¿Qué cobertura de seguro de autos te conviene?

0

● “Los usuarios actuales definitivamente tienen necesidades diferentes a los conductores de hace 10 años, de ahí la importancia de adquirir un servicio vanguardista”.

Es muy común que antes de contratar una póliza de seguro para autos surjan diversas dudas, ya que el servicio no solo debe respaldarte en caso de accidentes, sino que también se deben tomar en cuenta otro tipo de siniestros que se puedan sufrir en el vehículo.
Si aún eres de las personas que sigue sin dicho servicio y se está decidiendo por uno, es importante tomar en cuenta qué debe cubrir el seguro a contratar, ya que de esto dependerán tus garantías y las del entorno.
“Antes de adquirir un seguro, debes evaluar diferentes aspectos, como el uso que le das a tu automóvil (si viajas mucho en carretera o si lo usas diario, por ejemplo), marca, modelo y año del carro, quién lo utiliza, entre otros. Estos factores influyen en el tipo de cobertura que necesitas y el costo”, comentó Alberto Ventosa Merino, Director de Seguro X Kilómetro.
Tipos de coberturas
Ventosa Merino también recalcó que los usuarios actuales definitivamente tienen necesidades diferentes a los conductores de hace 10 años, por lo que no se puede seguir ofreciendo un seguro tradicional, que no satisfaga las demandas de hoy en día, entre ellas, limitarse a las mismas coberturas.
De ahí la importancia de conocer cuáles hay y poder seleccionar la que más convengan:
● Seguro de Responsabilidad Civil Vehicular: este tipo de cobertura ampara al conductor solo en el pago de daños a terceros, ya sean corporales, materiales o patrimoniales. Además de que desde el inicio de este año ya es obligatorio en CDMX, Nuevo León, Guadalajara y Estado de México, por el momento.
● Cobertura amplia: Abarca el de responsabilidad social y cubre los gastos por robo total o parcial del automóvil y de reparación en caso de desastres naturales, colisiones, incendios, entre otros; además también, puede incluir asesoramiento legal, asistencia vial y gastos médicos.

● Cobertura limitada: Este a diferencia de la anterior, es más económica, que bien puede “apoyar” tu economía, pero si se llega a tener un percance no cubrirá el daño de tu automóvil.
Por lo tanto, un seguro no solo protegerá tu integridad, también resguardará tu bienestar y el de tus seres queridos, pues hoy en día nadie está exento de tener percances; y por ello, es vital minimizar los daños secundarios (incidente automovilístico) que estos puedan ocasionar en tu persona y/o patrimonio.

Deja un comentario