Los mitos del consumo de gasolina y cómo revisar su rendimiento

0
99

¿El aire acondicionado gasta combustible? ¿Llenar mis llantas con más aire hará que rinda más? Conoce lo que hay detrás de estas prácticas y si en verdad mejoran tu consumo

Debido a los recientes cambios en los precios, así como el tráfico en las grandes ciudades, la gasolina suele ser uno de los mayores dolores de cabeza para los mexicanos. Por ello, los automovilistas buscan constantemente alternativas para el rendimiento del combustible, lo que trae consigo una serie de mitos alrededor de cómo mejorar el consumo.

Con la intención de crear conductores más informados y conscientes de lo que sucede con su automóvil, Engie, la solución de mantenimiento para el automóvil que los ayuda a tomar el control de sus vehículos, comparte lo cierto y falso de las prácticas más comunes para cuidar la gasolina.

1.- Poner aire extra en las llantas resulta en mayor kilometraje: Falso.
De acuerdo con expertos, puedes mejorar el rendimiento de combustible entre 0.6% y 3% cuando tus llantas tienen la presión adecuada. Cuando a éstas les falta aire, su eficiencia se reduce hasta 0.2% por cada libra por pulgada cuadrada (psi); llantas con exceso de aire presentan el mismo problema, además de que hacen más probable que se desgasten irregular y prematuramente.

2.- Mezclar tipos de gasolina mejora la eficiencia: Falso.
Según un reporte de Brújula de compra, publicación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), cada motor está diseñado para utilizar un combustible con cierto número de octanos. Es decir, que el tipo de gasolina sólo atiende al tipo de motor (ya sea regular o turbocargado, por ejemplo). En ese sentido, si tienes un automóvil sedán, aunque utilices gasolina Premium no verás una diferencia con respecto a la potencia o el consumo.

3.- El aire acondicionado consume gasolina: Cierto.
El sistema de aire se alimenta a través del motor, es decir, que sí existe un impacto en el consumo. La Comisión Nacional para el Ahorro de Energía (Conae) indica que el uso inmoderado del aire acondicionado produce un gasto de hasta 10% más combustible. Sin embargo, algunos fabricantes han comenzado a optar por incluir sistema eléctricos para su operación.

4.- Conducir rápido y acelerar rápido afecta el rendimiento: Cierto.
Estimaciones de la Conae indican que un automóvil que circula a 110 km/h consume alrededor de 20% más combustible que si viajara a 90 km/h, además de que acelerar rápidamente produce un gasto de hasta 50% más combustible en comparación de una aceleración gradual.

5.- Cargar gasolina en la mañana es mejor para evitar que el calor la evapore. Falso.
Esta idea surge por una razón real: la gasolina es un líquido con buenas cualidades de combustión, por lo que la temperatura es un factor importante. Sin embargo, las gasolineras suelen almacenar su combustible bajo tierra, además de que los tanques están compuestos con materiales que la aíslan de las variaciones. En ese sentido, el líquido se verá afectado muy mínimamente como para que notes una diferencia.

Con esto en mente, los expertos de Engie aseguran que la mejor práctica para tener un mejor rendimiento de gasolina es saber exactamente cómo la consumes y cuánto requiere tu automóvil. Para ello, es vital llevar un registro continuo de la duración, la distancia y el costo cada vez que llenas el tanque, según explica Gal Aharon, CMO de Engie.

“Soluciones como Engie te facilitan tener estos datos en tiempo real, con el fin de hacer un comparativo entre cada viaje y estación de gas. De esta forma, puedes tener un mayor control sobre tu inversión en combustible e identificar si hay fluctuaciones de rendimiento que te indiquen que algo no está en orden”, concluyó.

Leave a Reply