Notas de producción KINGSMAN: The Golden Circle (Kingsman: El Circulo Dorado)

0
415

Cuando “Kingsman: El Servicio Secreto”, de Matthew Vaughn, se estrenó a principios de 2015, varias cosas sucedieron. Primero, le presentó al mundo a los ‘Kingsmen’, una organización de espionaje británica independiente y autosuficiente, dedicada a salvaguardar al mundo mientras se ven como si acabaran de salir de la ventana del frente de una tienda de Savile Row —gracias a que se hacen pasar como sastres de lujo. Conocimos a Harry Hart, también conocido como Galahad, un caballero cortés interpretado por Colin Firth con gracia y encanto, con la habilidad de empuñar un paraguas letal. También estaban Merlin (Mark Strong), el fastidioso gurú tecnológico escocés de la organización; Chester King, también conocido como Arthur (Michael Caine), un líder con un lado siniestro; y Roxy (Sophie Cookson), una entusiasta recluta nueva. Y, por último, aunque no menos importante, Eggsy (Taron Egerton), un chico de un barrio bajo que, al ser reclutado, queda bajo el ala de Harry, y que a final de cuentas se convierte en un auténtico Kingsman, con todo y la tosquedad requerida.

En segundo lugar, fue una película de acción sin restricciones y de una creatividad ilimitada, que jugó con y trastocó los convencionalismos establecidos por mil películas de espías que le antecedieron, una vez que Vaughn y la coguionista Jane Goldman elaboraron un brebaje dinámico, divertido y con sorpresas en todo momento, que rompió las reglas de manera constante y nos ofreció cosas que nunca se habían visto en una película comercial. Desde una secuencia de acción emocionante que se desarrolla en una iglesia, hasta una escena donde docenas de cabezas estallan ante los compases de “Pomp & Circumstance”, de Edward Elgar.

Tercero, las audiencias de todo el mundo disfrutaron la mezcla de emociones que brindan los espías tradicionales con giros brillantes, nuevos e inesperados. “Kingsman: El Servicio Secreto” recabó más de $400 millones de dólares en la taquilla mundial, y sentó las bases para una secuela. Esa secuela es “Kingsman: El Círculo Dorado”, en la que Eggsy y los Kingsmen regresan para hacer mancuerna con una organización estadounidense, con la finalidad de combatir a un villano megalómano e iluso, que tiene maquinaciones para adueñarse del mundo. Y le presentó a Vaughn —un hombre que ha rejuvenecido con aplomo las películas de gánsteres, de superhéroes y de la fantasía— el reto de su carrera.

SEMBRANDO LAS SEMILLAS

“Armé la primera parte para que pudiera haber una secuela”, comenta Vaughn. Y, efectivamente, “Kingsman: El Servicio Secreto” termina cuando Eggsy y Roxy, después de haber hecho mancuerna para eliminar la amenaza mundial generada por el villano Richmond Valentine (Samuel L. Jackson), se convierten en un Kingsman hecho y derecho. “Como director, disfruté tanto hacer la primera que la idea era tentadora. Pero las secuelas son muy difíciles. A las audiencias les encanta lo que ha pasado antes, pero si vuelves a hacer lo mismo, se vuelve aburrido y nada original”.

Vaughn vio una serie de secuelas que sentía que estaban a la altura, o incluso superaban, a su predecesora, incluyendo “El Padrino 2” y “El Imperio contraataca”; películas que no fueron ni aburridas ni trilladas. “Las secuelas que amo son una continuación de la historia”, comenta. Y la historia principal a la que quería darle seguimiento era la de Eggsy. “No queríamos que fuera una secuela al estilo de James Bond, en la que Eggsy se enfrenta a otra amenaza, porque se volvería estático como personaje”, comenta Jane Goldman, quien ha sido compañera escritora de Vaughn en cada una de las películas que ha dirigido desde “Stardust”, en el 2007. “Hablamos acerca de otra travesía que pudiera emprender”.

En este viaje vemos a Eggsy en una relación con la princesa Tilde (Hanna Alström), soberana sueca cuya vida fue salvada por Eggsy al final de “El Servicio Secreto”, y quien lo recompensó por sus esfuerzos de una manera muy poco ortodoxa. “En las películas de espías, hay un desfile de mujeres distintas en cada entrega”, comenta Goldman. “Con ‘Kingsman’ queríamos trastocar y desafiar todo, y nos encantó esta idea: ¿qué si eso no fuera algo casual al final de la primera película? ¿Qué pasaría si eso se convirtiera en una relación seria —¿cómo afectaría eso su postura?”.

“Kingsman: El Servicio Secreto” representó la primera ocasión en la que Egerton había puesto un pie en un set cinematográfico, y ni se diga de interpretar el papel protagónico. Desde entonces, el joven actor galés ha ido de rol sólido en rol sólido, con papeles en películas tales como “Legend”, “Eddie The Eagle” (también producida por Vaughn), “Sing” y la venidera “Robin Hood”. No obstante, estaba fascinado por regresar al papel donde comenzó todo para él. “Es mi primera experiencia en la que regreso para una secuela, pero en ningún momento se sintió intimidante porque Matthew todavía sigue como director”, comenta. “Eggsy es en gran medida parte de mí”.

Incluso a pesar de que la película comienza con el hecho de que Eggsy ya lleva casi dos años siendo un Kingsman —pseudónimo Galahad—, tanto Vaughn como Egerton estaban dispuestos a que el personaje no fuera infalible; seguían las características de ese jovencito arrogante proveniente de un plan subsidiado de viviendas. “La incultura todavía no se ha ido”, explica Egerton. “Todavía tiene grandes fallas. No ha dejado de escapar por las coladeras y salir de ellas cubierto en excremento. Ese no es Harry Hart, ese es Eggsy. Incluso lo vemos regresar a su sudadera con capucha Adidas —cuando está inactivo es quien es”.

Cuando llegó el momento de esbozar el viaje de Eggsy, Vaughn volvió a ver una de sus películas favoritas para obtener inspiración —Star Wars. “Para mí, el mejor ejemplo de un personaje comercial que emprende un viaje a lo largo de varias películas es Luke Skywalker”, comenta. “En el ‘Imperio contraataca’, te da la sensación de que tu héroe todavía no llega a serlo, que todavía tiene conflictos que resolver. Intenté aplicar eso a ‘El Círculo Dorado’”.

POPPY CRECE

Desde luego, cada héroe es sólo tan fuerte como su villano. Y en ‘El Círculo Dorado” ese conflicto se genera a raíz de la aparición de Poppy Adams, una narcotraficante que, como lideresa de la misteriosa empresa criminal Círculo Dorado, pone en marcha un plan malvado que la pone en una trayectoria de colisión contra Eggsy. Para Vaughn, la trama del villano era de suma importancia.

“Una mañana me desperté con toda la línea argumental en su lugar”, recuerda. “Me tenía preocupado el villano. Es muy difícil crear una trama siniestra que no parezca tonta, y eso es relevante, y creíble”. En la primera película, el esquema de Valentine para reducir la población mundial de manera significativa —y por ende aliviar la carga en el ambiente—, al transmitir una señal que le provocaba a la gente tener urgencias suicidas, pudo haber sido absolutamente artero, pero provino de un lugar vagamente bienintencionado. “La trama de Valentine tenía sentido, y el ambiente es un problema”, añade Vaughn. “Con la historia de Poppy te garantizo que la gente se pondrá a debatir. ¿Está bien? ¿O mal? Sus aspiraciones tienen sentido, ¡pero sus métodos para hacerlas realidad no son muy agradables!”.

Para el papel, Vaughn y Goldman estaban entusiasmados de darles a las audiencias una vez más algo que no hubieran visto antes, así que buscaron a Julianne Moore para interpretar a Poppy (a través de Colin Firth, con quien había trabajado previamente). “Me encantó la primera; me pareció muy creativa y divertida”, comenta Moore. Poppy, quien se aferra a los sueños de su tierra natal, se ha adueñado de unas ruinas antiguas al sudeste de Asia, e invertido parte de su vasta fortuna para construir Poppylandia, una guarida/parque de diversiones con todo y objetos de la cultura estadounidense —incluido un salón de belleza, una pista de boliche, una sala de conciertos y una cafetería espléndida que hace las veces de su oficina, dominada por una máquina para moler carne resplandeciente y muy siniestra. “Está muy interesada en la cultura pop estadounidense y la extraña”, añade Moore. “Todo en su mundo está ahí para satisfacer su necesidad de estar en casa”.

El cariño de Vaughn por acrobacias, efectos y sets prácticos y tradicionales significaba que Poppylandia tenía que ser construido todo en los Estudios Longcross, justo a las afueras de Londres. “Esa fue una locación interior/exterior construida en su totalidad”, comenta el productor Adam Bohling, con respecto al asombroso set, descrito por su colega productor David Reid como “Camboya, ¡justo a las afueras de la autopista M25!”.

El set de Poppylandia fue supervisado por el diseñador de producción del filme, David Gilford, y su director de arte, Joe Howard. “Básicamente vivió ahí durante cinco meses”, dice entre risas Gilford. “Cada detalle estaba bajo su supervisión. Fue muy divertido concebir Poppylandia. Matthew quería rodear a Poppy de una mezcla entre Las Vegas y Disneylandia, pero construida en una ruina antigua demente. ¿Qué es lo que Poppy querría en sus negocios? Así que hicimos una pista de boliche, un salón de belleza, un puesto de hotdogs. Todo este tipo de cosas extravagantes. Quiere construir un espacio impregnado de cultura estadounidense en su prisión, así que lo combinamos con una vibra de Martha Stewart”.

Vaughn describe a Poppy, una ex-patriota que es incapaz de regresar los Estados Unidos por razones legales, y muy ilegales, como “la novia de los Estados Unidos echada a perder”. Moore explica: “Hay algo muy humano, atractivo y accesible en ella. Pero no deja de ser una gran villana. Es un personaje divertido, pero sin lugar a duda una sociópata. Ser capaz de interpretar esa dualidad, para que no sea en lo absoluto la típica villana de caricatura y tuviera cierto encanto, fue muy intrigante”.

Cuando se trató de diseñar una apariencia para Poppy, Moore trabajo muy de cerca con Arianne Phillips, quien regresa como diseñadora de vestuario de la primera película. “Arianne es maravillosa”, comenta Moore. “Matthew quería un aspecto femenino estadounidense muy clásico, y Arianne y yo queríamos que se viera atemporal. Su apariencia es muy norteamericana, atractiva y femenina”. Sin dar pista alguna de lo que yace por debajo, que fue toda la intención de Phillips. “Quería que fuera muy vibrante en cuanto al color”, explica. Y el color de Poppy, que está salpicado por todo Poppylandia, es predominantemente rojo. “Cuenta con un optimismo estadounidense y un comportamiento amigable. Tan malvada como es, no deja de ser agradable y porta una sonrisa todo el tiempo. También quería crear esa yuxtaposición en su atuendo”.

LES PRESENTAMOS A LOS STATESMEN

“El Círculo Dorado” comienza con una gran sacudida: un ataque devastador es perpetrado contra la organización. “Pone a Eggsy en una posición en la que tiene que salir, extender sus alas y volar para conocer a otra gente”, explica Vaughn de este momento, que se convierte en un parteaguas. “No me sentí obligado a hacer estallar a Kingsman, pero me pareció que simplemente era lo más natural por hacer”.

Después del ataque, Eggsy hace mancuerna con Merlin —quien parece ser, junto con él, el único sobreviviente— para investigar las circunstancias detrás de ello. El ‘Protocolo del Juicio Final’ de los Kingsmen los lleva a Kentucky, donde descubren que Kingsman no es el único nombre en el espionaje internacional. Bienvenidos a la organización estadounidense financiada a todo derroche: Statesman.

“Son el equivalente norteamericano a los Kingsmen, y ahora deben de trabajar juntos”, explica Vaughn. “Los estadounidenses y británicos comparten un idioma, pero somos muy distintos desde un punto de vista cultural. Quería improvisar en esa relación especial. Lo que a la gente le encantó de ‘Kingsman: El Servicio Secreto’ fue ver cómo chocaban los mundos tan distintos de Colin Firth y Taron Egerton, y yo quería continuar eso, ahora con el mundo estadounidense chocando con el nuestro”.

Vaughn y Goldman concibieron a los Statesman como billonarios artífices de su éxito, cuya incursión en el negocio del whiskey les ha dado una riqueza inmensa y los recursos para fabricar dispositivos y armas increíbles, a una escala incluso superior a la de los Kingsmen. Pero mientras que todo Kingsman es acerca del estilo y la sofisticación, los Statesman acogen a ultranza la cultura estadounidense. “De niño, me gustaban las películas de vaqueros”, comenta Vaughn. “Me parecía que eran personajes sorprendentes y cool, y quería divertirme algo con todos estos elementos culturales de los Estados Unidos. Así que mientras que en la primera película de Kingsman tuvimos una secuencia de acción con un paraguas, aquí quería hacer una secuencia de acción con un lazo. Les hemos dado látigos que son de lo más geniales, y hemos alterado revólveres de seis tiros para hacerlos de doce”.

Mientras que los Kingsmen operan —u operaban— en el interior de una sastrería de Savile Row, de fachada discreta y elegante, apropiada para una organización discreta y elegante, las oficinas centrales de los Statesman son una cosa muy distinta, más grandes y atrevidas. Es una destilería de whisky gigante al centro de Kentucky —otro gran reto para el diseñador de producción Darren Gilford. “Matthew estaba buscando de manera categórica una sensibilidad norteamericana que sirviera de guía para eso”, comenta Gilford, quien también tuvo que construir el gran avión privado de los Statesmen. “Comenzamos haciendo investigación de la cultura sureña. Esa fue la estructura a partir de la cual comenzamos a cultivar todo lo relacionado con los Statesmen. Así que, con la destilería, no hay rastro alguno de una organización de espionaje sobre la tierra. Por debajo, queríamos llevar la misma cultura del whiskey a un laboratorio de espías, que fue muy divertido”.

Vaughn trabajó de manera muy estrecha con Arianne Phillips para crear una apariencia distintiva para los Statesmen. Como Halle Berry indica con ironía, “No van a los mismos sastres”. Esa idea fue preponderante en la mente de Phillips. “Pensé en lo que era estadounidense por excelencia”, comenta. “Con la mezclilla no había pierde, y las botas de vaquero. Te genera una sensación de vaquero pícaro americano, y, aun así, hay un trabajo de confección similar al de los Kingsmen. Aunque son diferentes telas, puedes ver la conexión sutil que une a los dos mundos”.

Si bien los Statesman son una organización grande, los agentes principales con los que Eggsy y Merlin se topan, son: Champagne (Jeff Bridges), Tequila (Channing Tatum), Ginger Ale (Halle Berry) y Whiskey (Pedro Pascal). “Sucede que todos los agentes secretos en Statesman se ven como estrellas de Hollywood de primer nivel”, dice entre risas Egerton. “Es muy extraño”.

El primer Statesman que conocemos es Tequila, que interpreta Tatum, un espía fanfarrón que de inmediato aventaja a los intrusos británicos. “Es uno de los Statesmen más jóvenes, en cuanto a experiencia se refiere”, comenta Tatum de su personaje. “Y sin lugar a duda el niño problemático”. Tatum fue la primera elección de Vaughn y Goldman para el papel. “Channing es muy divertido”, comenta Jane Goldman. “Tiene unas cualidades físicas impresionantes”.

Ginger Ale, interpretada por Berry es la gurú tecnológica del equipo, lo que sería el equivalente de Merlin en muchas formas. “Nunca había interpretado antes a un personaje tecnólogo e intelectual como este”, comenta la actriz ganadora del Oscar. “Y en su caso no todo es lo que parece. Además, me parece que puede ser mortífera”.

Para el papel de Champ (corto de Champagne, que piensa es “demasiado frívolo”), el experimentado líder de la organización, Vaughn recurrió al gran Jeff Bridges. Para su papel, Bridges, acostumbrado a interpretar a vaqueros a lo largo de su notable carrera, apeló a recuerdos tanto de su padre, Lloyd Bridges, como a sus personajes previos, como el de Wild Bill Hickok. “Champ puede ser lacónico en ocasiones, pero también muy tenso”, comenta Bridges. “Y le encantan sus tragos, desde luego. Disfruta este trabajo como jefe de esta organización, con estas personas brillantes —ese cariño por jugar y trabajar es algo que pude observar en mi padre”.

Con quien más pasan tiempo los Statesman, nosotros y Eggsy es con el agente Whiskey, interpretado por Pedro Pascal, ex Estrella de Game of Thrones. “La relación con Whiskey es fantástica”, comenta Egerton. “Eggsy extraña la guía paternal de Harry, y Whiskey comienza a asumir un poco ese papel. Pero es un hombre más joven, pícaro y un poco mujeriego, y no es tan íntegro como Harry”.

Así como Harry Hart se inspiró en David Niven, Vaughn tenía en mente un conjunto de referencias muy específico cuando creo al agente Whiskey. “Yo lo describiría como el vaquero de Marlboro espolvoreado con un poco de James Coburn y Burt Reynolds”, comenta el director. “Tiene estilo. Tiene esa vibra de Reynolds. ¿Cuándo fue la última vez que vimos a un personaje del tipo de Burt Reynolds, con la sonrisa, el sombrero vaquero y el bigote? Entonces Pedro entró a mi vida y pensé, ‘Helo ahí. Lo he encontrado’”.

Pascal, mejor conocido por interpretar a The Red Viper en “Game of Thrones”, para HBO, se unió al proyecto después de una llamada por teléfono con Vaughn, quien le resumió su visión del personaje. Confiesa que le atrajo esa característica pícara de Whiskey. Es un hombre que, de alguna manera, viene a cuento, ya que lleva una vida que, de manera continua, siempre está a punto de desmoronarse. “Jack tiene una lógica muy práctica”, comenta. “Aprovecha el día y cualquier oportunidad para disfrutarla. A mí, es algo que no me parece mezquino. Me parece inteligente. Es importante para él pasársela muy bien”.

Una cosa que une a todos los actores que interpretan a los Statesmen es un cariño por “Kingsman: El Servicio Secreto”. “No chisté ante la oportunidad”, admite Bridges. “Me pareció que sería una gran fiesta a la que no podía dejar de asistir”. Pascal habla con afecto de llegar a Londres para encontrar que la película original se había convertido en una especie de tesoro nacional. “Hablas con gente y aman con locura a los Kingsmen”, dice entre risas. “Me decían, ¿‘Qué haces en Londres?’ Y les contestaba, ‘Estoy rodando una película de Kingsman’ y respondían, ‘¡OH, DIOS MIO! ¡AMO ESA PELÍCULA!”.

En cuanto a Tatum, admite haber quedado impactado con la primera película. “Le dio un giro al género de una manera sorprendente y emocionante”, asegura. “Matthew dice, ‘no hay reglas. Tan pronto y hagas una regla, la rompes’. Y se requiere de un tono especial para lograrlo…”

Y cuando se trata de romper las reglas…

NECESITAMOS HABLAR DE HARRY

No hay vuelta de hoja. Harry Hart está muerto. Asesinado por Richmond Valentine afuera de la iglesia de Kentucky, donde Harry acababa de eliminar más o menos a cien personas en la secuencia de acción más distinguida de “Kingsman: El Servicio Secreto”. Y, sólo para disipar cualquier duda, le dispararon en la cabeza. Bastante claro.

Pero, no obstante…

“Recuerdo haberme sentido mal cuando Harry murió”, dice Vaughn. “Pero por la manera en la que lo encuadré, nunca lo viste morir en realidad”. Y es cierto —la muerte de Harry es fotografiada a distancia, para ahorrarle a las audiencias los detalles sangrientos. Casi como si de manera inconsciente Vaughn estaba dejando la puerta abierta, aunque fuera una pequeña rendija, para el regreso de Harry.

Qué es lo que sucede en “Kingsman: El Círculo Dorado”. Harry Hart está de regreso. Vaughn y Goldman se reservan de dar detalles del regreso de Harry (todo lo que Vaughn se aventuró a decir es que Harry tiene “un dolor de cabeza rabioso”), pero ambos insisten en que no hubieran podido imaginar una secuela sin este espía caballero, sofisticado y gallardo. Y mucho menos sin haberlo reunido con su protegido, Eggsy. “La dinámica entre él y Eggsy es muy interesante”, dice Goldman. “Me pareció muy conmovedora en la primera película. Y aquí queríamos una historia y arco para ellos que tuviera impacto. Nos divertimos mucho al explorar la relación y poniéndola bajo presión”.

Vaughn todavía es más enfático con respecto a la necesidad de traer de regreso a Harry. “Él es el Kingsman”, comenta. “La franquicia son los dos. Es extraordinario lo mucho que a la gente le encantó su relación en la primera película. La química está presente. Siempre me ha encantado cuando hay un doble acto, y ellos lo son”.

Hay una cosa acerca de Harry que llama la atención de inmediato: como da a entender uno de los primeros pósteres en el que aparece un par de anteojos con lentes distintos; “ha perdido un ojo”, concede Vaughn. Esto le dio al director y a la diseñadora de vestuario Arianne Phillips la oportunidad de jugar con la apariencia de Harry. Si bien ya no porta el clásico traje Kingsman en un momento dado de la película, sus nuevos lentes “son un permanente recuerdo de él”, según Phillips. “La idea de tener un lente tapado fue idea de Matthew, y vaya que ayuda a la audiencia a recordarle que Harry está de regreso, pero de manera distinta. Mejor que nunca”.

‘¡ACCIÓN!’

Si los personajes audaces y el uso del humor en “Kingsman: El Servicio Secreto” la diferenciaron del resto, también lo hicieron sus secuencias de acción. Desde la breve presentación del Lancelot de Jack Davenport, en la que elimina de manera despreocupada a un grupo de malandrines antes de tener que huir a toda velocidad, hasta la masacre en la iglesia montada ante los compases de Lynard Skynyrd, y la batalla final en la guarida de la montaña de Valentine, en la que vemos a Eggsy ganarse su puesto finalmente, Vaughn y su director de segunda unidad, Brad Allan, diseñaron una serie de escenas dinámicas, cinéticas y estimulantes. Vaughn admite que el reto en “El Círculo Dorado” fue no repetir esos momentos de la primera. “Tenemos secuencias de acción que son diferentes”, comenta. “No hay cabezas que estallan. La historia hizo que esa secuencia sucediera, y la gente la disfrutó porque visualmente era desquiciada, pero había una historia detrás de eso. Así que tenemos dos o tres secuencias donde la historia me ha llevado a hacer unas escenas desenfrenadas y estupendas, pero todo lo que intento hacer siempre es por una razón”.

Sin embargo, “Kingsman: El Círculo Dorado” no escatimará en esa demencia patentada de la serie. Desde una persecución en coche con la que da inicio el filme, en la que Eggsy tiene que luchar por su vida en un taxi Kingsman que corre a toda velocidad por las calles de Londres, hasta un ataque de gran fuerza en Poppylandia, y una pelea de bar, que hace recordar de manera deliberada a la secuencia de pelea en la cantina de la primera película. “Las peleas son incluso más dementes”, comenta Egerton. “Pero en cuanto a escenas, Matthew ha intentado hacer cosas distintas. Hay una secuencia en la película que te da esa sensación de una sola toma híper dinámica, pero no puedes superar la escena de la iglesia. Matthew prefería seguir adelante y encontrar algo nuevo”.

De nueva cuenta, Vaughn adopta una actitud muy rigorista al momento de hacer gran parte de las acrobacias y escenas de acción de la manera más práctica posible. “La planeación que hubo detrás de la persecución en coche fue increíble”, dice el productor Adam Bohling. “Filmamos un poco de eso en el mismísimo Londres. Tuvimos que fabricar dos taxis drifting que nunca habían sido construidos”. Steve Warner, el supervisor de efectos especiales de la película, explica aún más cómo eso se llevó a cabo. “Matthew quería que el taxi de los Kingsmen fuera capaz de comportarse como un coche de carreras drift. Así que tuvimos que fabricar coches hechos a la medida, de la nada. La carrocería del taxi original está en un chasis diseñado especialmente con motores Chevy V-8 y una potencia de frenado de 680. ¡Los dobles de riesgo parecieron disfrutarlo!”.

El director también apeló a experiencias personales para otra de las secuencias de acción principales, una en la que Eggsy y Whiskey se hacen pasar como agentes encubiertos en los Alpes italianos y obtienen más de lo que esperaban cuando toman un viaje en un teleférico tipo góndola, que comienza a girar fuera de control de manera desenfrenada. “Estas cosas giran de verdad”, comenta Vaughn, a quien le vino la idea mientras montaba una góndola que se movía de una manera mucho más tranquila durante una vacación familiar. “Me pregunté qué pasaría si comenzáramos a girar”. El resultado es una secuencia furiosa y frenética que requirió que Egerton y Pascal giraran de verdad. “Construimos un vehículo con cables que podía girar hasta a treinta revoluciones por minuto”, comenta Steven Warner. “Así que cuando ves a los actores pegados a la pared… en realidad están pegados a la pared”.

Y Vaughn está planeando elevar todavía más los riesgos, con una tercera parte de la franquicia que llevará a Eggsy, a los Kingsmen y los Statesmen a una nueva aventura. “Tengo una gran idea para Kingsman 3”, deja entrever Vaughn. “Y la llevará a un nivel que nadie podrá adivinar. Esta película sienta en gran medida las bases de lo que sucederá en Kingsman 3. Ahí es donde todo confluye. Hay un mundo nuevo a la espera de estallar…”.

LAS BIOGRAFÍAS DE “KINGSMAN: EL CÍRCULO DORADO”

COLIN FIRTH (Harry Hart / Ex Agente Galahad)

Un actor de teatro británico con una preparación clásica, el ganador del Premio de la Academia® COLIN FIRTH (Harry Hart) es un veterano del cine, la televisión y el teatro, con un impresionante currículo que abarca tres décadas. Ha aparecido en tres filmes que han ganado el Premio de la Academia a Mejor Película: The King’s Speech (El discurso del rey), Shakespeare in Love (Shakespeare enamorado) y The English Patient (El paciente inglés).

En el 2011, la actuación de Colin como el Rey Jorge VI en The King’s Speech le valió un Premio de la Academia, un Globo de Oro®, un Premio del Screen Actors Guild (Sindicato de Actores de Cine), un Premio British Independent Film, un Premio Critics’ Choice y se segundo Premio BAFTA consecutivo. En el 2010, Firth también ganó el Premio BAFTA y la Copa Volpi a Mejor Actor en el Festival de Cine de Venecia (2009), por su actuación en A Single Man, de Tom Ford.

En el 2008, Colin protagonizó el exitazo mundial Mamma Mia!, para Universal Pictures. La película recabó más de medio billón de dólares alrededor del mundo y es la película más taquillera de todos los tiempos del Reino Unido. También estelarizó la exitosa serie de películas de Bridget Jones Diary (El diario de Bridget Jones), para Universal/Working Title, así como el éxito Love Actually (Realmente amor), escrita y dirigida por Richard Curtis, para Universal. Al momento de su premier, Love Actually rompió récords en taquilla al haber sido el estreno que más dinero había recabado para una comedia romántica británica en el Reino Unido e Irlanda, y fue el estreno más productivo en la historia de Working Title Films.

En el 2012, Colin fue visto en Tinker Tailor Soldier Spy (El espía que sabía demasiado), de Tomas Alfredson, al lado de Gary Oldman y Tom Hardy. El thriller está basado en novela de espionaje de la Guerra Fría del autor John Le Carré. El filme recibió tres nominaciones al Premio de la Academia, incluyendo uno a Mejor Guión Adaptado, y, en el 2012, obtuvo el Premio BAFTA a Filme Británico Sobresaliente y Mejor Guión Adaptado.

En el 2013, Colin apareció en The Railway Man (Un pasado imborrable), dirigida por Jonathan Teplitzky, y también estelarizada por Nicole Kidman y Jeremy Irvine. La película está basada en la historia real de Eric Lomax, interpretado por Colin, quien se da a la tarea de encontrar a aquellos responsables de su tortura cuando fue prisionero en la Segunda Guerra Mundial.

En el 2014, fue visto en Magic In The Moonlight (Magia a la luz de la luna), de Woody Allen, donde actúa al lado de Emma Stone. Ese mismo año protagonizó Kingsman: El Servicio Secreto, dirigida por Matthew Vaughn, basada en la aclamada tira cómica homónima, en la que Colin interpreta el papel de un agente secreto que recluta y entrena a un chico de la calle poco refinado, pero prometedor, al programa de entrenamiento competitivo de la agencia. El reparto incluye a Samuel L Jackson, Michael Caine y Taron Egerton.

Colin apareció recientemente en Genius (Pasión por las letras), un recuento del tiempo en el que Max Perkins fue editor en Scribner, donde supervisó trabajos de Thomas Wolfe, Ernest Hemingway, y F. Scott Fitzgerald. La película se estrenó este año en el Festival Internacional de Cine de Berlín y fue protagonizada por Nicole Kidman, Jude Law, Guy Pearce y Vanessa Kirby. El filme fue estrenado en los EE. UU. el 10 de junio de 2016. Colin también interpretó a Mark Darcy en Bridget Jones’s Baby (El bebé de Bridget Jones), estrenada a escala mundial en septiembre de ese mismo año.

Eye in the Sky (Enemigo invisible) fue estrenada el 15 de abril de 2016 y es la primera película producida y distribuida por Raindog Films, compañía de Colin y su socio Ged Doherty. Más recientemente, Raindog produjo la película británico-americana Loving, un drama de la vida real acerca de la pareja interracial conformada por Mildred y Richard Loving, inspirada en el documental ganador del Premio Emmy The Loving Story, de Nancy Buirski. La película es dirigida y escrita por Jeff Nichols y es protagonizada por Joel Edgerton, Ruth Negga, Michael Shannon y Nick Kroll. El drama se desarrolla en Virginia en 1958 y narra la historia de Mildred y Richard Loving, una pareja sentenciada a prisión debido a su matrimonio interracial. La película fue estrenada en noviembre de 2016, y fue nominada tanto en la categoría de Mejor Actriz como de Mejor Actor en los Globos de Oro, en su edición 74ª. En el 2016, el filme también fue seleccionado para competir por la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes.

Más tarde este año, Colin protagonizará junto a Rachel Weisz y David Thewlis el drama The Mercy. Colin interpreta a Donald Crowhurst, un regatista que intenta ganar la Golden Globe Race en 1968, pero termina creando un recuento vergonzoso del viaje que emprendió solo por el mundo. Una fecha de estreno todavía no ha sido confirmada.

Colin también será visto en Kingsman: El Círculo Dorado, secuela de Kingsman: El Servicio Secreto. Colin, que actúa al lado de Taron Egerton, Julianne Moore y Mark Strong, dirigidos por Matthew Vaughn, repetirá su papel de Harry Hart. El estreno del filme está programado para el 20 de septiembre de 2017.

Se ha anunciado recientemente que Colin interpretará a William Weatherall Wilkins en Mary Poppins Returns, para Disney. Colin actuará junto a Emily Blunt, Meryl Streep y Lin-Manuel Miranda. El guión será escrito por el nominado al Oscar David Magee y estará basado en “The Mary Poppins Stories”, de P.L. Travers. Dirigida por Rob Marshall, su estreno está programado para el 25 de diciembre de 2018 en los EE. UU.

Sus otros créditos cinematográficos incluyen la película nominada al Oscar Girl With A Pearl Ring (La joven con el arete de perla); Bridget Jones: The Edge Of Reason; Devil’s Knot; Arthur Newman; Then She Found Me (Reencuentro); When Did You Last See Your Father? (La última vez que vi a mi padre); Easy Virtue (Buenas costumbres); Genova, de Michael Winterbottom; A Christmas Carol (Los fantasmas de Scrooge); The Importance Of Being Ernest (La importancia de llamarse Ernesto); Where The Truth Lies, de Atom Egoyan; el thriller Trauma, de Marc Evans; Nanny Mcphee (La nana mágica); What A Girl Wants (Lo que una chica quiere); A Thousand Acres (Más allá del destino), con Michelle Pfeiffer y Jessica Lange; Apartament Zero; My Life So Far; Fever Pitch, de Nick Hornby; Circle Of Friends (Círculo de amigos); Playmaker y el papel que le da nombre al título en Valmont, de Milos Forman, al lado de Annette Bening.

En la pantalla chica, Firth es famoso por el papel que lo puso en un primer plano como Mr. Darcy en la adaptación de la BBC de “Pride and Prejudice”, por la que recibió una nominación al BAFTA a Mejor Actor y el Premio National Television a Actor más Popular.

En marzo de 2004, Colin fue anfitrión de Saturday Night Live, para NBC. En el 2001, fue nominado para un Premio Emmy a Actor Secundario Sobresaliente por la aclamada película Conspiracy, para HBO, y también recibió un Premio a Mejor Actor por parte de la Royal Television Society y una nominación al BAFTA por su actuación en Tumbledown. Sus otros créditos en televisión incluyen el telefilme Born Equal, para la BBC; Donovan Quick; The Widowing Of Mrs. Holroyd; Deep Blue Sea; Hostages y la miniserie Nostromo. Su debut en escenarios de Londres se presentó en la producción del West End de Another Country, en la que interpretó a Guy Bennett. Después fue elegido para interpretar el personaje de Judd en la adaptación cinematográfica realizada en 1984, al lado de Rupert Everett.

En el 2009, fue honrado con el Premio Humanitarian por BAFTA/LA en su ceremonia de Premios Britannia. En el 2008, el Hollywood Reporter lo nombró Filántropo del Año y, en el 2006, la Unión Europea designó a Firth como el Activista Europeo del Año.

JULIANNE MOORE (Poppy)

Julianne Moore, actriz ganadora del Premio de la Academia, el BAFTA y el Emmy, es la novena persona en la Academia en recibir dos nominaciones al Oscar el mismo año y la única estadounidense en ser galardonada con el premio a la actuación principal en los tres festivales de cine más importantes de Europa (Berlín, Venecia y Cannes). Autora de best-sellers del New York Times que ha aparecido en más de 60 películas, Julianne es presidenta fundadora del concejo creativo de Everytown For Gun Safety, forma parte del concejo consultivo de The Children’s Health Fund y es presidenta honoraria y promotora de Tuberous Sclerosis Alliance.

TARON EGERTON (Gary “Eggsy” Unwin / Agente Galahad)

En el 2015, TARON EGERTON, actor que estudió en RADA, interpretó el papel protagónico de Gary ‘Eggsy’ Unwin en el exitazo taquillero Kingsman: El Servicio Secreto (Kingsman: El servicio secreto), de Matthew Vaughn, al lado de Colin Firth, Michael Caine y Samuel L Jackson. Por su actuación, Egerton obtuvo el galardón a Mejor Actor Novel en los Premios Empire.

El 2015 también vio el estreno de Legend, una película biográfica acerca de los gemelos Kray, en la que Egerton interpretó a Edward ‘Mad Teddy’ Smith, junto a Tom Hardy, y de Testament of Youth, basada en la vida de Vera Brittain. Por su papel como Edward Brittain, Egerton fue nominado para un Premio Rising Star en el Festival de Cine BFI de Londres. Taron, después, interpretaría a Eddie “The Eagle” Edwards, papel que le da nombre al título al exitazo taquillero Eddie The Eagle (Volando alto), en el 2016.

El primer papel de Egerton recién salido de la escuela de teatro fue en la obra de The Last Of The Haussmans en el National Theatre, al lado de Helen McCrory. Después obtuvo el papel regular de Dennis ‘Asbo’ Severs en el bien recibido drama “The Smoke”, para Sky. En el 2014, Egerton formó parte de la lista ‘Estrellas del Mañana’ de la publicación Screen International y fue considerado uno de los 50 hombres mejor vestidos del Reino Unido en el 2015 y 2016 por la revista GQ. En el 2016, Egerton fue nombrado uno de los “30 de menos de 30” en la lista de la revista Forbes, y fue nominado ese año para el Premio EE Rising Star en los BAFTA.

Junto con Matthew McConaughey y Reese Witherspoon, Egerton prestó su voz para la recién estrenada comedia musical Sing. Egerton terminó recientemente el rodaje de la versión cinematográfica de Billionaires Boys Club, al lado de Ansel Elgort, y acaba de terminar de filmar la muy esperada segunda parte de Kingsman, Kingsman: El Círculo Dorado. Taron se encuentra actualmente protagonizando Robin Hood, producida por Leonardo DiCaprio.

MARK STRONG (Merlin)

Uno de los actores más convincentes y carismáticos de la actualidad, Mark Strong pronto será visto en 6 Days, de Toa Fraser, y en Stockholm, de Robert Burdreau. En la actualidad, se encuentra rodando Deep State —primer encargo guionado de Fox Network Group para Europa y África.

Los cinéfilos lo han visto en participaciones notables a lo largo de los años con los directores Guy Ritchie, en Sherlock Holmes, RocknRolla y Revolver; Ridley Scott, en Robin Hood y Body of Lies (Red de mentiras), por la que recibió una nominación al Premio del London Film Critics Circle (Círculo de Críticos de Cine de Londres); y Matthew Vaughn, en Kingsman: El Servicio Secreto, Kick-Ass (Kick-Ass, Un superhéroe sin superpoderes) y Stardust (Stardust, El misterio de la estrella).

Los otros filmes del Sr. Strong incluyen Approaching the Unknown, de Mark Elijah Rosenberg; Jadotville, de Richie Smyth; Miss Sloane (Sola contra el poder), de John Madden, con Jessica Chastain; The Imitation Game (El código enigma), de Mortem Tyldum; Anna, de Jorge Dorado; Closer to the Moon, de Nae Caranfil; Welcome to the Punch, de Eran Creevy; Blood, de Nick Murphy; Black Gold (El príncipe del desierto), de Jean-Jacques Annaud; John Carter (John Carter: Entre dos mundos), de Andrew Stanton; Tinker Tailor Soldier Spy, de Tomas Alfredson, con Gary Oldman y Colin Firth; The Way Back (Camino a la libertad), de Peter Weir, con Jim Sturgess; The Guard (El guardia), de John Michael McDonagh, con Brendan Gleeson y Don Cheadle; Green Lantern (Linterna verde), de Martin Campbell, al lado de Ryan Reynolds; The Young Victoria (La reina joven), de Jean-Marc Vallée, junto a Emily Blunt; Endgame, de Pete Travis; Good, de Vicente Amorim, con Viggo Mortensen; Sunshine (Sunshine: Alerta solar), de Danny Boyle; Syriana, de Stephen Gaghan, con George Clooney; Oliver Twist, de Roman Polanski; Tristan + Isolde, de Kevin Reynolds; It’s All About Love, de Thomas Vinterberg; Hotel, de Mike Figgis; Fever Pitch, de David Evans; Sunshine (1999), de István Szabó; y, también para Focus Features, Miss Pettigrew Lives for a Day (Miss Pettigrew: Un gran día para ellas), de Bharat Nalluri, y The Eagle (El águila de la legión perdida), de Kevin Macdonald.

Strong fue nominado al Premio BAFTA por su actuación en The Long Firm, y también ganó el Premio Broadcast Press Guild a Mejor Actor. Sus otros créditos en telefilmes y miniseries incluyen “Nosferatu”; “Our Friends in the North”, dirigida por Simon Cellan Jones y Stuart Urban; “Low Winter Sun” (que ganó el Premio BAFTA [Escocia] a Mejor Drama) y “Births, Marriages and Deaths”, ambas de Adrian Shergold; “The Jury” y “Henry VIII”, ambas de Pete Travis; “Trust”, de David Drury; “Emma”, de Diarmuid Lawrence, al lado de Kate Beckinsale; “The Buddha of Suburbia”, de Roger Michell; el episodio “Not Even God Is Wise Enough” de la serie “Screenplay”, dirigido por Danny Boyle; y Prime Suspect 3 y Prime Suspect 6, al lado de Helen Mirren, para los directores David Drury y Tom Hooper, respectivamente.

El Sr. Strong también ha actuado en obras radiofónicas y teatrales, apareciendo más recientemente en The Red Barn, en el National Theatre, y en la aclamada A View From the Bridge, en el Young Vic, que también se trasladó al West End y a Broadway. Por su actuación en A View From the Bridge, recibió tanto el Premio Olivier como el Premio Critics’ Circle a Mejor Actor. Fue nominado para el Premio Olivier por su actuación en la puesta en escena de Sam Mendes en el Donmar Warehouse de Twelfth Night (que interpretó en repertorio con Uncle Vanya). Las audiencias del Reino Unido lo han visto actuar con la Royal Shakespeare Company en la puesta en escena de Danny Boyle de Hess is Dead, entre otras producciones; con el National Theatre en cuatro producciones de Richard Eyre, en Death of a Salesman, de David Thacker, y en Closer, de Patrick Marber, entre otros espectáculos; con el Royal Court, en la producción de Lindsay Posner de The Treatment, y en la puesta en escena de Hettie MacDonald de Thickness of Skin; y en la producción de Peter Gill para New Ambassadors de Speed-the-Plow.

Strong estudió literatura inglesa y teatro en la Universidad de Londres, y después actuación en la escuela de teatro de Bristol Old Vic.

HALLE BERRY (Ginger Ale)

Halle Berry, actriz ganadora del Premio de la Academia, continúa rompiendo barreras gracias a numerosos papeles aclamados y variados, y a su continuo éxito en taquilla. Por su brillante actuación en Monster’s Ball (El pasado nos condena), ganó el Premio de la Academia a Mejor Actriz, así como un Premio SAG, el Oso de Plata de Berlín y fue nombrada Mejor Actriz por la National Board of Review. Acostumbrada a recibir reconocimientos, Berry obtuvo un premio Emmy, Globo de Oro, SAG y NAACP Image por su extraordinaria actuación en el telefilme “Introducing Dorothy Dandrige”, que también produjo. Berry fue nominada para un Globo de Oro a Mejor Actriz por su papel en Frankie and Alice. Berry se unió a la prestigiosa lista de actrices que actuaron en la franquicia de James Bond con su papel de Jinx en Die Another Day (007: Otro día para morir), al lado de Pierce Brosnan, que también representó el 40º aniversario de Bond y se convirtió en una de las cinco películas de Bond que más dinero han recabado de todos los tiempos.

Después, Berry será vista en Kingsman: El Círculo Dorado, protagonizada por Taron Egerton, Channing Tatum, Colin Firth, Julianne Moore, Mark Strong y Jeff Bridges, para 20th Century Fox. El estreno de la película está programado para el 20 de septiembre de 2017. Berry terminó la producción recientemente de Kings, debut como director en habla inglesa de Deniz Gamze Erguven. La película se centra en los disturbios de 1992 en Los Ángeles, que sucedieron después de la absolución de cuatro policías en el caso de Rodney King.

Berry también estelarizará el thriller Kidnap, de Luis Prieto. En el filme, Berry, quien también funge como productora ejecutiva del proyecto, junto con su socia productora Elaine Goldsmith-Thomas, bajo los auspicios de su compañía 696 Films, interpreta a una madre que no se detendrá ante nada para salvar a su hijo secuestrado.

En el 2014, Berry repitió su papel como Storm en el exitazo taquillero de verano X-Men: Days Of Future Past (X-Men: Días del futuro pasado). La película continuó con el éxito de la crítica y comercial de la franquicia, además de haberse estrenado en primer lugar en taquilla. Berry también protagonizó el exitoso thriller The Call (Línea de emergencia), para Sony Pictures, donde interpreta a una operadora de teléfono de emergencias que deberá enfrentar a un asesino de su pasado para poder salvar la vida de una niña. Previo a ello, apareció en la película Cloud Atlas (Ídem), para Warner Bros., junto a Tom Hanks, Susan Sarandon, Hugh Grant, y dirigida por Tom Tykwer y las hermanas Wachowski. La película, que le valió una nominación a Berry a Actriz Sobresaliente en los premios NAACP, en el 2013, narra seis historias que se desarrollan en lugares y épocas distintas que terminan por relacionarse entre ellas de manera intrincada.

En el 2007, Berry fue vista en el drama Things We Lost In The Fire (Lo que perdimos en el camino), junto a Benicio Del Toro, por la que recibió elogios de la crítica por su interpretación de una viuda que se hace amiga del amigo drogadicto de la infancia de su marido, después de la inesperada muerte de éste. También en el 2007, Berry fue vista junto a Bruce Willis en el thriller taquillero Perfect Stranger (Seduciendo a un extraño). En el 2000, Berry repitió su papel como Storm en la primera parte de la franquicia de películas de X-Men. Más tarde, repetiría el papel para X2, en el 2003, y X-Men: The Last Stand, en el 2006.

También en el 2006, Berry recibió nominaciones al Emmy y Globo de Oro, respectivamente, por su actuación en la película Their Eyes Were Watching God, producida por Oprah Winfrey, y por su rol como productora ejecutiva del telefilme “Lackawanna Blues”, para HBO. En el 2005, Berry también le dio voz a Cappy en el éxito animado Robots (Ídem), para 20th Century Fox. También protagonizó el thriller psicológico Gothika (Espíritus ocultos), que ayudó a cimentar su estatus de imán en la taquilla internacional.

En sus inicios, Berry estudió en The Second City en Chicago, antes de haber continuado su educación como actriz en The William Esper Studio en la ciudad de Nueva York. Los críticos y cinéfilos notaron por primera vez a Berry en su debut cinematográfico, Jungle Fever (Fiebre de selva), de Spike Lee. A la postre, actuó al lado de Warren Beatty en la comedia sociopolítica Bulworth. Sus otros créditos cinematográficos incluyen Losing Isaiah (Perdiendo a mi hijo), al lado de Jessica Lange, Executive Decision (Momento crítico), la versión de acción en vivo de The Flintstones (Los Picapiedra), The Last Boy Scout (El último boy scout), Strictly Business, Boomerang, al lado de Eddie Murphy, y Swordfish (Acceso autorizado), con John Travolta y Hugh Jackman.

Otros créditos en televisión incluyen protagonizar y producir el drama “Extant”, producido por Steven Spielberg, para ABC, haber protagonizado la sumamente popular miniserie “Oprah Winfrey Presents: The Wedding”, dirigida por Charles Burnett, para ABC, además de haber interpretado el papel que le da nombre al título a la miniserie “Queen”, de Alex Haley. Por esta última actuación, Berry obtuvo su primer Premio NAACP Image a Mejor Actriz, así como el Premio a Mejor Actriz Novel, otorgado por la Hollywood Women’s Press Club. También actuó al lado de Jimmy Smits en el telefilme original “Solomon and Sheba”, para Showtime.

Berry ha obtenido elogios no sólo por sus numerosos papeles protagónicos, sino también por su trabajo con una variedad de organizaciones. Berry es una simpatizante activa y miembro del concejo del Jenesse Center en Los Ángeles. El Jenesse Center fue fundado en 1980 para asistir a víctimas de violencia doméstica, y busca cambiar el patrón de abuso en las vidas de mujeres y niños. Previo a ello, se asoció con la campaña Watch Hunger Stop de Michael Kors, y con el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas para crear un mundo sin hambre. Esta sociedad vio a Watch Hunger Stop destinar su alcance y recursos globales a la meta de WFP de construir “un mundo donde no exista el hambre”. Para apoyar esta iniciativa, Berry visitó la Nicaragua rural para generar conciencia. Berry también unió fuerzas con Novo Nordisk y la Entertainment Industry Foundation (Fundación de la Industria del Entretenimiento) para lanzar la Diabetes Aware Campaign (Campaña de Concienciación de la Diabetes), además de que ha apoyado una vasta cantidad de organizaciones benéficas e instituciones, tales como Revlon Run/Walk, Make-A-Wish Foundation, Afghanistan Relief Organization, Stand Up to Cancer, Love Our Children USA y Clothes Off Our Back.

CHANNING TATUM (Agente Tequila)

Channing Tatum es conocido por su trabajo tanto en pantalla, como actor, como detrás de cámaras, como productor.

Tatum después aparecerá en la película Kingsman: El Círculo Dorado, de Matthew Vaughn. FOX estrenará el filme el 20 de septiembre.

Más recientemente, Tatum fue visto en la película Logan Lucky, de Steven Soderbergh, que fue estrenada el 18 de agosto; en Hail, Caesar! (¡Salve, César!), película más reciente de los hermanos Coen; y en la aclamada The Hateful Eight (Los ocho más odiados), de Quentin Tarantino.

En el 2015, Tatum repitió su papel como Mike Lane en Magic Mike XXL, dirigida por Greg Jacobs. La primera Magic Mike, dirigida por Steven Soderbergh, fue estrenada en el 2012. Los otros créditos de Tatum incluyen Foxcatcher, The Vow (Votos de amor) y Dear John (Querido John), entre otros.

En el 2014, Tatum fundó su compañía productora, Free Association, con sus dos socios, Reid Carolin y Peter Kiernan. Free Association se encuentra produciendo actualmente ‘Magic Mike Live’ en el hotel Hard Rock. La compañía también produce películas, incluyendo Logan Lucky, 22 Jump Street (Comando especial 2) y la franquicia de Magic Mike Live, entre otras.

JEFF BRIDGES (Agente Champagne)

Jeff Bridges es uno de los actores más exitosos de Hollywood y ha sido nominado en seis ocasiones al Premio de la Academia®. Su actuación en Crazy Heart (Loco corazón) —como Bad Blake, el cantante de música country alcohólico y desafortunado al centro del drama— le valió al icónico intérprete de manera merecida su primer Oscar® a Mejor Actuación de un Actor en un Papel Protagónico. La actuación también le valió el Globo de Oro, el Premio SAG y el Premio IFP/Spirit a Mejor Actor Protagónico.

La película sigue a Blake, quien, a través de sus experiencias con una reportera (Maggie Gyllenhaal), es capaz de revitalizar su carrera mientras la hace de mentor de una estrella contemporánea de country de primera categoría, mientras lucha de manera simultánea bajo la sombra de su protegido. La película, dirigida por Scott Cooper, está basada en la novela debut de Thomas Cobb y también es protagonizada por Robert Duvall y Colin Farrell. La actuación conmovedora y de múltiples matices de Bridges es una de muchas en una carrera que abarca décadas.

En 1971, recibió su primera nominación al Oscar® a Mejor Actor Secundario por The Last Picture Show, de Peter Bogdanovich, que Cybill Shepherd coprotagonizó. Tres años después, recibió su segunda nominación a Mejor Actor Secundario por su papel en Thunderbolt and Lightfoot, de Michael Cimino. Para 1984, se hizo de un gran prestigio con una nominación a Mejor Actor por Starman (Starman: El hombre de las estrellas); esta actuación también le valió una nominación al Globo de Oro. En el 2001, fue honrado con otra nominación al Globo de Oro y su cuarta al Oscar® por su papel en The Contender (La conspiración), thriller político de Rod Lurie, coprotagonizado por Gary Oldman y Joan Allen, en el que Bridges interpretó al presidente de los Estados Unidos.

En diciembre de 2010 su reunión con los hermanos Coen en el aclamado western True Grit (Temple de acero) le valió su sexta nominación al Oscar®. El filme se centra en la chica de catorce años Mattie Ross (Hailee Steinfeld), cuyo padre ha sido baleado a sangre fría por el cobarde Tom Chaney (Josh Brolin), y está decidida a llevarlo ante la justicia. Al reclutar la ayuda de un alguacil borracho de los EE. UU., Rooster Cogburn (Bridges), a quien también le da por disparar a la menor provocación, parte con él —a pesar de sus objeciones— para cazar a Chaney. Ese mismo mes fue visto en la muy esperada película de acción y aventuras TRON: Legacy (TRON: El legado), que se estrenó en 3D. Bridges repitió su papel del desarrollador de videojuegos Kevin Flynn de la clásica película TRON, de 1982. Con tecnología de punta, TRON: Legacy hizo que Bridges se convirtiera en el primer actor en la historia del cine en enfrentarse a una versión más joven de sí mismo.

Fue visto más recientemente en Hell or High Water (Enemigo de todos), un thriller moderno de acción que se desarrolla al oeste de Texas, protagonizado por Chris Pine, Ben Foster y Gil Birmingham. La película, que se estrenó en la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cine de Cannes, en el 2016, fue escrita por Taylor Sheridan y dirigida por David Mackenzie.

También puede ser visto en la primera adaptación cinematográfica animada de la icónica obra maestra The Little Prince (El principito), de Antoine de Saint-Exupery, en el papel del Aviador, para el director Mark Osborne. La película se está transmitiendo por Netflix.

En agosto de 2014, Bridges protagonizó The Giver (El dador de recuerdos), al lado de Meryl Streep, Brenton Thwaites, Alexander Skarsgard, Katie Holmes, Odeya Rush y Cameron Monaghan. Basada en el best-seller para adultos jóvenes de Lois Lowry, el filme —que también produjo— fue uno de sus proyectos de vida durante más de dos décadas y fue dirigido por Phillip Noyce.

Antes de Crazy Heart, Bridges fue visto en la comedia de guerra The Men Who Stare at Goats (Hombres de mentes), donde interpretó a Bill Django, un oficial militar de inteligencia libre de convencionalismos, que es líder de un grupo secreto de combatientes del ejército. El guión de Peter Straughan (basado en el libro de Jon Ronson y dirigido por Grant Heslov) está basado en la historia real acerca de un reportero en Irak, quien conoce a un ex miembro del First Earth Battalion del ejército de los EE. UU., una unidad que emplea poderes paranormales en sus misiones. Actúa al lado de George Clooney (también productor), Ewan McGregor y Kevin Spacey.

Además, protagonizó A Dog Year, basada en las memorias de Jon Katz y dirigida por George LaVoo (quien también escribió el guión), para HBO Films/ Picturehouse, que lo llevó a obtener una nominación al Emmy; así como el exitazo taquillero Iron Man, al lado de Robert Downey, Jr., en la que interpretó el papel de Obadiah Stane, para Paramount Pictures/Marvel Studios.

Junto a Shia LaBeouf le dio voz al papel de Geek, un pingüino surfista desgastado y cascarrabias, en la película nominada al Premio de la Academia® Surf’s Up (Los reyes de las olas), para Sony Pictures Animation. Previo a ello, estuvo en su segundo filme para el director Terry Gilliam, titulado Tideland, donde interpretó a Noah, un guitarrista de rock acabado y drogadicto.

La multifacética carrera del actor ha dejado una gran huella a lo largo de todos los géneros. Ha protagonizado numerosos éxitos taquilleros, incluyendo Seabiscuit, de Gary Ross, la poco convencional tragicomedia The Fisher King (Pescador de ilusiones), de Terry Gilliam (coprotagonizada por Robin Williams), la multi-nominada The Fabulous Baker Boys (coprotagonizada por su hermano Bridges y Michelle Pfeiffer), The Jagged Edge (Al filo de la sospecha) (al lado de Glenn Close), Tucker: The Man and His Dream (Tucker: Un hombre y su sueño), de Francis Ford Coppola, Blown Away (Lluvia de fuego) (coprotagonizada por su ya finado padre Lloyd Bridges y Tommy Lee Jones), Fearless (Sin miedo a la vida) (con Isabella Rossellini y Rosie Perez), de Peter Weir, y American Heart (con Edward Furlong, producida por la compañía de Bridges, AsIs Productions), de Martin Bell. En 1993, esa película le valió a Bridges un Premio IFP/Spirit a Mejor Actor.

En el verano de 2004, apareció al lado de Kim Basinger en la aclamada The Door in the Floor (Una mujer difícil), para el director Todd Williams y Focus Features, que le valió una nominación al Premio IFP/Spirit a Mejor Actor.

Interpretó un papel protagónico en The Muse (una comedia de Albert Brooks protagonizada por Brooks, Sharon Stone y Andie MacDowell); apareció en el thriller de suspenso Arlington Road (Intriga en la calle Arlington) (coprotagonizado por Tim Robbins y Joan Cusack, dirigido por Mark Pellington); y estelarizó Simpatico (El secreto), la versión cinematográfica de la obra de Sam Shepard (con Nick Nolte, Sharon Stone y Albert Finney). En 1998, protagonizó la comedia de culto The Big Lebowski (El gran Lebowski), de los hermanos Coen. Previo a ello, protagonizó White Squall, de Ridley Scott, Wild Bill, de Walter Hill, Fat City, de John Huston, y la comedia romántica The Mirror Has Two Faces (El amor tiene dos caras), de Barbara Streisand.

Algunos de los otros créditos de Bridges como actor incluyen How to Lose Friends and Alienate People (Cómo perder a tus amigos), K-PAX, Masked and Anonymous, Stay Hungry, Fat City, Bad Company, Against All Odds (El poder y la pasión), Cutter’s Way, The Vanishing (El rapto), Texasville, The Morning After (A la mañana siguiente), Nadine, Rancho Deluxe, See You in the Morning, Eight Million Ways to Die (Morir mil veces), TRON, The Last American Hero y Hearts of the West.

En 1983, Jeff fundó la End Hunger Network, una organización sin fines de lucro dedicada a alimentar niños de todo el mundo. Jeff produjo el evento por televisión End Hunger, una transmisión de tres horas en directo que se centraba en el hambre mundial. En el evento aparecieron Gregory Peck, Jack Lemmon, Burt Lancaster, Bob Newhart, Kenny Loggins y otras estrellas importantes del cine, la televisión y la música, en una producción innovadora para educar y generar acción.

En la actualidad, es vocero nacional de la campaña Share Our Strength/No Kid Hungry, que está luchando por terminar con la hambruna infantil en los Estados Unidos.

A través de su compañía, AsIs Productions, produjo Hidden in America, protagonizada por su hermano Beau. En 1996, el telefilme producido para Showtime recibió una nominación al Globo de Oro a Mejor Película para TV/Cable, y Beau Bridges obtuvo una nominación al Premio Screen Actors Guild a Mejor Actor. La película también fue nominada para dos Premios Emmy.

Una de las verdaderas pasiones de Jeff es la fotografía. Mientras está en el set de sus películas, Jeff toma fotos detrás de cámaras de actores, equipo de producción y locaciones. Después de terminar cada película, edita las imágenes para colocarlas en un libro, y da copias a todos los que estuvieron involucrados. Las fotografías de Jeff han aparecido en varias revistas, incluyendo Premiere y Aperture, así como en otras publicaciones de todo el mundo. También ha podido exhibir su obra en galerías de Nueva York (en el George Eastman House), Los Ángeles, Londres y en el Museo de Artes Fotográficas de San Diego. En el 2013, Jeff recibió el Premio Infinity, otorgado por el International Center of Photography, en Nueva York.

Los libros, que se han vuelto preciados para coleccionistas, nunca fueron concebidos para su venta pública, pero en el otoño 2003, powerHouse Books lanzó Pictures: Photographs by Jeff Bridges, un ejemplar de pasta dura que contiene una compilación de sus fotografías tomadas en numerosas locaciones a lo largo de los años, ante muchos elogios de la crítica. Las ganancias del libro son donadas a la Motion Picture & Television Fund, una organización sin fines de lucro que ofrece cuidado y apoyo caritativos a trabajadores de la industria cinematográfica.

En febrero de 2015, Jeff lanzó un álbum de palabra hablada/ambiental titulado “Sleeping Tapes”. La colaboración fue coproducida con el músico Keefus Ciancia, quien también se encargó de la música. El disco fue lanzado en internet por el servicio Squarespace, como parte de su campaña publicitaria durante el Súper Tazón. Todas las ganancias del álbum se destinarán para la campaña Share Our Strength’s No Kid Hungry.

En agosto de 2011, Jeff lanzó su álbum debut epónimo para Blue Note Records, una disquera importante. T Bone Burnett, compositor, músico y productor ganador de múltiples Premios Grammy, produjo el disco. Es una extensión y culminación orgánicas de la amistad personal, profesional y musical que tiene con Burnett, a quien conoce desde hace más de 30 años. El aclamado álbum fue una continuación de su primer esfuerzo como solista, “Be Here Soon”, para Ramp Records, la disquera de Santa Barbara, CA, que cofundó con Michael McDonald y el productor/cantautor Chris Pelonis. En el CD aparecen como invitados el vocalista/tecladista Michael McDonald, la nominada al Grammy Amy Holland y la leyenda del rock country David Crosby. En el 2014, lanzó su primer álbum en directo, “Jeff Bridges & The Abiders Live”, y cuando no está trabajando sale de gira a ratos con él.

Jeff y su esposa Susan dividen su tiempo entre su hogar en Santa Barbara, California, y su rancho en Montana.

PEDRO PASCAL (Agente Whiskey)

Pedro Pascal estelariza “Narcos”, aclamada serie original de Netflix nominada al BAFTA y Globo de Oro, que habla de la historia real del crecimiento y extensión de los cárteles de drogas y el tráfico de cocaína alrededor del mundo. Pascal interpreta al agente de la DEA Javier Peña, quien encabezó la persecución de Pablo Escolar, capo de las drogas colombiano. José Padilha, Eric Newman y Chris Brancato son productores ejecutivos. La temporada 3 de Narcos se acaba de estrenar en septiembre por todo el mundo.

También este otoño, Pascal interpretará a Jack Daniels en la película de acción y aventuras Kingsman: El Círculo Dorado, de Matthew Vaughn, al lado de Taron Egerton, Channing Tatum y Julianne Moore. La película será estrenada por FOX el 22 de septiembre de 2017.

A principios de este año, Pascal actuó al lado de Matt Damon y Willem Dafoe en el filme The Great Wall (La gran muralla), de Zhang Yimou. Legendary Pictures estrenó la película en China y Universal en los Estados Unidos. En el 2014, Pedro protagonizó la exitosa serie “Game of Thrones”, para HBO, donde interpretó a Oberyn Martell, uno de los personajes favoritos de los aficionados. Pedro ha tenido papeles recurrentes en “Graceland”, para USA, “Brother’s & Sisters”, para ABC, “The Good Wife”, para CBS, “Lights Out”, para FX, “The Mentalist”, para CBS, y “Red Widow”, para ABC. Otros créditos en televisión incluyen “Nurse Jackie”, para Showtime, la trifecta de “Law & Order”, “Body of Proof”, “Without A Trace”, “NYPD Blue” y “Buffy The Vampire Slayer”, entre otros.

Pascal ha interpretado papeles en Nueva York para The Manhattan Theatre Club, Classic Stage Company, Playwrights Horizons y para la obra nominada al Drama Desk Some Men, original de Terrence McNally, en el Second Stage. Actuó al lado de Jennifer Ehle y Liev Schreiber en la producción de Shakespeare in the Park de Macbeth, así como en su producción de Much Ado About Nothing, con Lily Rabe. Ganó el Premio Los Angeles Drama Critics Circle y el Premio Garland por Orphans, que se presentó en The International City Theatre. Pedro también ha dirigido Underneathmybed, de Florencia Lozano, Killing Play, de David Anzuelo, y Yosemite, de Daniel Talbott, en el Rattlestick Playwrights Theatre en Nueva York. Pedro es también miembro de la compañía de teatro Labyrinth.

Los otros créditos cinematográficos de Pascal incluyen: The Adjustment Bureau (Los agentes del destino), de Universal, Sweet Little Lies, de Joe Saunders, y I Am That Girl, de B. Hayward Randall. También apareció en Sisters (Hermanas), de Julia Solomonoff, y Window Shopping, de Freya Billington.

EDWARD HOLCROFT (Charlie Hesketh)

Edward Holcroft, ex ‘Estrella del Mañana del RU’ de Screen International, ha conseguido en un breve periodo de tiempo varios papeles distinguidos en cine, televisión y teatro. Se está convirtiendo rápidamente en uno de los actores británicos jóvenes más emocionantes de la industria.

En la actualidad, Edward está rodando la miniserie “Gunpowder”, escrita por Ronan Bennett, para la BBC. El guión cuenta la historia visceral y resonante detrás del Gunpowder Plot. Edward interpreta a Thomas Wintour, al lado de Kit Harington, Peter Mullan y Liv Tyler. El programa se transmitirá en noviembre por BBC One.

En el 2016, Edward voló a Toronto para rodar la adaptación para la pantalla chica de la novela de Margaret Atwood “Alias Grace”, una miniserie de seis partes de Sarah Polley, producida por Halfire Entertainment, que fue comisionada por CBS y Netflix. Edward interpreta al Dr. Simon Jordan, al lado de Anna Paquin, Sarah Gadon y David Cronenberg. “Alias Grace” está inspirada en la verdadera historia de Grace Marks (Gadon), una inmigrante irlandesa pobre y joven, y empleada doméstica al norte de Canadá, quien junto con el mozo de cuadra James McDermott, fueron condenados por los asesinatos brutales de sus empleadores, Thomas Kinnear (Gross) y Nancy Montgomery (Paquin) en 1843. En el 2017, la serie se transmitirá en Canadá por CBS y a escala mundial por Netflix.

Más tarde este año, Edward repetirá su papel de Charlie Hesketh en la muy esperada secuela Kingsman: El Círculo Dorado, donde actuará al lado de un reparto estelar que incluye a Taron Egerton, Colin Firth, Julianne Moore, Jeff Bridges, Halle Berry, Channing Tatum y Elton John. Dirigida por Matthew Vaughn, la película será estrenada el 20 de septiembre de 2017 en todo el mundo.

En marzo, Edward interpretó a ‘Jack Ford’ en la adaptación de The Sense of an Ending, basada en la premiada novela de Julian Barne y dirigida por Ritesh Batra a partir de un guión de Nick Payne, para BBC Films. Jim Broadbent, Charlotte Rampling, Michelle Dockery y Emily Mortimer también estelarizan la adaptación de la novela, acerca de un hombre perturbado por su pasado, al que se le presenta un legado misterioso que provoca que se replantee la situación actual en la que vive.

En enero de 2016, Edward protagonizó la transmisión en directo de la producción del National Theatre de Les Liaisons Dangereuses, para celebrar el trigésimo aniversario de su reestreno. Dirigida por Josie Rourke y adaptada por Christopher Hampton, Edward actuó al lado de Janet McTeer y Dominic West.

Noviembre de 2015 vio a Edward actuar al lado de Ben Wishaw y Jim Broadbent en el thriller de cinco partes “London Spy”, para la BBC. Edward interpretó a Alex, un empleado misterioso y brillante del servicio secreto, que se gana el corazón de (Wishaw), un romántico extrovertido y hedonista. La miniserie fue dirigida por Jakob Verbruggen y recibió una respuesta positiva por parte de la crítica nacional, después de haber salido al aire en el Reino Unido en BBC Two y en los EE. UU. en BBC America.

En septiembre de 2015, Edward apareció en el drama de 90 minutos “Lady Chatterley’s Lover”, en el papel de Duncan Forbes, junto a Richard Madden, Holliday Grainger y James Norton, para la BBC One. Producida por Hartswood Films en asociación con Serena Cullen Productions, el drama de época cuenta la historia legendaria y romántica del amorío entre Lady Chatterley y su guardabosques. La película fue dirigida y adaptada por Jed Mercurio, de la novela de D.H. Lawrence de 1928, y fue parte de una serie de cuatro adaptaciones literarias del siglo XX de la BBC.

Enero de 2015 vio a Edward interpretar el papel de Charlie Hesketh en el muy esperado largometraje Kingsman: El Servicio Secreto, de Matthew Vaughn. Edward actuó al lado de Taron Egerton, Samuel Jackson, Michael Caine y Colin Firth. Vaughn y Jane Goldman escribieron el guión, basado en la historieta de Matt Millar y Dave Gibbons, y demostró —así como con Kick-Ass— que Vaughn tiene un ojo asombroso para detectar talento nuevo.

Ese mismo mes, Edward apareció en la miniserie de la BBC ganadora del Globo de Oro “Wolf Hall”, en el papel de George Boleyn, donde actuó al lado de Mark Rylance, con quien había trabajado antes en escena en Jerusalem, en el Royal Court. Escrita por Peter Straughan, escritor nominado al Oscar, y el muy aclamado director Peter Kosminsky, “Wolf Hall” fue descrita por críticos como “cerca de la perfección en televisión”, que la llevó a recibir ocho nominaciones al Emmy de horario estelar, además de haber ganado el Globo de Oro a Mejor Miniserie o Telefilme.

En febrero de 2014, Edward hizo su debut cinematográfico en el papel de Aaron Drozdiv en Vampire Academy (Academia de vampiros). Dirigida por Mark Waters, Edward actuó al lado de Olga Kurylenko, Gabriel Byrne y Sarah Hyland en la historia de una persona mitad humano, mitad vampiro, y su legado para proteger a los de su especie.

SOPHIE COOKSON (Roxy / Agente Lancelot)

La actriz británica Sophie Cookson todavía estaba en la escuela de teatro cuando le dieron su primer papel protagónico. En el 2014, Sophie fue reconocida por Screen International como una de las Estrellas del Mañana, y con cada proyecto que emprende, cada vez más llama la atención de la industria, por lo que los siguientes meses la establecerán de manera firme como alguien a seguir.

Sophie aparece en la serie “Gypsy”, un thriller psicológico para Netflix. En ella, interpreta a la joven Sidney, al lado de Naomi Watts, para Universal Television, Working Title y la escritora Lisa Rubin. Sam Taylor-Johnson dirigió los primeros dos episodios del programa, que cuenta con diez capítulos, y que se estrenó este julio pasado. “Gypsy” narra el viaje de Jean Holloway (interpretada por Naomi Watts), una terapeuta que comienza a desarrollar relaciones peligrosas e íntimas con gente que forma parte de la vida de sus pacientes.

Después de esto, Sophie repetirá su papel de Roxy en la segunda parte de la exitosa franquicia de Kingsman, de Matthew Vaughn: Kingsman: El Círculo Dorado. La primera película, Kingsman: El Servicio Secreto, fue estrenada en enero de 2015 y a la postre recabaría £319,000,000 en la taquilla mundial. Sophie actuó al lado de Samuel Jackson, Michael Caine y Colin Firth, con Taron Egerton en el papel de Eggsy. Vaughn y Jane Goldman escribieron el guión, basado en el comic de Matt Millar y Dave Gibbons. La segunda película verá nuevas adiciones al reparto, incluyendo Channing Tatum, Julianne Moore, Jeff Bridges, Halle Berry, Vinnie Jones y Elton John, y su estreno está programado para el 20 de septiembre de 2017, en todo el mundo.

A continuación, Sophie también tiene el drama de la Segunda Guerra Mundial Ashes In The Snow, con Bel Powley. El rodaje se llevó a cabo en Lituania y la película está basada en el best-seller del New York Times ‘Between Shades Of Gray’, escrito por Ruta Sepetys. Ben York Jones escribió el guión y Marius Markevicius dirige la historia de Lina Vilkas, una chica de dieciséis años que es deportada a Siberia en la región del báltico, en medio del reino de terror de Stalin, durante la Segunda Guerra Mundial. Sophie interpreta a Ona y la película será estrenada en el 2017, en una fecha todavía por determinar.

En abril de 2016, Sophie apareció en The Huntsman: Winter’s War (El cazador y la reina de hielo) y, ese mismo año, filmó The Crucifixion, donde interpretó el papel de Nicole Rawlins. La película de terror, también protagonizada por Brittany Ashworth, Mathew Zajac y Radu Banzaru, es dirigida por Xavier Gens y escrita por Carey Hayes. De igual manera, también interpretó el papel protagónico en Emperor. Su personaje, Johanna of Ghent, es una audaz chica de 21 años que se infiltra en la corte del sacro emperador romano Carlos V para vengar la muerte de su padre. Instalada en una época en la que el emperador lucha por mantener unido un imperio fracturado entre un mundo de riqueza, libertinaje, intriga y traición, Sophie actúa junto a Adrien Brody, Bill Skarsgard y Thomas Kretschmann. El estreno de ambos filmes está programado para el 2017.

En diciembre de 2013, Sophie hizo su debut en televisión con el papel de Grace Mohune, en el popular drama de dos partes “Moonfleet”, con Aneurin Barnard y Ray Winstone, para SKY1. “Moonfleet”, que se desarrolla en Dorset en el siglo XVIII, y es dirigida por Andy De Emmony, es una adaptación de la novela homónima de John Meade Falkner, y cuenta la historia del viaje que emprenden el huérfano John Trenchard y el contrabandista Elzevir Block para encontrar el tesoro del pirata Barba Negra.

Sophie estudió en la escuela de teatro de Oxford.

ACERCA DE LOS REALIZADORES

MATTHEW VAUGHN (Director/Productor/Escritor)

Matthew Vaughn es uno de los directores británicos más reconocidos, que ha producido, escrito y dirigido una impresionante variedad de filmes. Vaughn comenzó su carrera como productor de dos películas de Guy Ritchie: Lock, Stock and Two Smoking Barrels (Juegos y trampas) y Snatch (Cerdos y diamantes), protagonizada esta última por Brad Pitt, y que recibió grandes elogios de la crítica. A través de su compañía productora, MARV Films, Vaughn debutó como director con Layer Cake (No todo es lo que parece), protagonizada por Daniel Craig. A ésta le siguió Stardust (Stardust, El misterio de la estrella), con Robert De Niro y Michelle Pfeiffer, que Vaughn dirigió y coescribió, junto con su socia escritora Jane Goldman. En el 2009, Vaughn produjo Harry Brown, protagonizada por Michael Caine. En el 2010, Vaughn produjo y escribió The Debt (Al filo de la mentira), protagonizada por Helen Mirren y Sam Worthington, y dirigió, escribió y produjo Kick-Ass (Kick-Ass un superhéroe sin superpoderes). En el 2011, Vaughn escribió y dirigió X-Men: First Class (X-Men: Primera generación), en el 2014, escribió X-Men Days of Future Past (X-Men: Días del futuro pasado) y, en el 2016, produjo Eddie the Eagle (Volando alto), protagonizada por Hugh Jackman. El 2014 también vio el estreno de Kingsman: El Servicio Secreto, escrita, producida y dirigida por Vaughn, con su secuela Kingsman: El Círculo Dorado a ser estrenada en septiembre de 2017.

JANE GOLDMAN (Escritora)

Jane Goldman es una ex reportera y autora de ocho libros, incluyendo el best-seller “The X-Files Book of the Unexplained”, que fue nominado para los premios Writers’ Guild y Nibbie. También ha trabajado en televisión como presentadora, escritora y productora de documentales y programas de entretenimiento.

Su primer guión, Stardust (2007), marcó el inicio de su antigua colaboración con Matthew Vaughn y le valió un premio Hugo a mejor guión. Trabajó de nueva cuenta con Vaughn en The Debt (Al filo de la mentira) (2010), del director John Madden, y en Kick-Ass (2010), dirigida por Vaughn, que Goldman también coprodujo. Por la película, recibió premios de The Writers’ Guild (Mejor Guión Original), de Women in Film and TV (el Premio de Escritura del UK Film Council) y de la revista Total Film (Mejor Escritor). Vaughn y Goldman después hicieron el aclamado exitazo taquillero X-Men: First Class (2011), y el éxito internacional Kingsman: El Servicio Secreto (2014), ganadoras ambas del premio Empire.

Además de sus colaboraciones con Vaughn, Jane también escribió el guión de The Woman In Black (La mujer de negro) (2012), dirigida por James Watkins, que le valió un Premio Empire y el premio a la Mujer del Año de la revista Glamour a Mejor Realizadora, por segunda ocasión en su carrera. Más adelante, trabajó con el director Tim Burton, para quien escribió el guión de su estreno más reciente, Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children (Miss Peregrine y los niños peculiares) (2016), y escribió el thriller histórico The Limehouse Golem (2017), que llegará a cines en septiembre.

Jane recién terminó de adaptar la novela Rebecca, de Daphne DuMaurier, y en la actualidad se encuentra trabajando en un proyecto cinematográfico de los estudios Disney, además de que está colaborando con George RR Martin, autor de ‘Game of Thrones’, para desarrollar una serie derivada para HBO.

DAVID REID (Productor)

David Reid es un productor de cine inglés. Al haber trabajado en la industria cinematográfica británica durante más de 20 años, ha sido pieza importante de los equipos responsables de algunas de las películas más icónicas y exitosas del Reino Unido.

Es conocido por producir éxitos internacionales, tales como el thriller criminal Layer Cake; las comedias de superhéroes Kick-Ass y Kick-Ass 2; la comedia de acción y aventuras Kingsman: El Servicio Secreto; la película biográfica Eddie The Eagle; y la venidera Kingsman: El Círculo Dorado.

David es mejor conocido por sus colaboraciones con el director/productor Matthew Vaughn, que comenzaron con la muy exitosa Lock Stock & Two Smoking Barrels, antes de continuar con Snatch; Mean Machine y Swept Away.

ADAM BOHLING (Productor)

Adam Bohling es un productor de cine inglés. Al haber trabajado en la industria cinematográfica británica durante más de 20 años, ha sido pieza importante de los equipos responsables de algunas de las películas más icónicas y exitosas del Reino Unido.

Es conocido por producir éxitos internacionales, tales como el thriller criminal Layer Cake; las comedias de superhéroes Kick-Ass y Kick-Ass 2; la comedia de acción y aventuras Kingsman: El Servicio Secreto; la película biográfica Eddie The Eagle; y la venidera Kingsman: El Círculo Dorado.

Adam es mejor conocido por sus colaboraciones con el director/productor Matthew Vaughn, que comenzaron con la muy exitosa Lock Stock & Two Smoking Barrels, antes de continuar con Snatch; Mean Machine, Swept Away y X-Men: First Class.

DARREN GILFORD (Diseñador de Producción)

Darren Gilford es un diseñador de producción de cine, que recientemente diseñó Kingsman: El Círculo Dorado para el director Matthew Vaughn. Los créditos previos de Darren como diseñador de producción incluyen Star Wars: The Force Awakens (Star Wars: El despertar de la fuerza) (junto con el también diseñador de producción Rick Carter, Walt Disney/Lucas Film 2015), Oblivion (Oblivion: El tiempo del olvido) (Universal Pictures, 2013), Tron Legacy (Tron: El legado) (Walt Disney Pictures, 2010), e Idiocracy (FOX, 2005).

En 1992, Darren se graduó, con honores, del Art Center College of Design en Pasadena, California. Mientras estudiaba ahí, disfrutó de varias pasantías en Kodak (diseño de productos), General Motors Advanced Design Center (diseño de vehículos en exhibiciones) y en Walt Disney Imagineering (diseño del parque de diversiones Euro Disneyland).

Después de la universidad, Gilford trabajó en departamentos de arte tradicionales, como ilustrador de conceptos y artista de storyboard.

Entre los primeros créditos de Gilford se encuentran Fire in the Sky (Fuego en el cielo), The Crow (El cuervo), Judge Dredd (El juez) e Inspector Gadget.

Gilford fue una de las primeras contrataciones en Digital Domain, la vanguardista empresa de efectos especiales, donde fungió como responsable de la dirección de arte de 1994 a 1998. En Digital Domain trabajó en docenas de comerciales y largometrajes, y diseño la producción de su primer comercial para el director David Fincher. Trabajó de manera estrecha con James Cameron en Titanic, The Terminator 2: 3D Ride, para Universal Studios, y en las primerísimas etapas de Avatar. Otros de sus créditos cinematográficos en Digital Domain incluyen Interview With the Vampire (Entrevista con el vampiro) y The Fifth Element (El quinto elemento).

En 1998, Gilford dejó Digital Domain para ir tras una carrera en diseño de producción. Desde entonces, ha diseñado la producción de docenas de comerciales, películas, la transmisión desde un estudio frente a una audiencia de un espectáculo en directo por internet, y Live Sets (para Yahoo!), que presentaban a algunos de los mejores talentos de la industria musical en 48 conciertos.

Gilford vive en Pacific Palisades, California, con su esposa, una ejecutiva superior de Walt Disney Company, y sus dos hijos.

ARIANNE PHILLIPS (Diseñadora de Vestuario)

Arianne Phillips, nominada en dos ocasiones al Oscar, es conocida por sus diseños innovadores y su atención al detalle.

El 2017 verá la perdurable colaboración de Arianne con el director Matthew Vaughn en Kingsman: El Círculo Dorado, continuación del éxito Kingsman: El Servicio Secreto, que recibió críticas entusiastas. Con un éxito abrumador, Arianne ha continuado y expandido los diseños de esta franquicia al “vestuario de colección” de Kingsman, que se encuentra disponible en www.MRPORTER.com.

En el 2016, Arianne fue reconocida con una nominación del Costume Designer Guild (Sindicato de Diseñadores de Vestuario) por su trabajo en Nocturnal Animals (Animales nocturnos), de Tom Ford.

En el 2014, fue reconocida por su trabajo en el musical de Broadway “Hedwig and the Angry Inch”, protagonizado por Neil Patrick Harris, una vez que fue nominada al Premio Tony a Mejor Diseño de Vestuario. Arianne también tiene una antigua relación de 20 años con Madonna, con quien ha colaborado en sesiones de fotos, videos musicales y en el diseño del vestuario de sus giras, en estas últimas dos décadas. También obtuvo una nominación al Oscar a diseño de vestuario por el debut como directora de Madonna, la película biográfica W.E.

En el 2010, Phillips recibió una nominación al BAFTA por A Single Man, de Tom Ford, así como una nominación al Oscar, en el 2006, por Walk the Line (Johnny y June, Pasión y locura). Su trabajo incluye películas notables, tales como Knight and Day (Encuentro explosivo), protagonizada por Tom Cruise y Cameron Diaz, 3:10 To Yuma (3:10 Misión peligrosa), con Christian Bale y Russell Crowe en los papeles protagónicos, y One Hour Photo (Retratos de una obsesión), de Mark Romanek. Entre proyectos cinematográficos y musicales, Phillips también trabaja como editora/estilista de modas independiente, colaborando con fotógrafos para publicaciones tales como Italian Vogue, V magazine, Harper’s Bazaar, Interview y W magazine. Más recientemente, en el 2015, Arianne fue invitada a participar en el preciado proyecto “The Iconoclast’s” de PRADA, que fue montado tanto en Londres como en Beijing, y que incluía un cortometraje de moda titulado Passengers, que ella dirigió. Su diversidad en el mundo de la moda y el vestuario casan a la perfección con sus intereses y talentos de amplio alcance, que la distinguen de sus colegas como una persona que marca tendencia y es visionaria.

Leave a Reply