Rinde homenaje Adriana Moles a refugiados catalanes con “K baret dels refugiats”

0
148

El bombardeo a Barcelona de los días 17 al 20 de marzo de 1938 expresaron una táctica especial para lograr su objetivo de sembrar el terror en la población: los ataques aéreos italianos desde Mallorca se lanzaron en una cadena ininterrumpida, día y noche; por tanto, era terriblemente confuso saber si las sirenas anunciaban el fin de una ráfaga o el inicio de otra, además se atacaron principalmente barrios residenciales.
En medio de aquel infierno hubo una mujer, Beatriú Escobar Hernández de Lorenzo que, aún escondida en el refugio, decidió cantar y compartir sketches como sucede en un verdadero cabaret: “celebrando la vida, mientras arriba llovían las bombas”.
En este punto de la conversación la actriz Adriana Moles no puede contener las lágrimas porque reconoce que esa vocación y fortaleza es el antecedente más cercano a su talento artístico, pero también porque “esto es un poco lo que está pasando en México, que estamos inmersos en un dolor espantoso y, pues tenemos que seguir celebrando la vida”, dice.
Moles se refiere a su montaje “K baret dels refugiats” un espectáculo de cabaret clásico estilo brechtiano y expresionista que busca presentar una mirada subjetiva, una historia subjetiva a lo que conocemos como la Guerra Civil Española, bajo la teoría de que no fue una guerra, sino que se trató de un terrorismo, un holocausto, un ataque desproporcionado a la población civil, desarmada en muchos de los casos y, sobre todo bombardeos aéreos a Barcelona. Planteamos todo esto en el escenario donde veremos a un Franco, representado por un simio, a Hitler, a la Iglesia cupular de aquellos momentos, el nacionalcatolicismo”, explica Moles.
A partir de esta idea el montaje, con humor sí, pero humor ácido y un planteamiento duro, un alter ego de Beatriú, la ratona QQ, se internará en las catacumbas del inconsciente para abrir el K baret dels refugiats, el cabaret más seguro del mundo, mientras las bombas llueven en el cielo. Todos los asistentes cantarán y reirán, juzgando a conciencia y guiados por personificaciones clownescas que van de Franco a Hitler pasando por la Iglesia, hasta que su celebración de la vida suene más fuerte que la muerte.
Su creadora (con la colaboración de Isaac Bañuelos), explica que este es un hilarante, onírico y poético repaso de la Guerra Civil Española. Una historia subjetiva y real de los hechos vividos por Beatriú Escobar y Joan Moles, sobrevivientes, refugiados de la guerra civil española y la segunda guerra mundial que finalmente pudieron llegar a México. En su honor y el de todos aquellos quienes se ven obligados a dejar su patria buscando la vida.
“Me siento muy orgullosa –señala Moles– de estas raíces, quiero dar este mensaje en torno a esa guerra que fue un terrorismo de parte de Franco y sus aliados, ni más ni menos que un dictador y el asesino más grande de la historia. Esta guerra fue un ensayo de la II Guerra Mundial y del Holocausto, también”, señala esta creadora.
A decir de Moles es muy importante para ella hacer evidentes los paralelismos entre esa realidad y la que actualmente experimenta nuestro país, presentado en un tono absolutamente brechtiano, “que parte del silencio porque a mis abuelos les costaba mucho hablar de esto, sobre todo a mi abuela que entraba en crisis y, la generación de mi mamá, su hija, aprendió a guardar silencio, ellos querían superar este terror y este traumatismo. Proviene de ese silencio, de este traumatismo y dolor, pero también del instinto de supervivencia, de la esperanza, el amor y la paz que México representó para ellos”.
La pieza se presenta en Youkali Cabaret, ubicado en la calle de Amberes No. 61-3 en la Zona Rosa, un espacio creado por Tito Vasconcelos, el padre del cabaret en México, los viernes 7, 14 y 28 de julio a las 22 horas, aunque se recomienda llegar 30 minutos antes de la función.

Leave a Reply