Pueden empresas reducir entre 10 y 35% de sus costos operativos al optimizar sus plataformas logísticas y desarrollar centros de distribución modernos

0
166

• Una plataforma logística moderna y bien integrada garantiza reducción de costos operativos de la cadena de suministro e incrementa el nivel de servicio al cliente.Un incremento en las metas de ventas debe estar siempre soportado en un centro de distribución que permita hacer frente a la demanda de las empresas.
• Las empresas familiares en México enfrentan hoy en día grandes ineficiencias en su distribución, su operación está poco sistematizada, sin procesos documentados, sin información disponible, lo que dificulta su logística.
• Un centro de distribución es una plataforma logística en la cual se almacenan productos y se procesan órdenes de salida para su distribución al comercio detallista, minorista o mayorista. Generalmente se constituye por uno o más almacenes, en los cuales se cuenta con sistemas de refrigeración o aire acondicionado, áreas para organizar la mercancía y compuertas, rampas u otras infraestructuras para cargar los vehículos.
• En las últimas décadas hubo un avance en la industria en general en México para mejorar su infraestructura logística, básicamente lideradas por el sector de autoservicio y retail, la industria alimenticia, farmacéutica, productos de consumo, automotriz y electrónica. Hoy en día los proveedores de estas industrias y los mayoristas están invirtiendo en sus instalaciones de centros de distribución ante las exigencias de los mercados.
• La optimización de la distribución de las empresas puede contribuir hoy en día también a reducir la pérdida de alimentos en el mundo, salvar vidas, reducir contaminación ambiental de las sociedades, reducir mermas de productos, entre otros beneficios.

México, D.F., a 30 de octubre de 2017.- Reducción de costos de operación de entre un 10 y un 35%, mejoras en el nivel de servicio al cliente, reducción de faltantes de productos y mermas en un 50% son algunos de los grandes beneficios de la optimización de plataformas logísticas y centros de distribución empresariales, según datos de Miebach Consulting México, firma alemana líder mundial en consultoría e ingeniería para la cadena de suministro. “Un incremento en las metas de ventas de las compañías debe estar siempre soportado en un centro de distribución que permita hacer frente a la demanda, a los estándares de competitividad, a la velocidad de los mercados, a las exigencias de productividad”, indicó José Luis García, Director de Proyectos de Miebach Consulting México.

“Hoy en día las empresas familiares en México enfrentan entre otras ineficiencias que al crecer se enfocan mucho en áreas de ventas, marketing y olvidan sus centros de distribución. Regularmente encontramos su operación sin sistemas, sin procesos documentados, sin información disponible, lo que complica su distribución”, agregó José Luis García.

Actualmente las empresas están viendo dos factores importantes en cuanto a sus cadenas de suministro: los costos operativos y el servicio al cliente. El servicio al cliente es que el producto esté a tiempo, en forma, con las especificaciones adecuadas y al costo más conveniente. Para ello se requiere de instalaciones modernas. La optimización de la distribución de las empresas puede contribuir hoy en día también a reducir la pérdida de alimentos en el mundo, salvar vidas, reducir contaminación ambiental de las sociedades, reducir mermas de productos, entre otros beneficios”, indicó el especialista.

Un centro de distribución es una plataforma logística en la cual se almacenan productos y se procesan órdenes de salida para su distribución al comercio detallista, minorista o mayorista. Generalmente se constituye por uno o más almacenes, en los cuales se cuenta con sistemas de refrigeración o aire acondicionado, áreas para organizar la mercancía y compuertas, rampas u otras infraestructuras para cargar los vehículos.

“En nuestros días, la demanda mínima de infraestructura de centros de distribución implica que las empresas cuenten con instalaciones que no rebasen los 30 años de antigüedad, que por lo menos tengan de 9 a 10 metros de altura libre, con andenes de altura variable. El tamaño dependerá de los días de inventario, del tipo de producto”, estableció el Director de Proyectos de Miebach Consulting.

Miebach Consulting ha sido pionera en el desarrollo de nuevas soluciones para las plataformas logísticas y centros de distribución más importantes de México. Cerca de dos décadas de implementaciones en el país, un equipo de consultores expertos y el respaldo internacional son su garantía.

“Al tener un centro de distribución optimizado lo que se genera es una mayor confiabilidad en los clientes. Teniendo un sistema confiable de demanda, picking y almacenaje se puede cumplir la promesa de valor al cliente. Es importante que las compañías realicen un diagnóstico de todo su proceso de distribución, en el cual el apoyo de especialistas consultores es fundamental“, agregó el directivo de Miebach Consulting.

La base de la distribución de productos está en las técnicas de almacenaje y manutención que se emplean para su movimiento. Por ello, “las empresas deben considerar diversos factores para determinar si deben invertir o no en el desarrollo de nueva infraestructura logística de distribución que les permita ser más eficientes. En este sentido, de los diagnósticos que generalmente llevamos a cabo en México, un 70% se logra la optimización del centro de distribución mediante una reingeniería de procesos, la sistematización de la operación. Sólo un 30% de los casos implica inversiones de las empresas en nuevas instalaciones, en el desarrollo de centros de distribución nuevos, flexibles y modernos”, puntualizó García.

Miebach Consulting inició su andadura hace más de cuatro décadas, cuando el Dr. Miebach detectó que hacía falta una empresa imparcial que diseñara la distribución, las soluciones de almacenaje y los centros de operativa de las compañías independientemente de los proveedores de equipos o edificios.

En las últimas décadas hubo un avance en la industria en general en México para mejorar su infraestructura logística, básicamente lideradas por el sector de autoservicio y retail, la industria alimenticia, farmacéutica, productos de consumo, automotriz y electrónica.

Hoy en día los proveedores de estas industrias y los mayoristas están invirtiendo en sus instalaciones de centros de distribución ante las exigencias de los mercados.

Desde que desarrolló este enfoque, Miebach Consulting ha ayudado a algunos de los primeros almacenes automatizados y aplicaciones robotizadas de la industria en una búsqueda constante de fórmulas innovadoras para mejorar sus operaciones.

La metodología de Miebach Consulting no se centra en cómo introducir la automatización en una operación sino en diseñar estrategias y procesos sólidos y analizar objetivamente el nivel de tecnología que hay que utilizar y dónde resulta razonable aplicarla.

“Para determinar el grado de automatización de un centro de distribución se debe medir el flujo de productos, es muy importante. En cuanto más flujos se tengan se requiere un mayor grado de automatización. Regularmente las pequeñas empresas, con flujos bajos, hacen uso de técnicas más manuales para operar, pero en cuanto va aumentando el flujo de su producto y la complejidad se van requiriendo técnicas diferentes, con grado de automatización medio. Cuando se tiene un flujo más grande se necesita ya más automatización”, concluyó José Luis García.

Leave a Reply