Mejora tu fertilidad

0
332

Aumenta tus probabilidades de concebir un bebé, con algunos cambios en tu estilo de vida, que pueden ayudarteAlgunas de las causas de la infertilidad son: el aumento de la edad de la mujer al querer quedar embarazada, el estrés, la contaminación ambiental y el consumo de sustancias tóxicas. ¿Buscas un bebé y quieres aumentar tus posibilidades de concebirlo? Algunos cambios muy sencillos de estilo de vida pueden ser de gran ayuda para mejorar tus probabilidades de embarazo.

TODO POR UN BEBÉ

Si tú y tu pareja desean concebir un hijo, seguramente han recibido de amigos o familiares una serie de consejos para mejorar la fertilidad, pero sin una base científica sólida. Sin embargo, algunos cambios de estilo de vida, muy fáciles de aplicar, pueden ser de ayuda:

Averigua tu fecha de ovulación. Hay mayores probabilidades de embarazarte justo antes y después del día de tu ovulación. Si quieres determinar esos días en tu ciclo, que son el mejor momento para tener sexo con tu pareja, puedes conseguirlo con un sencillo cálculo. Por ejemplo, si tu ciclo dura 28 días, tu ovulación es el 14° día, es decir, a la mitad. Si tu primer día de regla ha sido el 3 de junio, tu probable fecha de ovulación es el 16 de junio. Sin embargo, si tu ciclo menstrual es mayor de 35 días, menor de 21 días o eres irregular, los cálculos pueden ser inexactos, así que debes consultar con tu ginecólogo.

Come mejor. El 12% de los casos de infertilidad son resultado de mujeres que pesan demasiado o muy poco. Tener una buena alimentación puede mejorar tus probabilidades de concebir. Come más fruta fresca y verduras, lo cual te hará consumir menos calorías y le aportará nutrientes necesarios a tu cuerpo. Elimina el alcohol por completo, porque puede tener efectos nocivos en la concepción y dañar al feto. Las dietas demasiado estrictas pueden perjudicar tus probabilidades de concebir, así como los trastornos de la alimentación como anorexia, bulimia o comer compulsivo.

Relájate un poco. La relajación es importante para tu salud y podría ayudarte a concebir. Algunas mujeres aseguran que quedaron embarazadas justo después de aprender a relajarse. Aunque no hay evidencias de que la relajación ayude a la concepción, aprender a relajarte te servirá para manejar mejor el estrés y la ansiedad que puedes sentir por la fertilidad. Para empezar, practica una actividad como el yoga, el tai chi o la meditación; aprende con un entrenador personal, con un libro o en Internet. Haz técnicas respiratorias o relajaciones musculares, contrayendo progresivamente un músculo y luego relajándolo; comienza por los dedos de los pies y ve subiendo hasta la cabeza.

Mejora tu condición física. Está comprobado que el ejercicio moderado puede ayudar a concebir, porque reduce la grasa corporal, la cual está relacionada con las hormonas y la fertilidad. Debido a que el 30% del estrógeno viene de las células adiposas, si hay grasa en exceso o hay demasiado poca, puede alterar tu equilibrio hormonal, disminuyendo tus probabilidades de concebir. Si no haces ejercicio regularmente, comienza con alguna actividad física diaria. Con 30 minutos al día, cinco días por semana, podrás hacer una diferencia en tus niveles de grasa. Pero no exageres demasiado, porque el ejercicio excesivo también puede afectar tu fertilidad. Los ejercicios ideales son los de bajo impacto, como salir a caminar.

Prueba posiciones sexuales. Hay ciertas posiciones sexuales que pueden ayudarte a concebir. Para quedar embarazada, los espermatozoides deben ser depositados lo más cerca posible de tu cuello uterino. Así que evita tener sexo en posiciones en contra de la gravedad (de pie o sentada sobre tu pareja). También debes evitar que los espermatozoides escurran hacia afuera de tu vagina; dales suficiente tiempo para que viajen hasta el cuello uterino, y eleva tu cadera con un par de almohadas por un rato. Las posiciones que te dan más probabilidades de que haya fecundación son:

* El misionero: Con el hombre arriba permites una penetración más profunda.
* Por detrás: Esta penetración es eficaz en mujeres con el útero inclinado.
* Acostados: Estando uno junto al otro se expone más el cuello uterino a los espermatozoides.

Hay estudios que indican que el orgasmo femenino también es importante para lograr la concepción, porque las contracciones que lo acompañan pueden ayudar a llevar a los espermatozoides más cerca del cuello del útero.

Leave a Reply