Reseña Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)

0
610

birdman-poster

** Esta reseña contiene spoilers **

La historia se ejecuta majestuosamente sin cortes en lo que pareciera una escena interminable, que captura, sin duda alguna, la experiencia de ver una obra de teatro, logrando así sumergir aún más al espectador en el flujo de la película.

El elenco de primer nivel hace un excelente trabajo en hacer aún más real la historia, destacando las interacciones entre Michael Keaton y Edward Norton, reminiscentes, incluso, de su excelente papel en “Fight Club”. No obstante, las actuaciones de Emma Stone y Naomi Watts aportan a la película y hacen un excelente trabajo en completar el paquete.

Riggan Thomson (Michael Keaton) es un actor famoso que se encuentra perturbado por los éxitos de su pasado y el deseo de validar su nombre y dejar una legacía de él, al escribir, dirigir y protagonizar una obra de Broadway para, por fin, de una vez por todas, des-enrolarse del papel que lo lanzó al estrellato al protagonizar al súper héroe “Birdman”.

Desafortunadamente para Riggan, esté cambio de aires de Hollywood a Broadway podría ser ya muy tarde, pues el actor ya no goza de la fama, gloria, ni los recursos económicos con los que contó algunas décadas atrás.

Desde el inicio de la película podemos ver las interacciones entre Riggan y su alter-ego Birdman, quien lucha a lo largo de la película por mantener la cordura en un mundo donde la realidad y la ficción se mezclan, y crean, de manera exitosa, el efecto “Watchmen“ por lo que no se sabe si Riggan en realidad fue Birdman y se encuentra tratando de incorporarse y vivir como una persona normal.

Todo pinta mal para la obra dirigida por Riggan, “What we talk when we talk about love”, que carece del reparto necesario para lograr el éxito en el competitivo mercado de Broadway, cuando por un “golpe de suerte ;)” logran contratar al excelente y  veterano actor de Broadway, Mike Shiner (Edward Norton).

Mike logra llevar la obra de teatro al siguiente nivel, no sin antes causar conflicto entre él y Riggan, quien como director debe, pero no puede, controlar a Mike pues esté se considera un actor muy superior, lo que causa una lucha de poder que solo refuerza el la influencia de Birdman sobre Riggan, quien está luchando una batalla interna que no puede ganar.

Es aquí donde los problemas personales de Riggan salen a la luz, y nos damos cuenta que la voz que escucha no es más que un recordatorio de la locura que lo atormenta al haberle dedicado su vida a la actuación y haberlo perdido todo en el proceso, hasta su nombre.

Para el mundo Riggan Thomson no existía, y a lo mucho, no era más que una sombra del popular super-heroe que alguna vez llego a la pantalla grande. Es divorciado y no se identifica con su hija, con la que tuvo poco contacto por el tipo de vida que lleva un actor de Hollywood.

Es aquí donde la película llega a su climax, mostrándonos un grupo de actores que sufren, en diferentes niveles, el mal que afecta a la mayoría de nosotros hoy en día, la necesidad de ser aceptados, y los cambios que hacemos en nuestras personas para proyectarnos a los demás. Facebook, Twitter, Instagram, no logran más que acentuar esté perpetuo concurso de popularidad que ha cambiado el contexto de “pienso, luego existo”, a “reconóceme, luego existo”, empeorando el sentimiento de insignificancia que muchas personas experimentan al no ser reconocidas por sus semejantes, quienes al contrario, utilizan sus únicos pensamientos o palabras para criticar y destruir, el trabajo que tan arduamente llevan a cabo.

Y es que la popularidad es un arma de peligrosa, pues una persona popular puede implantar al más estilo de “incepción” una idea sin tener en cuenta que las opiniones son subjetivas, como si fueran realidades, situación que pasa en todos los niveles, desde la escuela en la que los populares deciden quien es digno y quien no, hasta los twitteros famosos que pueden hacer o destruir en menos de 140 caracteres.

No les contaré el final por que está es una película que deben ver, pues en mi humilde opinión, logra una reflexión de una forma que pocas películas pueden hacerlo. Lo que si te puedo decir es que si te gusto “The Wrestler”, está es una película que no te puedes perder.

Leave a Reply