Ricardo O’Farrill en “El rastrillo de tu mamá” #TeHaceClick

0
318

El vello facial. Ese símbolo máximo de masculinidad, de madurez.

Todavía te acuerdas cuando allá por la secundaria te viste al espejo y con orgullo comprobaste que finalmente estaba ahí, tu tan ansiado bigote (o bueno, aunque sea esa pelusilla chistosa). Y de pronto, la vida te hizo click. Todo cobró sentido. Te viste todo un macho alfa, varonil, ligador. Ya veías a todas las mujeres vueltas locas de amor. A todos tus amigos admirándote. Finalmente, eras un hombre.

Acompaña a Ricardo O’Farrill @richiesgenial a descubrir este y otros momentos donde la vida #TeHaceClick
Con la nueva Gillette MACH 3, lleva tu afeitado al siguiente nivel.

Leave a Reply