Chiapas y sus fascinantes caídas de agua

0
125

• Chiapas cuenta con hermosos escenarios naturales, entre los que destacan sus bellas cascadas.

Con más de 40 Áreas Naturales Protegidas, Chiapas ocupa el segundo lugar nacional en términos de biodiversidad. Basta contemplar un momento cada uno de sus escenarios, para comprender por qué es uno de los lugares preferidos de los amantes de la naturaleza en México.

Entre las principales cascadas de la geografía Chiapaneca destacan las que se encuentran en los centros turísticos del Chiflón y Velo de novia, que vas descubriendo poco a poco al explorar el sendero que te llevará a conocer la Cascada Ala de ángel, el Suspiro y la impresionante cascada de más de 120 metros de altura: “Velo de novia”, si eres aventurero podrás continuar hasta llegar a la cascada la quinceañera y dominar una vista impresionante de la meseta comiteca.

Por su impresionante belleza, destaca la Cascada de Las Nubes; ubicadas a 129 kilómetros de la ciudad de Comitán de Domínguez, donde la ciudad de las rocas, y el sendero hacia el mirador son parte de los atractivos cercanos a estas hermosas caídas de agua.

A sólo unos minutos de Tuxtla Gutiérrez, hay excelentes opciones para deslumbrarte con la naturaleza y relajarte con las caídas de agua que hay, una de éstas opciones es el Chorreadero, se localiza solamente a 24km de Tuxtla Gutiérrez y a 10 minutos de Chiapa de Corzo, siguiendo la carretera libre a San Cristóbal de Las Casas. Otra opción muy accesible de visitar es El Aguacero, ubicado en Ocozocoautla, una cascada que se precipita desde una altura de 70 metros, golpeando contra las piedras y desmenuzando su torrente en miles de millones de gotas que semejan una lluvia fina y delicada; la mejor recompensa por descender 724 escalones acompañada de paisajes, cuevas, vegetación, y aves.

Ahora bien, si tu punto de partida es el enigmático Pueblo Mágico de Palenque, no te puedes perder las Cascadas de Roberto Barrios, Welibjá, Corcho Negro, Agua Azul y Misolhá. Roberto Barrios es la nueva opción de balnearios naturales en Chiapas, con aguas color turquesa y pozas de indiscutible belleza para poder nadar, se localizan a tan sólo 45 minutos de Palenque rumbo al crucero de Chancalá. A pesar de que la caída de agua en Welibjá no es tan impresionante, sí es un paraíso que evoca la sensación de estar en un oasis en medio de la selva. Cuando visitas la Selva Lacandona, es posible realizar, en compañía de un guía lacandón, una caminata por senderos que te llevarán hasta la Cascada Corcho Negro, una impresionante cascada rodeada de exuberante vegetación. Las Cascadas de Agua Azul son un increíble conjunto de caídas de agua escalonadas de vibrantes tonos turquesa. En un aproximado de 2 kilómetros, los visitantes pueden hacer paradas en los distintos miradores, donde conseguirán diferentes vistas panorámicas; es posible nadar en ellas, sólo en los lugares señalizados. A sólo unos minutos de Agua Azul, la Cascada de Misol Ha, es una caída de agua que alimenta una poza natural, ideal para darse un chapuzón en las inmediaciones de la selva chiapaneca. Para tener una perspectiva diferente del lugar, vale la pena recorrer el sendero que rodea la poza y conduce a la parte de atrás de la cascada, el cual termina en una pequeña gruta.

Las mejores temporadas para visitar estos sitios, son de noviembre a febrero, cuando las condiciones climatológicas son agradables y permiten disfrutar los colores del agua, ya que en temporada de lluvias, de junio a octubre, el agua se torna más oscura y no es posible nadar en ellas.

Deja un comentario