Mitos y realidades de las papas de Estados Unidos

0
106

MC. Esther Schiffman Selechnik, nutrióloga

Me parece que es momento de evitar que ciertos mitos acerca de alimentos valiosos para la salud continúen divulgándose, por lo que como profesional de la salud considero responsable revisar aquellas creencias que pasan de boca en boca y entender si sólo son mitos o realmente tienen evidencia científica de sustento. En esta ocasión me encantó revisar algunos mitos que existen alrededor de las deliciosas papas.

Mito. Hay que eliminar a la papa de la dieta diaria porque engorda

Realidad. La papa es un tubérculo que forma parte del grupo de los cereales en “El Plato del Bien Comer” por lo que es un alimento que puede ser parte de una dieta correcta si se combina con alimentos de los otros dos grupos (verduras y frutas – productos de origen animal – leguminosas) . Los alimentos de estos tres grupos deben aparecer en cada tiempo de comida para brindar al organismo toda la energía y sustancias requeridas para las actividades que realiza y deben preferirse aquellos ricos en fibra y en otros nutrimentos deficientes en la dieta de los mexicanos1 . Una papa mediana con cáscara es uno de estos alimentos a preferir debido a su alto contenido de fibra (8% de la Ingestión Diaria Recomendada – IDR), vitamina C (45% de la IDR), vitamina B6 (10% de la IDR), magnesio (6% de la IDR) y potasio (18% de la IDR) . Lo mejor de todo es que esta papa de 148g con cáscara brinda 110 calorías de energía de las 2000 que un adulto promedio necesita para estar saludable por lo que en términos de densidad energética se clasifica como un alimento de bajo aporte energético cuando se prepara de la manera correcta1, y además al ser rica en almidón resistente a la digestión brinda saciedad, logrando disminuir el consumo de otros alimentos menos saludables en otros momentos del día y seguir una dieta (plan de alimentación) con más facilidad y con menos ansiedad al consumir un alimento delicioso que por si fuera poco combina con todo y es muy versátil en la cocina.

Mito. Todos los nutrimentos de las papas se encuentran en la cáscara

Realidad. La fibra y algunos antioxidantes muy potentes se encuentran mayormente en la cáscara de la papa, por lo que si comemos una papa sin cáscara nos estaríamos perdiendo de ellos pero seguiríamos beneficiándonos de su excelente aporte de vitamina C, vitamina B6, potasio, magnesio y otros nutrimentos que están contenidos junto con los deliciosos almidones resistentes y llenos de beneficios a la salud que contiene el interior de cada papa de Estados Unidos.

Mito. Las papas son poco prácticas y no son muy versátiles en la cocina
Realidad. Nadie puede negar que a todos nos gusta comer papas, pero conocer lo fácil que es prepararlas y la versatilidad que ofrecen en la cocina es todavía mejor. Se pueden consumir cocidas enteras, como puré, fritas o como parte de una gran diversidad de platillos. Su preparación es bastante sencilla y realmente son una opción práctica para el estilo de vida acelerado de hoy en día ya que basta con lavarlas y cocinarlas en horno convencional durante 40 a 50 minutos, hervirlas en agua 10 minutos o hasta que estén suaves, partirlas en rebanadas y asarlas en la parrilla durante 8 minutos o aprovechar la tecnología y cocinarlas en horno de microondas un par de minutos y listo. Como parte de platillos, las papas pueden ser el ingrediente principal y cocinarse dentro de la misma cacerola (como estofado de res, verduras y papas cambray o una cáscara de papa rellena de puré de papa y verduras) o puede aprovecharse su capacidad de dar viscosidad e incorporarse en sopas y otras preparaciones líquidas para darles consistencia sin la necesidad de utilizar alimentos ricos en grasas y colesterol como la mantequilla o la crema. Sea cual sea el platillo preferido de cada uno, podemos agregar que existen distintas variedades de papas que pueden utilizarse, entre ellas las Russets de cáscara café y rugosa, las de cáscara amarilla y lisa, las grandes papas blancas, las papas en forma de dedos llamadas fingerlings, las rojas que son redondas y aquellas con tonalidades azules y moradas; por lo que aunque eligiéramos prepararlas de la misma manera siempre, el platillo ya luciría diferente eligiendo una variedad de papa distinta cada día. Ya con estas alternativas nos damos cuenta de la practicidad y versatilidad de las papas, pero además podemos beneficiarnos de varios productos de papa que existen en el mercado y que tienen mayor vida de anaquel como es el caso de las papas congeladas y el puré de papa instantáneo, opciones prácticas, saludables y deliciosas que pueden ayudarnos a reducir tiempo, gas y aceite con su preparación.

Mito. Los productos de papa no son alternativas saludables para mi familia porque pierden sus propiedades o no están hechos realmente con papa o contienen mucha grasa.

Realidad. Por su naturaleza, las papas son libres de grasa, colesterol y sodio . Para la preparación de productos de papa como las papas pre-cortadas, pre-cocidas y congeladas, así como el puré de papa instantáneo se emplean papas frescas de Estados Unidos que son cultivadas en suelos fértiles y en zonas con las condiciones necesarias para adquirir una gran variedad de nutrimentos esenciales para la salud. Estas papas son procesadas, congeladas o deshidratadas inmediatamente después de su cosecha y siguen un proceso alineado a los más altos estándares de calidad, garantizando un valor nutrimental similar al de las papas frescas. El propio proceso de congelación o deshidratación, dependiendo del producto, impide el desarrollo de microorganismos y por ello son productos que generalmente no requieren ni contienen conservadores. Para las versiones pre-fritas – congeladas se emplean aceites vegetales y condimentos naturales de diferentes sabores bajos en sodio y se ha observado que gracias a su baja humedad absorben menos aceite en fábrica y en casa que las papas fritas hechas en casa. Estos productos son realizados con tecnología de vanguardia que se ha adaptado a las regulaciones internacionales, permitiendo ofrecer al consumidor alimentos saludables que se preparan rápidamente y con distintas formas, sabores y texturas que transforman un platillo en todo un momento de diversión y disfrute para toda la familia .

Así es que por esto y mucho más disfruta sin preocupación de las papas de Estados Unidos ya sea frescas, congeladas o en puré de papa instantáneo.

Leave a Reply