Probióticos contenidos en alimentos Vs. Probióticos Contenidos en Suplementos

0
455

Los Probióticos son microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud del huésped1.

Algunos Probióticos se encuentran naturalmente en diferentes alimentos, lo que hace más complicado calcular el número de microorganismos y las cepas específicas que aportan estos alimentos.

Existen muchos productos y marcas que llevan la etiqueta “probiótico”, pero con frecuencia no cumplen con criterios mínimos, tales como cantidad definida, concentración de probióticos que llegan al sitio apropiado de acción y evidencia científica adecuada para beneficio de salud.

CDMX, 07 marzo 2017. Desde el año 2001, grupos de expertos y organizaciones internacionales han debatido acerca de los probióticos, y actualmente se definen los probióticos como microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud del huésped1.

La evidencia científica y clínica ha progresado rápidamente, al igual que el desarrollo de una gran cantidad de productos probióticos. El uso indebido del término probiótico es un problema importante, ya que existen productos que no cumplen con los criterios establecidos para los mismos.

Los productos probióticos han recibido atención legítima de las autoridades sanitarias reguladoras, con el interés de proteger a los consumidores de publicidad engañosa presente en varios productos que no cumplen con los requerimientos de definición de probióticos.

Con respecto a la salud digestiva, la Dra. Solange Heller, Gastroenteróloga Pediatra, mencionó que los probióticos son valorados en función a sus capacidades inmunológicas, sus acciones antibacterianas directas, su contribución en la síntesis de vitaminas, su capacidad de reforzamiento de la barrera de la mucosa intestinal (importante en pediatría en casos de alergia alimentaria), y la neutralización de algunas sustancias que pueden generar cáncer, con un efecto de posible prevención de cáncer a largo plazo, sobre todo de cáncer de colon.

Muchos productos llevan la etiqueta “probiótico”, pero no cumplen con criterios mínimos de cantidad definida de microorganismos, y no cuentan con evidencia científica adecuada de beneficio en la salud. Un consenso internacional recomienda que el término probiótico se use sólo en productos que contengan microorganismos vivos con una cantidad viable adecuada de cepas bien definidas1.

“Es cierto que algunos probióticos se encuentran naturalmente en diferentes alimentos, lo que complica calcular el número de microorganismos y las cepas específicas presentes en algunos alimentos”. Ingerir probióticos a través de suplementos, ofrece a quien los consume una cantidad adecuada, es decir 1×109 (mil millones de microorganismos probióticos) y el género o especie contenido (lactobacilos, bífidos etc.), lo cual proporciona una mejor expectativa del beneficio que estos pueden ofrecer”, mencionó la Dra. Heller.

Destacó que el efecto de los probióticos también tiene que ver la eficacia en la conservación del número de microorganismos vivos; una temperatura incorrecta, reduce el número y eficacia de los microrganismos probióticos; esto sucede con fórmulas lácteas infantiles, yogurts y otros productos o alimentos que no se almacenan a una temperatura adecuada.

La especialista afirmó que al administrar un probiótico, es necesario pensar en la cepa (especie) y cantidad de microorganismos presentes, para orientar los beneficios que confieren, sobre todo si se usa como bioterapéutico (tratamiento de una enfermedad específica como por ejemplo, diarrea aguda).

En el caso de Probiolog, dos cápsulas ofrecen 500 millones de bifidobacterias (Bifidobacterium lactis) y 500 millones de lactobacilos (Lactobacillus acidophilus); dicha cantidad mejora la microbiota intestinal, (favorece el incremento de bifidobacterias) y la función del tubo digestivo.

Lactobacilos y Bifidobacterias

El Lactobacillus acidophilus es un probiótico utilizado frecuentemente. Es un microorganismo “amigable” que se encuentra en diversas regiones del organismo, principalmente en intestino grueso, y protege contra infecciones causadas por proliferación de organismos patógenos2.

El Bifidobacterium lactis es un un microorganismos que se forma parte de la microbiota intestinal, sobretodo en niños y adultos mayores. Tiene un efecto contra la proliferación de bacterias dañinas y mejora la inmunidad y defensas naturales del intestino2.

Lactobacillus acidophilus + Bifidobacterium Lactis es una combinación adecuada de probióticos para restablecer el balance de la microbiota intestinal, y contrarrestar los efectos secundarios de antibióticos. Se recomienda su uso como suplemento alimenticio, ya que refuerza, restituye y mantiene la integridad de la microbiota intestinal, efecto que también es útil durante y después de administrar antibióticos4.

Colaboración de la Dra. Solange Heller, Gastroenteróloga Pediatra. Miembro de la Academia Mexicana de Pediatría y de la Asociación Mexicana de Gastroenterología

Mayoly Spindler es un laboratorio farmacéutico de origen francés especializado en gastroenterología con más de 100 años de experiencia. En México la filial cumplió 12 años en 2016. Desde su establecimiento en nuestro país Mayoly Spindler se ha caracterizado por la introducción de nuevos medicamentos gastroenterológicos diseñados para enfermedades como: síndrome de intestino irritable, diarrea, dispepsia, enfermedad por reflujo gastroesofágico, estreñimiento y recolonización de la microbiota intestinal. Valores como la Responsabilidad, Pragmatismo y Respeto, aunados a la calidad de cada uno de sus productos, han permitido conquistar la confianza del médico mexicano a favor de la salud y el bienestar en la familia Mayoly Spindler ( mayoly-spindler.com.mx

Referencias

1. Hill C., Guarner F., Reid G., Gibson G., (et. al). Consensus Statements. The International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics consensus statement on the scope and appropriate use of the term probiotic. Agosto 2014, Vol. II. Macmillan Publishers Limited. All rights reserved. http://www.nature.com/nrgastro/index.html
2. Arboleya, S., Watkins, C., Stanton, C., & Ross, R. P. Gut Bifidobacteria Populations in Human Health and Aging. Frontiers in Microbiology, (2016) Ago.(7)1024.
3. Mayoly-Spindler de México S.A. de C.V;Lactobacillus acidophilus. Bifidobacterium Lactis. Recomendaciones Probiolog.
4. Sheu BS, Wu JJ, Lo CY. Impact of supplement with Lactobacillus and Bifidobacterium containing yogurt on triple therapy for HelicobacterPpylori eradication. Alimentary pharmacology & therapeutics. 2002;16(9):1669

Leave a Reply