Vida y EstiloVinos, licores, destilados y bebidas

Aguardiente seco de regaliz

No tiene ningún truco, sólo habéis de haceros de un orujo excelente, y tres ramas como de 10 centímetros de palodux, regaliz de palo o palo dulce, que de todas las formas se llama (yo compro un orujo absolutamente soberbio, e ilegal por los cuatro costados, que elaboran en algunos pueblos de la Siberia Extremeña y de la Serena a partir de higos secos fermentados, algo difícil de conseguir por estar destilado clandestinamente. Por eso mismo, cuando llegas a los pueblos en plena temporada, con un aroma a higos secos inundándolo todo a varios kilómetros a la REDonda, y preguntas… todos te responden que YA no se hace, que eso ERA antiguamente, y demás evasivas). Quebráis el regaliz, es decir lo astilláis para incrementar la superficie de contacto y esperáis un mínimo de 6 meses en un lugar oscuro.

El resultado es un líquido oleaginoso de color dorado, como un buen oloroso, pleno de aromas sutiles a higo seco (en caso de que tengáis la suerte de conseguir el aguardiente de higos) y a regaliz natural. Por favor no utilicéis bajo ningún concepto anisados, el aroma del anís es demasiado potente y destroza el resultado. De hecho se utiliza Matalauva, o bien anís estrellado para aromatizar los aguardientes de calidad dudosa. Sin que ello quiera decir que los fabricantes de anís utilicen aguardientes de baja calidad.

Para asegurarse de que los aguardientes no contienen formol, que como sabéis es peligrosísimo, dejad madurar el orujo durante años y años, ya que es el metanol o formol es el alcohol más volátil de los que se producen en la destilación.

Ponedlo en el congelador, es imposible que se congele, y servidlo en copitas de kirsch, esas que tienen un recipiente con hielo.
Hay otro aguardiente delicioso en esta zona. Para extraer la cera de las colmenas se introducen en agua caliente para derretir la cera que queda flotando en la superficie.

El agua caliente esa disuelve los restos de miel y polen y se convierte en un arrope pleno de aromas frutales. Pues de la destilación de ese caldo azucarado, una vez que se deja fermentar, se extrae un aguardiente inolvidable.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar