Asegura un auto en menos de 10 minutos

0
107

Crabi la aseguradora que hará temblar a las insurtechs de la Ciudad de México y Monterrey.

La primera startup en tener las licencias necesarias para ofrecer un nuevo seguro innovador en el país.

La atención ante un incidente será hasta 20 veces más rápida.

Papeleo complicado, contratos rebuscados, lentitud en el servicio y tercerización de las pólizas, son solo algunos de los obstáculos que se han tenido durante años para contratar un seguro de autos, acentuando la brecha en protección de automóviles en el país. 

Con el objetivo de ofrecer un servicio transparente, innovador, económico y sin intermediarios, llega crabi, aseguradora 100% digital, a la Ciudad de México y Monterrey, dos de las 10 ciudades con más conductores de autos particulares en el país, según datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). 

Es la primera aseguradora autónoma tecnológica en el mercado mexicano, es decir, no terceriza su innovación a otras empresas proveedoras de seguros, por ende, es un servicio más eficiente, ya que la misma empresa gestiona y desarrolla innovaciones, a la par que las pólizas. 

“Creemos que los mexicanos necesitan tener un seguro que se adapte de verdad a sus necesidades, como un traje a la medida. Por ello, siguiendo las tendencias, decidimos lanzar un servicio personalizado e innovador, donde los conductores adquieran el seguro desde su smartphone 24/7, sin intermediarios, para que en menos de 10 minutos tengan su póliza directo en la palma de su mano y con un costo de hasta 15% menos, que la tarifa más baja que ya hay en el mercado”, aseguró Javier Orozco, CEO de crabi.

Esta aseguradora es la única startup en México en obtener las licencias necesarias para ofrecer un seguro online, cuenta con el respaldo de Swiss Re, una de las reaseguradoras más importantes a nivel mundial, quien garantiza el respaldo económico del servicio y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), que supervisa que se cumplan con las normas para la protección de los conductores.

“La industria de los seguros de autos en México ha estado estancada prácticamente desde su surgimiento, hace 70 años, por ello es momento de ofrecer un servicio disruptor, siguiendo las tendencias de insurtech (combinación de seguros y tecnologías) en el mundo” comentó Javier Orozco.

¿Cómo está cambiando la industria?

Conectividad, rapidez y resolutivo: son algunas de las características que se requieren en los seguros para auto, sobre todo, con los conductores, nativos digitales, por esto, crabi apuesta por ofrecer un servicio más económico e innovador que incluya:

Personalización

Todos los conductores realizan recorridos diferentes y manejan en diversos estilos, ¿entonces por qué tener la misma forma de protección? Lo mejor es presentar opciones variadas de pólizas, para que seleccione la cobertura que mejor les convenga, y que sin importar la personalización tengan asistencia en todo momento y se cubran: daños al auto, robo total de coche, atención médica, daños a terceros, asistencia legal y ayuda en el camino.

Rapidez

Nadie paga por un servicio online lento. Las ventajas de la digitalización es que la interacción entre la empresa y los usuarios es más rápida; en este caso el servicio recibido ante el mínimo accidente será hasta 20 veces más eficiente.

Trato directo

Evitar la triangulación de la información, dará mayor velocidad y veracidad al proceso de adquisición y solicitud de ayuda, además, de que disminuirá el costo inicial del 15%, versus, una compañía tradicional. Este servicio innovador ha terminado con la burocratización y deja a un lado la tercerización, para abrirse paso en una comunicación directa, entre conductor y aseguradora; es decir, sin brokers, ni agentes.

Transparencia

Regularmente, los contratos son complicados, aburridos y nunca se leen por completo. Para que se democratice la información y se respeten las garantías, crabi simplificó sus convenios, de un contrato promedio de 100 cuartillas, lo redujo 40% e incluso, adaptó una versión resumida, acortando 90% para que cualquier conductor lo entienda y en caso de que no se cumpla con lo prometido, pueda cancelar cuando desee. 

El uso de la tecnología en esta industria no solo mejorará los procesos por los que se han padecido bastantes años, sino que le dará fin a la brecha de protección para autos en México.

Deja un comentario