El complejo mundo del anillo de compromiso… ¿Cómo estar seguro de que es el indicado?

0
114

El momento más importante de tu vida ha llegado, has tomado la decisión de proponerle matrimonio a esa persona tan especial, pero… ¿Alguna vez te has puesto a pensar en todo lo que conlleva elegir el anillo de compromiso ideal para tu pareja? En ocasiones, se convierte en toda una tragedia que termina por desesperar al futuro esposo, y créenos, no es tan fácil como sacarlo del bolsillo, como en las chick flicks.
El matrimonio no es el “felices para siempre” que imaginamos alguna vez cuando éramos niños, significa comenzar un largo camino de mutuo compromiso por el resto de nuestras vidas, e inicia con el día en el que decides hincarte para decir el famoso ¿Te casarías conmigo?
Desde “la propuesta”, hasta el día de la boda, el matrimonio conlleva múltiples medidas que deben ser consideradas por ambos, si es que desean tener buenos recuerdos de lo que será uno de los acontecimientos más importantes de sus vidas. Además, en cuanto los amigos y familiares descubran que “algo” está adornando el dedo anular de la mano izquierda de ella, seguramente te encontrarás con reacciones como: “¡Awwww! cuéntanos como le dijiste que fuera tu esposa” o “¿Cómo fue que te lo propuso?” Por ello, aquí te ayudamos a anticiparte a los posibles escenarios que vivirás durante los próximos meses, y haremos que tu camino para elegir el anillo de compromiso ideal (que sorprenda a todos) sea mucho más fácil y sencillo.
Por ahora, dejemos de lado las creencias religiosas y las costumbres familiares, lo primero que debes considerar para sorprender (obviamente a ella antes que a otros) a todos, es estar seguro de conocer la medida exacta de su dedo, es decir, que la sortija no se deslice y esté asegurada, porque si se pierde, quien más sufrirá el dolor no es ella o tú, sino tu cartera.
Déjanos ponerte un poco en contexto: en México, los componentes simbólicos más importantes en una boda suelen ser: el lazo, las arras, los anillos, la biblia, el rosario y el ramo de flores. Cada uno posee un significado que ha trascendido a lo largo de los años. Por ejemplo, el lazo es significado de unión e indisolubilidad del compromiso matrimonial, mientras que la entrega de arras a la novia, simboliza el intercambio de bienes que ambos compartirán por el resto de su relación/vida.
Si bien son varios los objetos que conforman una boda, los anillos son el complemento esencial para la misma. En el mercado, existen una infinidad de opciones para aquellos que buscan aventurarse en el mundo del matrimonio, pero muchas veces es complicado elegir el indicado, o el que mejor se acomode a nuestro bolsillo.
Después de estar seguro de la medida de su dedo, es muy importante que tomes en cuenta los gustos de tu pareja, posiblemente no sea necesario elegir entre sortijas súper lujosas con diamantes incrustados, ya que seguramente inflarán el costo del anillo y la consecuencia será que te quedes sin dinero, sin compromiso, sin boda y sobre todo…sin futura esposa.

Entonces… ¿Cómo elijo el mejor anillo de compromiso?
La sociedad actual ha formado una nueva tradición de gastar cantidades excesivas para comprar el anillo de compromiso, lo que nos ha llevado a pagarlo incluso después del día de la boda. Tal vez no sabías que el costo de una sortija, en promedio, es de ocho mil pesos, considerando que éste, no tendrá ningún tipo de diamante, ya que, si lo que buscas es un gran diamante, un zafiro o una esmeralda, el valor promedio puede ascender hasta los quince mil pesos (dependiendo de los quilates de la piedra).
Bien…la parte importante ha llegado, aquí algunas consideraciones para emprender el viaje en búsqueda de la sortija:
1. Define el máximo de tu presupuesto. Para ello, es importante saber que las variaciones de oro, plata, platino y otras aleaciones de metales, han alcanzado un punto donde es casi seguro que encontrarás el que mejor se acomode a tus gustos y necesidades. Las variedades más comunes suelen presentarse en los siguientes colores: oro amarillo, oro blanco y oro rosa, aunque es posible encontrar piezas fundidas con dos o tres tipos de este metal. Cada aleación corresponde a un color diferente.
2. ¿Con diamante, piedra o sencillo? Ya que se ha elegido el color de la sortija, será necesario decidir si este llevará piedra o no. En caso de que optes por elegir un anillo incrustado, deberás elegir entre una variedad de piedras preciosas que podrán enaltecer el valor comercial y estético de la pieza. En este sentido, el diamante es la piedra de mayor costo, sin importar el color del mismo, mientras que otras como: la circonita, morganita, esmeralda y zafiro, son más accesibles, aunque menos tradicionales. Para reconocer la condición de la gema, es necesario aquilatar la pieza e identificar rayaduras, impurezas o imperfecciones; ya que, a mayor transparencia, mayor calidad. Si tienes duda sobre la calidad, o bien, prefieres la opinión de un experto, puedes acudir con un gemólogo, quien es especialista en el diagnóstico de piedras preciosas y podrá certificar el grado de pureza de éstas.
3. ¿El tamaño importa? En esta ocasión sí, ya que deberás conocer las equivalencias en cuanto a medidas. En primer lugar, el quilate (término de medición que se aplica a gemas, perlas y metales preciosos), equivale a 0.2 gramos y cada quilate se puede subdividir en 100 puntos, de manera que una gema de 150 puntos será lo mismo que una de un quilate y medio; es decir, que pesará 0.3 gramos.
4. Tus finanzas personales. Tal y como lo mencionamos anteriormente, es importante que consideres no ahogar tus finanzas personales con tal de sorprender a esa persona especial. Tampoco es conveniente endeudarse, ni con familiares, amigos y mucho menos con el banco. No hay que perder de vista que en cuanto quede sellado el compromiso, habrá otros gastos para la organización de la boda, luna de miel y un nuevo hogar.
Por último, no te permitas tarjetazos, o plazos impagables, que puedan comprometer las finanzas de la nueva familia. Una buena administración del dinero, generará una experiencia agradable para todos.
Hoy en día, existen diferentes establecimientos que podrán ayudarte a conseguir el mejor anillo de compromiso. No necesariamente tienes que acudir a la joyería más cara del centro comercial o a tiendas departamentales, en las que no tendrás guía alguna sobre kilataje, tipo de piedra o metal y demás detalles. Un ejemplo de esto es “Alma de Oro”, un servicio disponible en la tienda en línea de Nacional Monte de Piedad, que te permitirá diseñar la sortija de tus sueños (considerando los consejos antes mencionados) y lo mejor de todo, a un precio que ni siquiera imaginabas.
Ahora si estás listo para decir: ¿Te quieres casar conmigo?

Deja un comentario