Recetas para Niños – Ensalada con pan frito y tocino

0
577

Ingredientes
1 lechuga
2 lonchas bien gorditas de beicon ahumado
12 rebanadas finas de pan
1 diente de ajo partido en dos
3 cucharadas de aceite de oliva virgen
Unas gotitas de vinagre de sidra
Sal

Modo de preparación
Empezamos con la lechuga. Cualquier verdura que vayamos a comer cruda la tenemos que limpiar con especial esmero. Las hojas exteriores más estropeadas van directamente al cubo de la basura orgánica o se las damos al canario.
El resto de las hojas las vamos soltando y poniendo en un recipiente con abundante agua fría a la que hemos añadido unas gotas de lejía o vinagre. La lejía y el vinagre sirven para eliminar las bacterias y demás impurezas que puedan encontrarse entre las hojas de la lechuga. Pero cuidado, estas sustancias pueden ser peligrosas. Que nos ayude un adulto.

Ahora untamos la ensaladera con el diente de ajo partido en dos. Esto es para aromatizar la ensalada con el gustito del ajo. Separamos los dientes que emplearemos para cocinar y colocamos la lechuga en la ensaladera.
Partimos el beicon en tiritas muy finas.
Ahora, en una sartén sin nada de grasa, salteamos los lardones de beicon a fuego fuerte, hasta que estén bien tostados y dorados. Los escurrimos, y dejamos en la sartén la grasa que han soltado. En esta grasa freímos las rebanadas de pan, dejando que se doren por todas sus caras. Ojo, que no se quemen. Las dejamos entibiar.

Volvemos a la ensaladera. Echamos una pizca de sal, el aceite y el vinagre. Mezclamos bien y añadimos las tiritas de beicon y las rebanadas de pan. Comemos enseguida, Verás que rico el crujiente del pan y del beicon.

Leave a Reply