Cómo ser y cómo actuar cuando no tengo pareja y me planteo aceptar la soledad para ser feliz en mi elección, mejor sola que mal acompañada.Cada vez hay más casos de mujeres de 35 años que viven sin pareja. Si analizamos las opiniones que las mujeres que viven solas tienen sobre las ventajas, los inconvenientes y las causas por las que la gente no vive sola nos encontramos con las siguientes creencias:

Lo más positivo de la experiencia de vivir solo es la independencia.
Los inconvenientes están en la falta de comunicación que experimentan al llegar a casa.
Las habilidades más útiles para manejarse en soledad son la organización del tiempo para las tareas domésticas y las habilidades de relación.
Opinan que las causas que hacen compartir la vivienda con alguien son la soledad y la falta de medios económicos.

Vivir sola no es tan malo
El problema muchas veces no es vivir solo, sino aquello que para mí o para mi entorno significa vivir sin pareja, así como pensar que seré una solterona, o que no tendré hijos ni familia, que no seré atractiva para nadie estando sola, etc.
Lo primero es cambiar la visión que tienes sobre vivir sola, deja de verlo como algo doloroso que no podrás superar, como una pérdida tremenda, o una humillación por el abandono o ser una solterona…:
Hay que vivirlo como una liberación, eres libre para hacer lo que quieras, en todos los ámbitos. Se acabaron las discusiones, la tapa del retrete subida, los partidos de fútbol, etc.

Es la ocasión para trabajar, conocer gente nueva, estudiar, tener un título, llevar la responsabilidad del hogar, de tu propia vida, madurez, vivir por ti misma, símbolo de autonomía, conocerte mejor, etc.
Es un nuevo reto, una aventura volver a vivir bajo tus propias decisiones, decorar la casa como a ti te gusta, las fiestas con tus amigas para hablar de todas vuestras cosas, etc.
“Te has quitado un muerto de encima”.

Aprende a disfrutar de las ventajas
Elabora una lista de todas aquellas ventajas que puedes estar ya disfrutando por estar sola, ponla en un lugar visible para recordártela en los momentos de bajón. Recuerda que has elegido vivir sola frente a vivir con una amiga o con tu familia, que en tu elección también hay desventajas, pero hay ventajas y vamos a aprender a disfrutar de todas ellas.
No olvides que también habrá momentos de tristeza, ira o ansiedad, cada vez que te digas algo negativo sobre el hecho de vivir sola también deberás hacer unos ejercicios que te sirvan de recordatorio para estar más a gusto con esta elección:
No pensar en el pasado, en lo que ocurrió y por qué. No te va a proporcionar más que malestar. En caso de que te encuentres bajo una depresión no dejes de consultar a un especialista que te ayudará a crear las habilidades necesarias para afrontar esta situación.
Prepara una lista de todas aquellas desventajas que suponía vivir en pareja, recuerda las discusiones, los defectos de tu ex pareja, etc. Recordar sólo lo negativo.

Asumir la decisión, no repasarla. Has elegido, sea porque él te dejó o porque tú le dejaste, la relación se acabó y supone un nuevo cambio, un reto. ¡Y estás preparada!

No esperes la reconciliación. Cuando nos encontramos solos pensamos en el pasado, en lo que podríamos haber tenido, en la soledad, pensamos en volver a tener pareja rápido para no sentirnos mal, se más selectiva, no te quedes con la primera persona que aparezca, eres autónoma e independiente y no necesitas un hombre en casa.
Felicítate por haberte librado de una relación no placentera, eres una mujer con muchas cualidades y virtudes. Vales mucho, no dejes de recordártelo.

Recuerda continuamente las ventajas de vivir sola.

Si tienes pensamientos del tipo: “Sin pareja no soy nada”, “seré una solterona”
Crea nuevas metas y busca áreas donde puedas estar ocupada haciendo cosas agradables. Este es el momento de hacer esos cursos o viajes, que antes no te proponías. ¡Este es el momento!, ¡hazlo!
Haz una lista diaria de todas las cosas positivas que tienes en tu vida y ve ampliándola diariamente para dejar de filtrar la información negativa.
No idealices las relaciones de pareja, saca una lista de todas las desventajas de la convivencia.
Programa actividades placenteras para dentro de casa:
Programa largos baños espumosos, con velas, música, etc.
Cambia los muebles de distribución o la decoración de tu casa.
Pon flores y plantas que además de embellecer tu casa puedas cuidar.
Incluso es el momento de tener un animal de compañía.
Haz algún ejercicio físico o relajante.
Escucha música, lee, etc.

Utiliza afirmaciones positivas, la forma en la que te hablas determina tu estado de ánimo, busca las ventajas, habilidades y cualidades.
Establece un círculo social con el que compartir parte del tiempo libre:
Apóyate en amigos y familia.
Visita amigos, familiares.
Invita a casa a amigos, conocidos.
Llama por teléfono, escribe cartas, etc.
Acepta invitaciones de otros.
Participa en actividades sociales:
Bailes, fiestas, clubes, viajes programados y grupos, asociaciones, voluntariado, excursiones, etc.
No te etiquetes de solterona por vivir sola. No les cuentes el rollo a los demás. No te quejes. Que no te recuerden como la divorciada. Tampoco es ocultar las emociones, es bueno que hables con gente próxima. Transmitir a los demás que has ganado con el divorcio sin ocultar los problemas que te ha causado.

Friendly Reminder

Las crónicas de Yes ahora en video, de verdad ahora si es un hecho que vienen mis mismas locuras, pero ahora en video, ASÍ QUE PASA LA VOZ.


Te recomiendo leer, en mi blog, obvio: