Sinfónica de Minería presenta a la extraordinaria pianista rusa Natasha Paremski

0
172

• En el sexto programa de su Temporada de Verano 2017, Paremski, con el virtuosismo que le han dado fama, interpretará Rapsodia sobre un Tema de Paganini de Rajmaninov.
• Complementa el programa la sinfonía de poemas sinfónicos Scheherazade de Nikolai Rimski-Korsakov y la obertura de la ópera Ruslan y Ludmila de Mijail Glinka.
• Este programa estará a cargo de la batuta del joven director estadounidense de origen armenio Aram Demirjan, considerado una de las promesas de la dirección orquestal actual.

Ciudad de México a 1 de agosto de 2017. La Orquesta Sinfónica de Minería (OSM) presenta en el sexto programa de su Temporada de Verano, a la joven pianista rusa Natasha Paremski, quien ha sido comparada con Martha Argerich, por su gran virtuosismo, y quien interpretará la Rapsodia sobre un Tema de Paganini de Rajmaninov.

Además, en los conciertos a celebrarse este sábado 5 y domingo 6 de agosto, el público podrá disfrutar de los poemas sinfónicos de Scheherazade de Nikolai Rimski-Korsakov y de la obertura de la ópera Ruslan y Ludmila de Mijail Glinka.

Este programa, es sin duda, uno de los más atractivos al estar conformado por algunas de las obras más populares y reconocidas de la música rusa, verdaderos “platos fuertes” de todo el repertorio sinfónico. Como director invitado, la OSM contará con la presencia del joven director estadounidense de origen armenio Aram Demirjan, considerado una de las promesas de la dirección orquestal actual.
La Rapsodia sobre un Tema de Paganini de Rajmaninov fue una de las tres últimas obras importantes que escribió el famosísimo compositor ruso y en unión del Segundo concierto para piano, la Rapsodia se convirtió en su música más reconocida y aceptada. Especialmente la llamada Variación 18, que el público podrá escuchar en este programa, es una de las melodías más bellas de toda la música, de aquellas que al ser escuchadas se reconocen de inmediato, aunque no se recuerde de qué obra se trata; y, por supuesto, quienes identifican el tema plenamente, saben que se trata de un concierto que no pueden perderse y que ha sido utilizado múltiples veces en cine y televisión.

Siempre que se interpreta la Rapsodia sobre un Tema de Paganini de Rajmaninov es un acontecimiento musical, pero con mayor razón cuando la solista es de la magnitud de Natasha Paremski. La intérprete rusa es una pianista que impacta en sus actuaciones y de quien la BBC ha resaltado su “técnica impecable y energía imparable”.

La otra obra estelar de este concierto será la “fabulosa” Scheherazade (o “Sherezada”, como habitualmente la llamamos). Cuando Rimski-Korsakov decidió escribir un poema sinfónico sobre temas árabes y concretamente sobre el legendario libro que conocemos como Las mil y una noches, se dio cuenta de que una obra sola y tan limitada en tiempo sería insuficiente para transmitir la riqueza de las legendarias historias y los personajes que pueblan tan mágico libro. Entonces, el gran compositor ruso concibió la idea de crear una obra de poemas sinfónicos, con todo y sus cuatro movimientos. Y como era imposible describir todo, Rimski-Korsakov decidió conservar el mar como escenario de varias escenas, el naufragio del barco de Sinbad, los amores de un príncipe y su princesa, y sobre todo, una idea genial: que Sherezada fuera la narradora musical de las historias, hablando a través del violín. Así, cuando escuchamos los virtuosos solos de violín, sabemos que es la ingeniosa esposa del sultán, contándole inconclusos cuentos al cruel esposo para dejarlo intrigado con la continuación de la historia y conservar la vida hasta la siguiente noche en que la dejaría inconclusa nuevamente y así, hasta las mil noches y una noche, la de su triunfo, cuando el sultán decidirá conservarla a su lado…viva.

El complemento ideal para este concierto es la obertura de la ópera Ruslan y Ludmila de Mijail Glinka, con la que da inicio este espectacular programa. Recordemos que Glinka es considerado, nada menos, que el iniciador de la escuela musical nacionalista rusa, y aunque de forma operística estaba muy cercano aún a la ineludible tradición italiana del siglo XIX, en su música, Glinka logró un sabor ruso indudable, salpicado de ciertos ingredientes orientales, como los turcos, entonces tan de moda y algo de influencias nórdicas. Esta obertura es una delicia de principio a fin y por ello se ha convertido también en una pieza favorita del público.

Las presentaciones de este extraordinario sexto programa se llevarán a cabo este sábado 5 de agosto a las 20 hrs y el domingo 6 de agosto a las 12 hrs en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.). Los boletos ($450, $300 y $200) están a la venta en las taquillas de la Sala y en la página www.mineria.org.mx, con el 50% de descuento personal a maestros y estudiantes en general; ex alumnos y trabajadores de la UNAM; y jubilados del ISSSTE, IMSS e INAPAM con credencial vigente.

Mayores informes al 5622 7113, en www.mineria.org.mx y en las redes sociales de la OSM en Facebook y Twitter.

Leave a Reply