¿Dónde está el punto G?

0
1236

Las zonas más excitables del cuerpo siempre han estado rodeadas de un halo de misterio en nuestra cultura. Más todavía cuando se trata de la sexualidad de la mujer, que ha sido negada en numerosas ocasiones a lo largo de la historia.
Al hablar de zonas erógenas femeninas enseguida aparece en escena uno de los grandes mitos eróticos de las últimas décadas: el punto G. Pero, ¿qué es este polémico punto? ¿Existe en realidad? Si es así, ¿dónde se ubica?.

Su origen

El punto G recibió este nombre en honor a su descubridor, el ginecólogo alemán Ernst Grafenburg. A principios de los 60, este especialista descubrió una región localizada en la pared anterior de la vagina que puede producir una intensa excitación al ser estimulada.
Una vez que se difundió su existencia, muchas parejas fracasaron en sus intentos de encontrarlo, por lo que terminó poniéndose en duda su existencia. Sucede que, al hablar de sexualidad, es casi imposible dar reglas que funcionen para todo el mundo. Cada persona tiene una parte del cuerpo más excitable que las demás, lo que depende de infinidad de factores (psicológicos, genéticos, etc).
Por esta razón, cualquier descripción de este mítico punto del cuerpo femenino debe ser tomada como algo orientativo, que no tiene por qué darse igual en todas las personas.

El punto más caliente

En teoría, la localización exacta del punto G es la cara anterior de la vagina, a medio camino entre el hueso del pubis y el cuello uterino, a unos tres centímetros desde el exterior de la vagina. A pesar de esto, este fenómeno no es experimentado de igual manera en todas las mujeres.
El 90 por ciento de las mujeres obtienen su orgasmo por estimulación del clítoris, lo que sucede más que nada por desconocimiento de punto G. Por otro lado, la emisión de líquido durante el orgasmo vaginal da a muchas mujeres la sensación de que van a orinar, por lo que lo reprimen.

El punto G tendría el mismo origen que el clítoris, lo que le aporta una gran excitabilidad. Su ubicación hace que la estimulación durante el coito no sea fácil en las posturas más usuales. Su estimulación se produce con más facilidad en posición vertical, ya que la gravedad ayuda al aumento del aporte sanguíneo.
Su estimulación mediante la introducción del pene resulta especialmente difícil si no se acompaña de estimulación manual, sobre todo en mujeres cuya vagina está distendida por los partos.

Deja un comentario