¿Tus hijos ya se lavaron las manos?

0
157

• Al menos 10 enfermedades están relacionadas con una mala higiene en las manos

Las enfermedades más comunes relacionadas con el agua se dividen en tres grupos: bacterianas, virales y parasitarias. Y van desde la salmonelosis, shigeloises, e.coli, gastroenteritis, hepatitis A, meningitis, hasta la giardiasis, neumonía, anquilostoma, y cólera; infecciones que pueden evitarse con una mejor higiene personal, la desinfección de los alimentos que consumimos y una correcta limpieza en los conductos de agua.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el núcleo familiar los niños son los más propensos a adquirir este tipo de malestares, debido al tipo de actividades a los que están expuestos cuando juegan, al asistir a la escuela y estar en lugares antihigiénicos. Según datos de Unicef tan solo el lavado de manos reduce el riesgo en un 40% de contraer enfermedades.

“Para la mayoría de las familias el primer contacto que se tiene con el agua en el hogar es a través de la grifería que usamos en el baño y la cocina, es por ello que estos espacios se vuelven tan importantes para las actividades diarias. La combinación entre buenos hábitos y una adecuada limpieza, serán el dúo perfecto para mantener saludables a los niños”, comenta May Ann Nadonga, directora de Marketing y comunicación de Moen Latinoamérica.

La forma correcta del lavado de manos consiste en ponerlas bajo el chorro de agua y frotarse con jabón cada uno de los dedos, la palma y el dorso, inclusive hay quien también lavan las muñecas; todo este proceso puede durar aproximadamente 30 segundos. En lugares públicos, se recomienda secarse con una toalla de papel, misma que puede usarse para cerrar el grifo de agua.

Por otro lado, en la cocina se genera la contaminación cruzada, la cual ocurre cuando un alimento previamente limpio tiene contacto directo o indirecto con otro que ya no es óptimo para su consumo, y se produce por compartir los espacios, mezclar alimentos y tocar la llave del agua. Sin embargo, en la actualidad existen innovaciones que simplifican esta tarea, como la tecnología llamada motion sense, un sensor que en automático detecta el movimiento y evita el contacto directo en repetidas ocasiones con la llave, además de no desperdiciar este vital líquido.

¡Échale un vistazo a tus llaves!

“Las personas no se imaginan todo lo que involucra la industria de la grifería, pero se sorprenderían de todo lo que hace una empresa de este sector para ayudar a que las familias mejoren su calidad de vida. De ahí la importancia de fomentar en los consumidores una cultura del cuidado y mantenimiento de sus espacios”, declara May Ann.

El agua que usamos en la Ciudad de México contiene muchos sedimentos, por esa razón se recomienda colocar filtros dentro de las llaves para que estos sólidos no se estacionen en los cartuchos, ya que son el corazón de las llaves de cocina y baño.

En algunas zonas, como la playa, los problemas son de salinidad, por lo que la posibilidad de que se forme sarro es mayor. En este caso se recomienda utilizar suavizadores para el agua, esto evitara que se produzca mayores residuos en las llaves.

A continuación, los expertos en grifería enumeran tres recomendaciones que ayudarán a mantener en buen estado las llaves, regaderas y accesorios de baños y cocina, evitando impurezas en el agua.

1. Limpieza para acabados: La forma ideal para mantener brillantes y libres de sarro las llaves, regaderas y accesorios es aplicando una solución que contenga 50% agua y 50% vinagre blanco con la ayuda de un pañuelo suave. Por ningún motivo se deben usar productos que contengan alcohol, abrasivos o químicos, ya que estos pueden dañar el acabado original
2. Limpieza para interiores: Muchas personas no saben que existen grifos que pueden limpiarse cada 2 o 3 meses, dependiendo del uso y la zona en la que se habite. Por ejemplo, hay algunas llaves que cuentan con un aireador, que es la parte final de la pieza por donde sale el agua, la cual puede desmoldarse y limpiarse para quitar sedimentos.
En el caso de las regaderas, existen cebolletas que pueden quitarse y para su limpieza hay que sumergirlas completamente una solución de agua con vinagre.
3. No se desarman. En caso de las llaves únicamente se recomienda desarmarlas en caso de fuga, goteo o poco flujo de agua, esto puede suceder cuando se tenga que cambiar el empaque o cuando la vida útil del grifo ya haya acabado, esto dependerá de la garantía con la que cuente.

Leave a Reply