COMO TE VES ME VI ESTRENO EN CINES 17 DE FEBRERO

0
165

Película dirigida por Germán Quintero, protagonizada por Juan Ríos, Rocío Verdejo, Blanca Calderón, Ricardo Gutierrez, Solkin Ruz, Alex Perea, Mariana Gajá, Gustavo Sánchez Parra, Carlos Aragón y Cristina Rodlo.

La historia narra las emociones y conflictos por los que atraviesan los adolescentes, resaltando la confusión y resentimientos por la incongruencia y la torpeza de los adultos, ya sean sus padres, maestros, políticos o figuras de autoridad.

La película retrata a una familia que en algún momento fue feliz, sin embargo esa armonía se ve amenazada por el arribo del hijo menor a la adolescencia, etapa en la que los jóvenes se ven expuestos a tentaciones, malas compañías y relaciones peligrosas.

FICHA TÉCNICA
Título original: COMO TE VES, ME VI
País de producción: MÉXICO
Idiomas: ESPAÑOL
Fecha de Producción: FEBRERO 2015
Duración: 100 MIN
Color: COLOR
Género: DRAMA, COMEDIA (Dramedy)
C R É D I T O S
Director: GERMÁN QUINTERO
Tipo De Obra: OPERA PRIMA
Compañía Productora: CONCIENTIA PRODUCCIONES S.A. DE C.V.
Productor: RICARDO MORALES
Productor Ejecutivo: ANTONIO GALICIA
SALVADOR MELJEM
PABLO KURI
Guionistas: GERMÁN QUINTERO
IGNACIO GUZMÁN

Escritor: GERMÁN QUINTERO
Reparto: ISABEL CORTAZAR
Sonido: PEDRO MEJÍA
Diseño de Sonido: LEONARDO GRANADOS
Música: MARU DE-ESESARTE
SABURO IIDA ITO
Diseño de Maquillaje: ANA ISABEL VALLEJO
Diseño de Vestuario: MARIANA CHAVIRA
Diseño de Producción TATO CARTAS
Efectos Visuales: IVAN CHAVEZ
Editor: PERLA MARÍA GUTIÉRREZ
Director de Fotografía: CHUY CHÁVEZ
Director de Arte: TATO CARTAS
Cast: JUAN RÍOS
ROCÍO VERDEJO
BLANCA CALDERON
RICARDO GUTIERREZ (Ricky Gutmad)
SOLKIN RUZ
ALEX PEREA
MARIANA GAJÁ
GUSTAVO SANCHEZ PARRA
CARLOS ARAGON
y CRISTINA RODLO
S I N O P S I S
La película narra las emociones y conflictos por los que atraviesan los adolescentes, buena
parte de ellos confundidos y resentidos por la incongruencia y la torpeza de los adultos, ya
sean sus padres, maestros, políticos o figuras de autoridad, quienes predican principios que los
jóvenes comprueban que ellos mismos no practican.
La historia gira en torno a una familia que en algún tiempo fue feliz, sin embargo esa armonía
se ve amenazada por el arribo del hijo menor (Jaime) a la adolescencia y con ello, a pesar de
haber sido un chico sano y deportista, se ve expuesto a la influencia de los amigos, incluyendo
los excesos en el consumo de alcohol y sustancia tóxicas en los que incurren ciertos jóvenes,
particularmente su principal amigo, Beto, quien se convierte en una fuente de problemas dado
que este personaje, hijo de una madre alcohólica y producto de una familia fracturada, lo usa
para tener compañía permanente pues a raíz del divorcio de sus padres vive solo, con amplio
presupuesto que le deposita su padre para acallar su conciencia, mismo que le sirve para
atraer y manipular al resto de los amigos.
La vida de estos jóvenes transcurre entre la escuela, donde causan cualquier tipo de desmanes
al nivel de la expulsión, las fiestas y los antros, donde coinciden con el sexo opuesto,
interactuando lo mismo con chicas que saben hacerse respetar y poner límites pero también
con las que son capaces de aceptar cualquier tipo de faltas de respeto con tal de no ser
excluidas del grupo.
En ese contexto también hacen colisión los grupos antagónicos que dan pie a la violencia,
misma que al final desemboca en la tragedia, justo cuando nuestro protagonista, gracias al
apoyo de su hermana y el novio de ella, estaba en vías de cobrar conciencia de lo inútil que
representa vivir una vida sin establecer relaciones de respeto hacia sí mismo y hacia los
demás, además de hacerse responsable de sus actos, así como el hecho de que pasarla bien y
divertirse no está reñido con el ponerse límites.
La historia está narrada en dos tiempos, el actual, en el que vemos a la juventud del presente,
llena de vida, creatividad y chispeante humor, aunque llevando a cuestas su inevitable
confusión y recibiendo de los adultos un ejemplo contradictorio, pero también se muestran
algunas referencias a la juventud del padre de Jaime, Gerardo, quien durante su juventud
(1981) incurría prácticamente en las mismas actitudes que su hijo hoy en día y que parece
haber olvidado, aun cuando al final se hace consciente de esa inevitable realidad, así como del
hecho de que, tal como le ha ocurrido a millones de parejas, formar una familia no es solo un
juego de emociones y sensaciones en la etapa en que las hormonas están desbocadas.
La historia no puede dejar de tocar el tema de la infidelidad que en la época del abuelo de
Jaime (sin necesidad de rompimientos) era una práctica casi normal, y que hoy en día (con un
alarmante porcentaje de divorcios) abarca tanto al sexo masculino como femenino.
Al final de la película queda flotando en el ambiente el inevitable hecho de que la vida a veces
concede segundas oportunidades, pero a veces no.

Leave a Reply