Neolishius Delishius Pompishius

Había una fiesta muy “popof!” y al pastelero Don Elmer Engue, le encargaron una serie de pasteles, copkeiks, mofins, panqueques y demás postres masosos, merengosos y sabrosos.

Con mucho esmero y dedicación Don Elmer Engue trabajó sin parar durante 3 días, 7 horas y 23 minutos, con segundos y todo. Apenas Don Elmer termino, cuando la fiesta empezó.

Llegaron a paso veloz los Gómez, seguidos de los Pliego que venían de buen humor.

Pero nadie contaba con las pomposas hermanas Neolishius que con pestaña postiza y todo llegaron sin invitación a la fiesta siguiendo el dulce olor. Primero entró Almíbar y se abalanzo sobre los mofins de fresa, fue tanta su glotonería que se le empezó a brotar relleno merengoso por los folículos capilosos.

Tuti, la Neolishius más pomposa se empezó a reír a carcajadas y Almíbar para callarla le metió un mofin de frambuesa de un solo bocado causándole el mismo efecto merengoso capiloso. Glacé que es muy bien portada las vio con pena ajena, pero cuando vio un pastel de 7 pisos no aguanto y se lo comió completito, ni migaja dejó. El merengue se le empezó a brotar igual que a sus hermanas pero comió tanto que hasta naranja se puso.

Los Gómez, los Pérez, los Serrano y los González, se quedaron viendo y comentaban entre ellos el suceso, los Pliego como son muy bonachones cargaron a las hermanas y las llamaron Neolishius Delishius Pompishius, por el buen olor que tenían y pomposas que se veían.

De la pena, las Neolishius Pompishius Delishius se cambiaron el nombre.

Almíbar se puso Bobol Gom por lo pegajosa que quedo. Tuti se lo cambio a Perpol Sagüer por que sonaba con cache. Glacé debido al color se cambio el nombre a Carrot Candi!