Un mexicano en la política de los Estados Unidos de América

0
376

Y es que una nueva generación de hombres criados en los Estados Unidos por padre y madre mexicanos quieren ser la viva voz para las familias inmigrantes; este es el caso de Carlos Menchaca quién dice conocer las dificultades y necesidades que pasan; es por eso que busca convertirse en el primer mexicano-estadounidense en ocupar un lugar en el Consejo Deliberante de Nueva York, que se disputará en septiembre.

Carlos Menchaca, de 32 años, creció en El Paso, Texas, una Ciudad que le dio su primera “visión del mundo”, criado por su Madre, quién fue nacida en El Paso y criada en Ciudad Juárez, se las ingenió para criar a siete hijos, del cual Carlos es el tercero, y el mayor de los varones.

Menchaca menciona – Ella nos decía “aprende inglés, habla inglés en la casa”, porque sabia que si no aprendíamos el idioma inglés, nos atrasaríamos en la escuela”-.

El activista y abiertamente homosexual, cuenta con el respaldo de una amplia coalición, entre ellos el sindicato de salud 1199 y la 32 BJ, que agrupa a trabajadores de mantenimiento de edificios. Hay que ver que es la primera vez que Menchaca aspira a un cargo público, pero no es un novato en política, ya que manejó el presupuesto del condado de Brooklyn durante la administración de Marty Markowitz y coordinó proyectos con varias ciudades y organizaciones sin ánimo de lucro.

Menchaca afirma “Quiero ser una voz para mi comunidad que no está debidamente representada en el Consejo”, a Efe sobre el distrito 38, representado en la actualidad por la concejal de origen puertorriqueño Sara González. Decidido a ganar comenta que ya es hora de elegir una nueva cara en el Consejo dispuesta a dar voz a una comunidad donde sólo un puñado puede votar, razón por la cual asegura que el distrito ha sido olvidado por los políticos de turno.

– “Aquí no viene gente que esté aspirando al Consejo porque somos mexicanos, somos latinos, son gente de China, que no tiene acceso al gobierno”, criticó el aspirante al Consejo, graduado de política y teatro y que también estudió física.

El activista comunitario, que se mostró confiado en salir victorioso de las primarias, asegura que la fortaleza para luchar duro la heredó de su madre, que crió sola a siete hijos en El Paso con su trabajo en labores de limpieza. Y es por eso que su madre Magdalena y su maestra de tercer grado María Pimentel, de quien dice ha sido su gran apoyo, irán a Nueva York para acompañarle durante la campaña.

Leave a Reply