Brandy Gran Duque de Alba, la revelación de los sentidos

0

El brandy Gran Duque de Alba fue lanzado en el año 1945. Documentos en posesión de la familia Medina, actual propietaria de las Bodegas Williams & Humbert, hablan de que al agente de la bodega en Madrid le unía una gran amistad con Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII Duque de Alba, (padre de la actual Duquesa de Alba) y ante el inminente lanzamiento de un exclusivo brandy le preguntó si podía bautizarlo con su nombre.

Después de probarlo el aristócrata quedó gratamente impresionado y sugirió que a tan noble producto sería más acertado ponerle el nombre de su ascendente el Gran Duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, que había engrandecido la casa de Alba y era un importante personaje histórico. De esta manera lo refleja un documento escrito en el que se autoriza bautizar el brandy con dicho nombre.

En 1973 se realiza una fuerte campaña internacional, en la que se hicieron numerosos viajes para promocionar la marca. Además, se le encargó a Antoni Cumella, uno de los grandes ceramistas del siglo XX de gran prestigio internacional, el diseño de una nueva botella y tapón.

Gran Duque de Alba Solera Gran Reserva, es un brandy elaborado a partir de destilados de excelentes vinos (holandas) y largamente criados y envejecidos en botas de roble americano. Las características de este Brandy son el resultado de la minuciosa selección de la materia prima con la que es elaborado. Tras una cuidadosa selección de vinos blancos de gran calidad, elaborados a partir de uva Palomino y uva Airén, se procede a su destilación a 64º en las alquitaras.

De color caoba con tonos dorados, la complejidad de sus aromas a “esteres vinosos”, con amplios matices balsámicos, denota su larga permanencia en madera. Ligeramente abocado, es suave y pleno en boca, presentando notas tostadas y de vainilla, así como un final largo y grato.

Se recomienda servir entre 10 y 15ºC. El tradicional uso la copa de balón de cristal muy fino, hace también que esta temperatura suba ligeramente al contacto con la mano. Puede degustarse así o servido con hielo. También es un excelente ingrediente en la coctelería y en los combinados.

Para maridar, es el acompañante perfecto para quesos y chocolates. Se puede tomar solo, en las rocas o con el coctel de preferencia.

Para más información puedes visitar:

https://www.granduquedealba.com

Deja un comentario