Autos conectados, ¿cómo mejoran la seguridad y confort a bordo?

0
91

• Los autos conectados de hoy tienen el poder de 20 computadoras y se estima que para 2021 existan más de 380 millones de vehículos de este tipo circulando.

• El sistema activado por voz de Ford, SYNC® 3, permite controlar las funciones de navegación, audio y climatización, así como enviar mensajes de texto y hacer llamadas telefónicas, todo sin quitar la vista del camino ni las manos del volante.

• Los automóviles conectados de hoy cuentan con sistemas de monitoreo que pueden alertar a un conductor de peligros potenciales.

En las últimas tres décadas, la expansión de Internet ha transformado radicalmente el mundo, incluido la industria automotriz. Esta tendencia ha impactado en la forma en que vivimos, trabajamos y manejamos. Los autos conectados de hoy tienen el poder de 20 computadoras y se estima que para 2021 existan más de 380 millones de vehículos de este tipo circulando.

Los autos conectados y el Internet de las cosas
¿Cómo se define a esta clase de vehículos? Son aquellos modelos conectados a Internet a través de un flujo de datos móviles que le permite “hablar” con otros dispositivos, como teléfonos inteligentes, tanto dentro como fuera de él. Incluso, ya se está probando la tecnología que logra que los automóviles interactúen con otros vehículos en la carretera, con ambulancias o semáforos, lo que ayuda a evitar accidentes, reducir la congestión y otros retrasos.

Estos avances son parte de una tendencia más grande llamada el Internet de las cosas, que es la conexión de dispositivos cotidianos a través de Internet. Estos dispositivos inteligentes están en todas partes, desde refrigeradores que pueden decirles a las personas cuando se están quedando sin leche hasta espejos que pueden brindar actualizaciones del clima y de las noticias mientras las personas se cepillan los dientes.

“La conectividad ha sido clave para que fabricantes como Ford, ofrezcan un mayor nivel de comodidad, facilidades y seguridad a los pasajeros”, comenta Linus Mattson, supervisor de infoentretenimiento de Ford Asia Pacífico. “A medida que la tecnología avanza, podemos esperar un futuro con un ecosistema de dispositivos e infraestructura interconectados que lo abarque todo, elementos que interactúen entre sí de una manera que cambiará el mundo”.

Experiencia digital perfecta
Entre las características más comunes hoy en día se encuentran los sistemas de información y entretenimiento, que esencialmente convierten a los autos en “teléfonos inteligentes con ruedas” y dan la posibilidad a los conductores de extender su vida digital a la carretera con seguridad.

Innovaciones como el sistema activado por voz de Ford, SYNC® 3, permite a los usuarios controlar las funciones de navegación, audio y climatización, así como enviar mensajes de texto y hacer llamadas telefónicas, todo sin quitar la vista del camino ni las manos del volante. Esto no solo ayuda a prevenir distracciones al conducir, sino que también hace de los viajes diarios una experiencia productiva. Durante el trayecto, un usuario puede, por ejemplo, unirse a una llamada de trabajo o escuchar audiolibros.

Las características de conectividad también aportan al ahorro de tiempo y dinero. Muchos sistemas de navegación pueden verificar las condiciones del tráfico en tiempo real y sugerir rutas alternativas, lo que se traduce en desplazamiento más cortos y en una conducción más eficiente, ahorrando tiempo y combustible. Otras características, como el monitoreo de la presión de los neumáticos, también presente en modelos Ford, puede ayudar al usuario a evitar una falla mecánica y a optimizar el consumo de gasolina, que puede ser un seis por ciento más alto si una rueda está inflada en exceso.

Seguridad cuando la necesites
Los automóviles conectados de hoy cuentan con sistemas de monitoreo que pueden alertar a un conductor de peligros potenciales, por ejemplo, a través de cámaras y sensores. Incluso están diseñados para intervenir y tomar el control del vehículo, si es necesario, para evitar una colisión.

Los vehículos equipados con el sistema de preservación de carril de Ford usan una cámara montada detrás del espejo retrovisor para monitorear las marcas de los carriles de la carretera. Cuando detecta un desvío involuntario, el sistema está diseñado para alertar al usuario a través de la pantalla del panel de instrumentos o para tomar el control del volante y dirigir suavemente el vehículo hacia su carril.

A medida que se avanza hacia vehículos totalmente autónomos, hoy podemos beneficiarnos de los sorprendentes desarrollos que se están produciendo y los que se encuentran disponibles en el mercado actual, haciendo que la experiencia de conducción sea más segura, más productiva, eficiente y, por supuesto, mucho más placentera.

Deja un comentario