de las actuaciones más peculiares que puede tener tu gato y sólo ocurre cuando tienes un animal con un paladar muy exquisito, puesto que el gesto de tapar el cuenco de la comida significa que ésta no es de su agrado.

5. Juega con un ratón muerto
Lógicamente, esta conducta sólo la presentan los gatos que viven en el campo o salen a la calle. El jugar con una animal muerto, forma parte de su instinto como antiguo cazador y depredador. Nicholas Dodman, etólogo, comenta que “seguir jugando con la presa una vez muerta nos revela que a nuestro gato le encanta cazar y que no quiere que la diversión acabe tan pronto”.

6. Se muerde a si mismo
Esta conducta es muy importante vigilarla, puesto que es un indicativo de que nuestro gato está molesto por algo o está desarrollando alguna enfermedad cutánea, tal como hongos o dermatitis. Lo normal es que se muerda o arañe para aliviar un dolor o picor. Si la conducta se reiterará en el tiempo, deberíamos acudir al veterinario.

7. Hace sonidos con sus dientes cuando ve pájaros
El gato doméstico aún conserva un fuerte instinto, por lo que si presenta este comportamiento simplemente significa que está observando los movimientos de su presa. Es decir, hay que extremar las precauciones si nuestro felino adopta este comportamiento ante un pájaro o animal pequeño que viva en casa y esté a su alcance.

8. Saca arena del arenero
Esta manía puede resultar molesta y poco higiénica, pero sólo significa que a nuestro gato le gusta escarbar en su caja de arena. Para corregirlo podemos recurrir a rociarle con un poco de agua cada vez que le veamos hacerlo o decirle un no rotundo.

9. Juega con el inodoro
Esta conducta, según los expertos puede tener dos significados. Algunos etólogos afirman que el gato se sube al inodoro para intentar pescar, debido al movimiento que hace con sus patas. Otros apuestan por respuestas más sencillas, señalando que los animales sienten curiosidad por los reflejos de la luz en el agua.

10. Te lame
Felicidades, realmente has conseguido crear un vínculo muy fuerte con tu mascota, puesto que te está limpiando o aseando. Esta conducta no suele ser muy frecuente, ya que lo felinos sólo asean si hay lazos muy estrechos, como entre madre e hijos o entre hermanos de la misma camada.

Leave a Reply