10 profesiones para el futuro que necesitamos

0
139

En la construcción del futuro ideal para las sociedades, los oficios y profesiones del presente se transforman, y surgen otras, para dar paso a nuevas opciones laborales que adaptan los últimos cambios tecnológicos y desarrollan procesos automatizados que respondan a las necesidades actuales y de los próximos años, como aquellas enfocadas en medicina avanzada, desarrollo de software y gestión de energías alternativas.

Para asegurar las condiciones necesarias en la creación de las ciudades y los servicios óptimos para los próximos años, se necesita de profesionales capaces de generar ideas y soluciones que respondan a las exigencias del futuro. Para algunos trabajos ya no se necesitará la participación de humanos, pero otros nuevos surgirán.

Las carreras y profesiones que más impactan al desarrollo social y tecnológico de las ciudades se transforman a través de los años, al grado que hay trabajos en los que la aplicación de sistemas automatizados ha ido desplazando a las personas para dar paso a robots y sistemas inteligentes.  

Se podría pensar que en el futuro los robots se adueñarán de los trabajos de humanos; en realidad, se encargarán de puestos que pueden ser más eficientes con la gestión de sistemas automáticos. Con ello, también surgen y seguirán apareciendo profesiones de acuerdo con las novedades tecnológicas de cada época, que respondan en favor del desarrollo humano, industrial y ambiental, para mejorar la calidad de vida en las sociedades. Por ello, RobotiX enlista las principales profesiones que serán clave para llegar al futuro deseado:

  • Desarrolladores de software: Los expertos en programación y lenguajes informáticos serán pieza fundamental en la automatización de procesos y generación de plataformas virtuales que permitan a empresas, instituciones y servicios funcionar de manera remota, comunicarse a través de canales innovadores y aplicar la inteligencia artificial a los procesos del día a día.
  • Analistas de BigData: Las cantidades de información que se mueven a través de la nube son enormes, siendo cada vez más necesario contar con expertos en procesar todos estos datos para convertirlos en información útil, para el desarrollo de productos y servicios que cubran las necesidades de todos. Los “científicos de datos” tienen que ser expertos en lenguajes de bases de datos como Hive y Hadoop, lenguajes estadísticos, análisis de la información y su aplicación en procesos de toma de decisiones, para empresas e instituciones.
  • Ingenieros ambientales: Ante los retos ecológicos provocados por el cambio climático, es de importante que la humanidad impulse soluciones para garantizar su supervivencia y la recuperación del equilibrio ambiental. De ahí la importancia de especialistas en el cuidado y protección de los ecosistemas, aplicación de sistemas biológicos, físicos y químicos en procesos agrónomos y asesoramiento a distintas industrias para reducir su impacto ambiental.
  • Ingeniero hospitalario: la innovación en los sistemas de salud y la aplicación tecnológica en los hospitales ha llamado la atención de una rama de la ingeniería especializada en plataformas y equipos electromédicos con mejoras en precisión y sanidad.  Se busca el correcto funcionamiento de la maquinaria necesaria para el funcionamiento de centros hospitalarios, como los que mantienen el funcionamiento diario de las instalaciones, y los sistemas de diagnóstico, tratamiento y recuperación de pacientes.
  • Seguridad informática: A la sociedad de hoy le preocupa la seguridad de los datos personales que ingresan en los sistemas digitales, los riesgos de hacking de información sensible o confidencial y la migración a sistemas bancarios “en la nube”. Para hacer frente a la incertidumbre y los riesgos que hay en la web, se necesita de profesionales que creen sistemas de protección, monitoreo y solución de conflictos que hasta hace algunos años no existían, como suplantación virtual de identidad o ciberataques.
  • Especialistas en genética y biométrica: La mejora de sistemas de vida y producción de alimentos se busca a través de la modificación genética para prevenir enfermedades y potenciar su valor nutricional, por lo cual se necesita de genetistas que investiguen de manera continua en este tema. Además, con el desarrollo de la biométrica se busca mejorar los procesos de reconocimiento facial y otras características estandarizadas de rasgos biológicos, útiles para sistemas de seguridad, realidad virtual y servicios especializados, como el monitoreo de signos vitales y alerta de enfermedades.
  • Urbanistas: El crecimiento acelerado de la población en el mundo ha provocado que las ciudades crezcan sin la planeación necesaria para garantizar la comodidad y bienestar de sus habitantes. Por ello, en los últimos años se ha impulsado que las nuevas generaciones se interesen por esta disciplina, la cual permite diseñar y ejecutar las políticas necesarias para planificar el crecimiento de las urbes, así como el surgimiento de nuevas poblaciones de manera organizada, segura y con el menor impacto ambiental posible.
  • Gestores en energía alternativa: Para garantizar la recuperación ambiental y uso responsable de los recursos del planeta. En esta categoría aparecen profesiones llamativas como los granjeros eólicos, encargados del diseño de mecanismos para la obtención de energía a través del aire; gestores ambientales con conocimientos en ingeniería del ambiente, mecánica y meteorología; o especialistas en obtención de energía a través de biomasas, como desechos sólidos y compuestos orgánicos.
  • Diseño de vehículos alternativos: Las ciudades del futuro necesitarán de sistemas de transporte eficientes y amigables con el ambiente, por lo que desde ahora es necesario desarrollar mentes creativas, capaces de desarrollar vehículos que garanticen la movilidad de la población y el flujo de las materias, ya sea a través de medios alternativos de energía, o al incorporar elementos para hacerlos más dinámicos.
  • Nanomedicina: En el campo de la medicina la revolución tecnológica se dirige a especialidades como la generación de implantes, órganos sintéticos, vacunas para enfermedades hasta ahora incurables o la cognotecnología, enfocada en estudiar los procesos cerebrales y neuronales.  Una especialidad en aumento de popularidad es la generación de tratamientos nano para diferentes enfermedades, que permitan procedimientos menos invasivos al cuerpo, como el uso de Nanobots para la reparación de tejidos y órganos.

Avanzar hacia el futuro exige que las profesiones se adapten a los requisitos tecnológicos, muchas de ellas evolucionarán y otras surgirán, dando paso a sistemas automatizados y una población especializada en generar las investigaciones, condiciones y maquinaria necesaria para hacer realidad un futuro responsable y eficiente.

“Los profesionistas que se requieren para generar y dirigir los proyectos que permitan vivir con bienestar en los próximos años y hacer uso de la tecnología de manera eficiente comienzan a instruirse desde hoy, por lo que hay que incentivar el acercamiento de niñas y niños a las ciencia, ingenierías y artes necesarias para desarrollar su curiosidad y participen de manera activa en la construcción de su mundo ideal”, destaca Roberto Saint Martin, director de RobotiX.

Deja un comentario