Nueva colección de Bershka con los estilismos de Mónica Anoz

0
83

EXPRESS YOURSELF
Arrasadores. Así son los looks de la nueva colección Bershka
con los estilismos de Mónica Anoz.

El otoño es un reto para los amantes de las combinaciones. Bershka y la estilista Mónica Anoz se unen para llevar el efecto layering y las mezclas ingeniosas al extremo. El mundo urbano, el punk setentero y los detalles pop de los 90 y los 00 conviven armónicamente en todos los estilismos planteados. Sin ninguna duda, el resultado demuestra que nada (absolutamente nada) es imposible para quien sabe combinar.

Como cada otoño, vuelve el punto, sí. Pero le dice adiós al romanticismo. El estilo personal de Mónica Anoz sugiere introducir la irreverencia del punk para romper con el sentido ‘cozy’ de este tipo de prendas. La prueba definitiva es el jersey de punto grueso en blanco roto combinado con una falda de tul extra-larga y unas botas altas de inspiración militar.

Las camisas ocupan nuevas posiciones. Se combinan con camisetas súper urbanas, leggings y botines de tacón. Mientras que las versiones extralargas (de inspiración “borrowed from the boys”) son la prenda exterior perfecta para los días de entretiempo, las camisas avolantadas son la nueva prenda interior. Lo interesante, ahora, es cubrirlas por completo y dejar al descubierto solamente los volantes de las mangas.

Accesorios y más accesorios. Si hay algo que caracteriza a Mónica Anoz es el uso de los pendientes XXL y el calzado con mucha personalidad. Las botas altas y los botines son el complemento perfecto para acompañar shorts y minifaldas. Por otro lado, el sport y el retro se unen en una combinación súper ganadora que mezcla deportivas blancas con calcetines blancos de bandas en los extremos. ¿Cómo proteger las ideas del frío? Sin duda, con las boinas: el accesorio más top del otoño.

Para él:

La colección de chico también apuesta por los looks cómodos, ya que todas las propuestas siempre hacen referencia el mundo sport. El efecto layering se presenta en su versión más descarada: chaquetas y abrigos se combinan sin prejuicios con sudaderas con capucha, gorras y jerseys..

Las texturas también son relevantes para los looks de chico. El efecto “piel vuelta”, el borrego en el interior de las chaquetas y el faux fur extra suave de las sudaderas potencian el efecto retro moderno. El tricot se reinventa en tonalidades muy saturadas (ocre y azul) y en colores más calmados como el crema. Las nuevas formas del punto aportan una cierta elegancia que se rompe completamente al mezclarse con denim de estampado animal print y Converse. Esta oposición de colores también se extiende a todas las prendas para seguir jugando con los opuestos: por un lado, los verdes, los ocres, los azules y los lilas crean una paleta de colores saturados. Por el otro, las tonalidades crema aportan una estética mucho más soft.

Los looks no se caracterizan por una fuerte presencia de estampados. Al contrario, el tracksuit deportivo en lila monocolor es uno de las apuestas fuertes de la temporada y una evidente referencia a décadas pasadas. Los estampados all over (camouflage y animal print) se introducen en prendas exteriores, en joggers e incluso en calcetines. El lettering posicional reduce su protagonismo y se sitúa en los laterales de los pantalones deportivos y en el centro de las sudaderas.

Cómo no, el denim sigue siendo tendencia y se mantiene en lavados fuertes, con muchos rotos y en clave animal print. Su versatilidad hace que sea la prenda preferida para combinarla con infinidad de accesorios. Gorros, gorras, colgantes, mochilas y calcetines son el detalle que proporciona el contrapunto triunfador a la mayoría de los looks.

Leave a Reply