10 consejos para contratar un pintor

0
476

¿Estás pensando en renovar la pintura de la casa? Hablamos con un profesional e hicimos una lista de 10 consejos para aquellos que quieren contratar a un pintor. Desde qué incluir en el presupuesto, hasta cómo manejar el pago final.

Existen proyectos en casa que claramente tienen que ser atendidos por profesionales, no todos estamos listos para instalar un sistema de calentamiento solar, o un nuevo tinaco. Pero pintar es algo que podría hacer prácticamente cualquiera, ¿no?

Pintar la casa, ya sea en el interior o en el exterior, es una tarea más difícil de lo que parece, requiere tiempo, paciencia y habilidad. Y aunque se pueda pensar que somos muy habilidosos, no es sencillo lograr resultados que dejen una casa lista para serinstagrameable.

Las principales razones por las que deberías considerar contratar un profesional son:

a) Tiempo. Pintar no sólo lleva el tiempo de colocar pintura en una pared, implica comprar materiales, herramientas que probablemente no tienes; trabajos para preparar la superficie; protección de elementos que no se deben pintar, desde marcos, puertas, alfombras, etc.; además del tiempo que puede llevar resolver una contingencia.

b) Calidad y eficiencia. Un pintor profesional dedica 40 o más horas por semana a hacer exactamente esto, ellos han perfeccionado un sistema, tienen las herramientas adecuadas, y cuentan con la experiencia para atender diversas situaciones. Como resultado, algo que le podría tomar a un amateur un par de días, puede ser atendido en unas cuantas horas por un profesional, sin muebles manchados, con resultados uniformes y con el uso de la pintura adecuada para la pared deseada.

c) Asesoría. En lugar de tratar de adivinar cuál es la mejor pintura o cómo preparar una pared antes de pintarla, un experto puede proporcionar un abanico de opciones menos abrumador y ayudarnos a tomar mejores decisiones. 

Los pintores profesionales nos ahorran tiempo, esfuerzo y frustraciones. Luis Daniel Arévalo Castillo, pintor profesional de GetNinjas, plataforma para contratar oficios y profesionales en México, da las siguientes recomendaciones para contratar un pintor profesional y asegurar un trabajo de alta calidad:

1. Reúne a profesionales.
Llama al menos a tres contratistas diferentes para tu trabajo. Esto servirá para cotizar diferentes expertos y conocer un estimado del presupuesto que necesitas. Puedes auxiliarte con aplicaciones que te ayuden a encontrar profesionales, como GetNinjas, para asegurar que estás contactando a un experto.

Para realizar un trabajo en casa, se debe tener confianza en que la persona sea profesional y conozca cómo hacer su trabajo. Por ello es importante contar con el respaldo de una plataforma en donde puedas revisar la reputación de esa persona”

Eduardo L’Hotellier,

Presidente Global de GetNinjas, aplicación para contratación de profesionales

Con el fin de poder cotizar, el profesional tiene que acudir a tu hogar, asegúrate de estar presente, un pintor experimentado necesitará más que un paseo rápido para poder hacer una estimación correcta. “También es un buen momento para preguntar sobre el tamaño de su equipo, nivel de experiencia y referencias a las que puedas llamar” indica Arévalo.

2. Pon claras tus expectativas. 
Un presupuesto incluye la preparación, si tienes claras tus expectativas del trabajo, por ejemplo, qué imperfecciones son aceptables y cuáles no, podrás acordar el nivel de preparación necesario.

Algunas paredes necesitan mayor preparación que otras para recibir la pintura. A veces hay defectos, agujeros, que aparecen dependiendo de la iluminación. Para ser perfecto, es posible que tengas que nivelar el aplanado de la pared“, explica Arévalo.

La pintura y el número de capas no son los únicos factores por considerar. Es importante pedir este tipo de detalles, ya que estos servicios pueden aumentar el presupuesto. Habla primero con el profesional y descubre qué servicios se necesitan.

3. Pregunta mucho y aclara tus dudas.
Los profesionales saben que tienes muchas dudas y que no eres experto, busca respuesta a todas tus dudas. Entre los puntos más importantes que debes resolver:

¿El costo de la pintura está incluido?
¿Qué tipo y marca de pintura piensa usar el contratista?
¿Cuántas capas se colocarán?
¿Cómo se protegerán áreas que no van a pintarse?
¿Cuánto tiempo puede tomar el trabajo?

4. Pide presupuestos detallados.
Los presupuestos deben ser realizados por escrito por cada contratista. Debe incluir un desglose de la mano de obra, los costos de materiales, la cantidad de capas de imprimación (*primer*) y pintura, marca y modelo de materiales, y una descripción detallada de la preparación de la superficie que se realizará.

5. Consulta referencias y trabajos anteriores.
Incluso si has encontrado un profesional con un buen presupuesto de inmediato, tómalo con calma, además de comparar precios, el hablar con clientes anteriores, leer reseñas de su servicio o ver el trabajo realizado ayuda a contratar mejor. Una historia de referencias positivas es una buena señal y ver trabajos recientes ayuda a comprobar la capacidad actual, y ver proyectos del pasado permite observar la calidad de los materiales y la aplicación en el tiempo.

6. Firma un contrato.
Habla con el pintor y haz un contrato que detalle el servicio que se realizará. “Es importante que el contrato especifique acuerdos tales como el metraje y espacios a pintar, trabajos a realizar incluyendo preparación, tiempo para realizar el proyecto y alcances de garantía” dice Arévalo. Asegúrate de que el contrato indique claramente lo que está y no está incluido en el trabajo, y que incluya toda la información clave del contratista: nombre, dirección, número de oficina y celular. Cuando lleguen a un acuerdo, firma el documento y guarda una copia.

7. Pide una garantía.
El pintor debe comprometerse a corregir cualquier astillamiento, descamación, formación de ampollas, desvanecimiento o tizamiento excesivos que ocurran dentro de los dos años posteriores a la finalización del trabajo a bajo costo o sin costo. Aclara si la garantía se limita a la pintura o incluye también la mano de obra.

8. Mantente al día con el trabajo.
No sirve de nada simplemente inspeccionar el resultado final del trabajo del pintor: es más fácil corregir un error de pintura mientras aún no está terminado. Trata de ver el trabajo del pintor a diario y, si algo no te satisface, habla con él o ella. “Lo que crea más problemas entre un pintor y el cliente es la elección del color. Muchas veces, el cliente elige un tono, pero debido a la iluminación de su propio entorno, el color no termina como quería. Por lo tanto, es importante que el cliente siga el trabajo de pintado, para verificar si está resultando de la manera que él o ella se imaginó”, aconseja Luis Daniel, pintor que asiste a la plataforma GetNinjas.

9.Aguanta el pago final.
Es importante hacer un pago inicial pequeño, y retener entre un 10 y 15% hasta que el trabajo está terminado y estás satisfecho.

10. Respeta el área de especialización de cada profesional.
Puede ser que durante la pintura el pintor se encuentre con una filtración o algún problema estructural, esto requiere de otros profesionales, considera la contratación de una persona especializada para resolver el problema.

Deja un comentario