Claves para que no te ocurra a ti

Vacaciones, ¡por fin! La rutina queda interrumpida por el sol, el relax y mucho tiempo de ocio. Pero esta ecuación de la felicidad puede convertirse en la fórmula de la ruptura conyugal. Te damos las claves para evitar conflictos y conseguir que triunfe el amor en verano.Las vacaciones pueden ser el momento perfecto para redescubrir a la pareja y reforzar las relaciones conyugales. Pero también pueden convertirse en el detonante para la ruptura.

Después de los meses calurosos, desde los medios de comunicación nos bombardean con estadísticas nada satisfactorias sobre este tema. Aún resuenan los números del año pasado: aunque siete de cada diez parejas reforzaron su relación, tu subconsciente acaba redirigiendo tus pensamientos a las tres parejas restantes. ¿Y si este año acabas engrosando la lista más desafortunada?

Convivencia intensiva, el principal enemigo
Es difícil imaginar que en el mejor momento del año, donde las vacaciones ofrecen la oportunidad de romper con la rutina, de relajarse, de disfrutar de los días, del sol, de mayor tiempo de ocio; un momento para el cuál estamos trabajando el resto del año; asociado a la felicidad y al disfrute; para muchas parejas se convierte en un infierno, en el punto y final de la relación. ¿Por qué esta disociación?

Para Mª Jesús Andrés Pérez, “las vacaciones pueden constituir un suceso desencadenante para la ruptura de pareja, pero los conflictos ya estaban presentes con anterioridad al período vacacional, lo que ocurre es que en vacaciones estos problemas pueden hacerse más patentes debido a una serie de factores y desencadenar la ruptura”.

La mayoría de las personas que han vivido esta situación coinciden en señalar como factor detonante la convivencia excesivamente intensa de estos días. “En vacaciones -comenta la doctora- se produce un aumento desacostumbrado del tiempo de convivencia que deja al descubierto la falta de comunicación y de solución de problemas”. Es decir, se pasa de verse prácticamente por las noches y fines de semana, a vivir las 24 horas del día en un espacio compartido. “Las parejas están mas ocupadas el resto del año, tienen los roles que corresponden a cada uno más delimitados y hay poco tiempo para discutir. Los conflictos y los acuerdos pueden posponerse, generándose conflictos que se van acumulando, siendo las vacaciones un caldo de cultivo para que puedan ponerse de manifiesto”. Además, en verano es fácil ver aspectos de tu pareja en los que nunca antes habías reparado. Los fallos se refuerzan y aparece la frustración y el desenamoramiento. Punto en el cual muchas parejas abandonan.

Por otra parte, la ruptura con el día a día puede suponer un trastorno serio para aquellas personas que basan su equilibrio emocional en la rutina. “La ruptura de la rutina diaria implica cambios a los que hay que adaptarse y esto puede constituir un factor de estrés que requiere ajustes por parte de ambos miembros de la pareja. Además, el resto del año cuentan con un apoyo social de los compañeros de trabajo y amigos del que carecen en vacaciones”, explica la Dra. Mª Jesús Andrés.

Otro de los motivos causantes de muchas rupturas de pareja es el conocer a diferentes personas con las que aparentemente se tiene más en común. Y es que en la época estival todos mostramos nuestra cara más amable y divertida. Esto puede llegar a eclipsar la razón y acabar rompiendo una relación de años para correr tras de un amor fantasma.

Las vacaciones no son la solución
Un gravísimo error que cometen muchas parejas con problemas es esperar demasiado de las vacaciones. Es decir, pensar que las peleas y continuos roces que se han ido desarrollando a lo largo de todo el año van a desaparecer nada más poner pie en el destino estival. “Cuando las expectativas que se tienen sobre ‘cómo deben ser las vacaciones’, nos inducen a realizar aseveraciones como ‘las vacaciones deben resolver nuestros problemas’, ‘las vacaciones deben ser perfectas’ o ‘debemos pasarlo bien juntos y que todo sea bonito’, es muy probable que lo que logremos sea un gran sentimiento de decepción y frustración”, nos avisa la psicóloga de la clínica Psicomaster. Ante esto “algunas personas adoptan una postura entre resignada y resentida, pero sin plantear solución alguna”.

Y es que solucionar todas las frustraciones en apenas 15 días es una utopía. Las vacaciones simplemente pueden mejorar la comunicación cuando hay interés por ambas partes, pero ni el paisaje más maravillosos y exótico del mundo será capaz de hacer desaparecer los problemas de fondo.

Recomendación de la experta
“Aquellas parejas que no sean capaces de resolver sus problemas, que no duden en buscar ayuda. El porcentaje de éxito en las terapias de pareja de orientación cognitivo-conductual es alrededor del 75%. No siempre es posible solucionar los conflictos una vez que se ha entrado en un círculo vicioso negativo sin el adecuado asesoramiento y entrenamiento en determinadas habilidades de las que la pareja puede carecer”.

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Discover

Latest

Llegan a México Nuevo Golf y Golf GTI 2018

Nueva cara del icono contemporáneo de la Marca. Golf ganador de 5 estrellas de seguridad por Latin NCAP. Mayor potencia para Nuevo Golf GTI ...

Evoluciona el maquillaje hacia técnicas no agresivas

La dermatología cosmética ha cobrado importancia con el pasar de los años, principalmente con innovaciones que se han desarrollado en esta área.Durante el siglo...

BestDay.com apoya al cine mexicano a través la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica, Canacine

•BestDay.com participa como patrocinador principal del Premio de Red de Periodistas y Canacine Cancún, Quintana Roo a 08 de julio de 2015.- BestDay.com la agencia...

DIEGO LUNA con su cinta CESAR CHAVEZ gana premio en SOUTH BY SOUTHWEST (SXSW)

South by Soutwest SXSW, festival que reune lo mejor de la música y cinematografía contemporánea, que se celebra cada marzo en Austin, Texas. SXSW comenzó...