13 razones para amar Treze con Z

0
33

Visitar el restaurante Treze con Z en la Ciudad de México es estar dispuesto a experimentar gozo al degustar la propuesta gastronómica creada por el chef ejecutivo Francisco Campuzano, quien se enfoca en conquistar los sentidos con originalidad y sabores auténticos que rinden tributo a la cocina de brasas y mar sin pretensiones, así como a la calidad del producto.

A continuación te compartimos 13 razones para amar este restaurante:

  1. La calidad de los ingredientes utilizados, frescos y locales.
  2. Su concepto culinario que conjuga tradiciones, tendencias y honestidad.
  3. La pasión y experiencia del chef Francisco Campuzano.
  4. El apapacho que ofrece el chef a través de cada creación culinaria, para transformarla.
  5. La carta integrada por más de 40 opciones, ya sea para las personas vegetarianas como para quienes gustan de las proteínas.
  6. Las perfecta presentación de los platillos.
  7. El delicioso arroz con mariscos, el pescado a la talla, el tiradito volcán o los tacos de zeta. ¡Imperdibles!
  8. Su carta de coctelería clásica y en tendencia, así como la selección de destilados de gran calidad.
  9. La arquitectura, la atmósfera y el interiorismo –que hacen un elegante guiño a las tendencias en diseño y a la naturaleza– hacen sentir tan cómodos a los comensales que no sienten el paso el tiempo.
  10. La iluminación otorga a Treze con Z un aire de tranquilidad e inspiración que permite a los comensales disfrutar su estancia.
  11. Sus amplios espacios. El salón principal tiene una capacidad de 180 comensales. Tiene dos salones privados con pantallas –adecuados para comidas de negocios–, una amplia terraza, una barra al centro, mesa del chef, cocina abierta y una cava personalizada.
  12. Su alucinante ensalada de frutos rojos a las brasas o bien, el volcán de chocolate como postres para coronar una experiencia exquisita.
  13. La atención del personal es excepcional.

Treze con Z es el hot spot que rinde tributo a la comida que enaltece los ingredientes, su origen y sabor, para poderlos conjugar en una propuesta gastronómica que se convierte en un referente del buen vivir.

Deja un comentario