Como dar masajes 1 – LA APLICACION DEL ACEITE

0
950

Aplicar el aceite sobre la piel es sencillo, pero vale la pena conocer algunos trucos. Primero, nunca vierta el aceite directamente sobre el cuerpo del que recibe el masaje; para muchos esto produce una sensación sumamente desagradable. Póngalo en sus propias manos antes de aplicarlo a la persona.

No utilice más de una cucharada de aceite cada vez; aplíquelo y luego vierta más cuando lo necesite.

Aplíquelo sólo en las partes en que va a trabajar enseguida. De lo contrario se encontrará con que la piel ha absorbido parte de él antes de que logre usarlo. Extiéndalo con las palmas utilizando ambas manos. Realice cualquier movimiento de frotación sencillo que quiera, pero asegúrese de que sea suave y, al mismo tiempo, definido, continuado y parejo. Esto es especialmente importante al aplicarlo en el comienzo del masaje. La persona podrá relajarse mejor si el contacto produce desde el primer momento una impresión de confianza y seguridad.

Cubra sistemáticamente toda el área que va a masajear sin descuidar ninguna zona.
Evite que la piel quede empapada en aceite. No deberían aparecer acumulaciones visibles sobre ella. Unas dos cucharadas de aceite bastan para una espalda de dimensiones normales.

Si encuentra que ha depositado demasiado aceite, siempre puede quitarlo usando el dorso de la mano o los antebrazos, o también extendiéndolo hacia otras zonas.
El vello excesivo en el pecho, la espalda y las piernas requiere una mayor cantidad; de lo contrario, puede arrancar algunos pelos al deslizar las manos sobre la superficie de la piel.

Deja un comentario