4 consejos para una alimentación sana durante la pandemia

0
102

El 4 de marzo se celebró el Día Mundial de la Obesidad, un recordatorio para la sociedad sobre la importancia de mantener un estilo de vida sano incluso en momentos difíciles como el que atravesamos actualmente. Este día también es un recordatorio de que México estaría cada vez peor en esta materia.

Según reportes recientes, la obesidad en nuestro país incrementó sustancialmente desde la aparición del coronavirus.

Entendiendo que mantener una alimentación sana en momentos de estrés, dificultades económicas y limitaciones para salir de casa, aquí presentamos un breve listado con el que aprenderás lo básico para mejorar tu planificación alimentaria. Toma en cuenta lo siguiente:

  1. Alimentos de temporada

Con cada temporada del año se producen y cosechan miles de alimentos únicos que cuentan con un alto valor nutricional, son más económicos, y nos ayudan a hacer frente a las características particulares de cada mes, ya sea el cambio de temperaturas, las alergias, resfriados, entre otros.

Mientras que en otoño podemos encontrarnos con manzanas, brócoli y aguacates, en invierno veremos una mayor venta de acelgas, apio, coliflor, naranja o limones. Así ocurre con cada estación del año.

En nuestro país es común ver campañas de descuento específicas por temporada. Actualmente tenemos el ejemplo de las ofertas de Sam’s Club para el periodo de cuaresma, en el que incluyen precios especiales en plátanos, pimientos, flores de jamaica, aguacate, elotes, cebolla, espinaca, peras, entre muchos otros.

  1. Disminuye la comida chatarra

La comida chatarra se ha convertido en un dolor para México, con los cuerpos gubernamentales incluso prohibiendo su venta cerca de establecimientos educativos. Durante la pandemia, gracias a que son una opción rápida y más económica, su consumo ha incrementado de forma significativa.

Por este motivo, es imperativo disminuir el consumo de estos alimentos procesados, altos en azúcares, sales y químicos nocivos para la salud. Eliminarlos de la dieta puede hacer cambios importantes en nuestra salud y estado físico en tan solo unas semanas.

  1. Planificar el menú semanal

Mantener una buena alimentación requiere que planifiquemos de forma adecuada lo que vamos a consumir durante los siguientes días, por este motivo, es importante que desarrolles el menú de tus semanas con antelación.

De este modo te aseguras de incluir todo lo necesario para tu dieta, de tener todo lo necesario en la despensa, y de no tener que perder tiempo a diario pensando qué preparar. Si realmente eres fanático de la planificación, también puedes crear un menú mensual para comprar de forma aún más  anticipada y medir adecuadamente el consumo de varias semanas.

  1. Mantenerse hidratado

Si bien puede ser uno de los pasos más lógicos a seguir en el día a día, lo cierto es que muchas personas olvidan mantenerse hidratadas cuando están en casa. Ya sea porque no se percatan de su sed, o porque simplemente no sienten necesidad de beber agua luego de estar en un mismo sitio por varias horas, son muchos los que no beben el agua necesaria.

Las medidas necesarias varían según cada persona y las actividades que realicen, sin embargo, 8 vasos (2 litros) es la medida más popular. Es importante recordar que la hidratación principalmente viene del agua y de ciertos alimentos, no de las bebidas carbonatadas, jugos dulces, bebidas alcohólicas, entre otros líquidos.

Aunque ser una persona realmente saludable también requiere de una rutina de ejercicio apropiada y de un buen manejo de tu salud mental, seguir estos pasos puede ayudarte a mejorar tu estilo de vida en tan solo un par de semanas, y colocarte en la vía para una vida mucho más plena.

Deja un comentario