Entre el 80 y 90 por ciento del envejecimiento cutáneo se debe al desgaste que la luz solar produce en nuestra piel

0
263

· Existen factores medioambientales y de estilo de vida que impactan negativamente en nuestra piel, pero pueden ser contrarrestados.
· La vitamina C es una sustancia hidrosoluble imprescindible para la reparación de tejidos y la formación de colágeno.

El envejecimiento cutáneo es un proceso biológico complejo, progresivo e irreversible.
Se estima que entre el 80 y 90 por ciento del envejecimiento cutáneo, mejor conocido como fotoenvejecimiento se debe al desgaste que la luz solar produce en nuestra piel.

“Los rayos UVA atacan las fibras elásticas de la dermis (capa intermedia de la piel), produciendo elastosis solar, que se traduce en pérdida de la tonicidad en la piel, flacidez, aumento de arrugas y aparición de pigmentaciones. Algunos factores que suelen impactar de manera negativa en nuestra piel son medioambientales como radiación solar o contaminación; pero también de estilo de vida, como tabaquismo, estrés, desequilibrio hormonal, consumo de alcohol, mala alimentación y la misma edad”, mencionó la Dra. Isela Méndez, Dermatóloga, durante el lanzamiento de la línea reformulada C-Vit del laboratorio de origen español, Sesderma.

La oxidación es el mecánismo de acción de los llamados radicales libres, mismos que afectan la piel, provocando:
· Aceleración en los signos del envejecimiento
· Deshidratación
· Pérdida de la elasticidad
· Aparición de arrugas profundas y surcos
· Pigmentaciones irregulares
· Flacidez

Se ha descubierto que la vitamina C es una sustancia hidrosoluble – es decir que se disuelve en agua – imprescindible para la reparación de tejidos y la formación de colágeno. Se denomina vitamina Ca todos los compuestos que poseen la actividad biológica del ácido ascórbico.
Por tanto, la vitamina C como antioxidante contribuye a prevenir el daño, estabilizando a los radicales libres.
“Es importante resaltar que el cuerpo humano notiene la capacidad de producir ácido ascórbico, por lo que es necesario adquirirlo por medio de la dieta o de manera tópica. Dentro del organismo, la vitamina C funciona como un potente antioxidante y al ser una sustancia hidrosoluble, se elimina rápidamente del organismo, y éste tiende a proteger los órganos más vitales, es por eso que cualquier carencia de vitamina se refleja principalmente en la piel”, resaltó la Dra. Méndez.

A fin de prevenir y contrarrestar el fotoenvejecimiento, Laboratorios Sesderma ha desarrollado y lanzado en el mercado mexicano la línea C-Vit que contiene vitamina C de última generación logrando mayor estabilidad gracias a la nanotecnología. Dicha tecnología permite encapsular los activos, asegurando una penetración más profunda y una liberación gradual, consiguiendo una fácil penetración en la epidermis y con ello una mayor eficacia.

C-Vit es la línea antioxidante que ayuda a revertir los daños gracias a los beneficios del su innovadora fórmula, ANTIOX BOOSTER system, un cóctel de antioxidantes que contienen una vitamina C estabilizada y extracto de Ginkgo Biloba.

Algunos de los beneficios y aportaciones que veremos en nuestra piel al usar C-Vit, son:
· Fotoprotección, combate el fotoenvejecimiento
· Reparación de daño, revierte la auto-oxidación
· Unifica el tono y mejora la textura de la piel
· Reduce y aclara las manchas
· Incrementa finura, tersura y elasticidad
· Elimina y previene la aparición de arrugas (sintesis de colágeno)
· Hidratación diaria
· Coadyuvante en tratamientos de acné, rosácea y manchas

“Si bien el fotoenvejecimiento es una condición de la piel considerada benigna y cuyas implicaciones son meramente estéticas, podría – en casos muy específicos – estar ligado al riesgo de padecer lesiones pre-cancerosas y cáncer de piel.
En ese sentido, además de la importancia de crear conciencia sobre la prevención, lo más recomendable es usar productos médicos y cosméticos que no solamente nos permitan recuperar y mantener el buen estado de nuestra piel; sino que además le brinden protección e hidratación de larga duración”, finalizó la Dra. Méndez.

Deja un comentario