CineEntretenimiento

Con La dictadura perfecta, Luis Estrada refrenda su idea de pensar el cine como espectador

*Se estrena este jueves 16 de octubre en más de 1500 pantallas

 

Desde que comenzó su carrera como director,  Luis Estrada tenía claro “pensar en el cine como espectador y contar historias que nadie me ha contado”, así como reflexionar de temas que le preocupan, como la realidad nacional, el ejercicio del poder y su complejo entramado.

 

Como sucede con su más reciente cinta La dictadura perfecta, en la que se cuenta la historia de Carmelo Vargas, un gobernador obsesionado con el poder y con las ansias de llegar a la presidencia del país a costa de todo que para poder cumplir con su objetivo se valdrá de la complicidad de una televisora.

 

Protagonizada por Damián Alcázar, el sexto largometraje de Luis Estrada reúne a un grupo de actores – lo mismo del cine como de la televisión-,  como Alfonso Herrera, Flavio Medina, Silvia Navarro, Joaquín Cosío, Osvaldo Benavides, Tony Dalton, Arath de la Torre, Enrique Arreola, Noé Hernández y Sergio Mayer, entre otros.

 

La dictadura perfecta es una producción de Bandidos Films, que cuenta con el apoyo del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), a través de los recursos de Fidecine y el estímulo fiscal de Eficine, además del respaldo de los Estudios Churubusco, el gobierno del estado de Durango, el Fonca y la UNAM, y se estrena este jueves 16 de octubre con más de 1500 pantallas en todo el país.

 

Para Luis Estrada es claro que la universalidad a la hora de crear una película tiene que partir de hablar de lo que conoces, sabes y te preocupa, tras recordar que él pertenece a una generación de directores como Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu, Carlos Carrera, e Ignacio Ortiz, por mencionar a algunos, pero cada uno ha tenido sus preocupaciones y sus intereses sobre los temas que abordan en el cine.

 

En su caso, descubrió hace algunos años que había ciertos temas que le interesaban y que no había un testimonio fílmico, desde la ficción, de ello,  como cuando el país pasó por una de sus peores crisis, entonces es cuando decide  hacer La ley de Herodes.

 

Ahora con La dictadura perfecta, Luis Estrada está consciente de que es  provocadora de origen, “pero lo que más me importa es que cada espectador se forme su propio juicio sobre lo que película dice, cuenta; hay cosas que van a incomodar”.

 

Es su consideración, el filme es bastante justo y democrático pues mostrando un universo propio de la ficción del cine, donde no hay personajes que se rediman, no hay un héroe, el filme habla no sólo del poder, sino de una sociedad, de un tiempo, de un país.

 

El director de cintas como Ámbar, Bandidos. Un mundo maravilloso y El Infierno, comenta que muchas veces se le cuestiona como si él fuera un politólogo o analista sobre la realidad del país, “pero mi instrumento es la ficción, dentro de ella es la sátira”. Y más que promover su filme espera que el público tome la iniciativa y hable de la cinta de la manera que quiera.

 

Sobre el reparto heterogéneo que conforma La dictadura perfecta, el realizador asegura que lo que más orgulloso lo tiene de esta película y de su carrera completa,  es que siempre ha tratado, y a veces lo ha logrado con éxito, es el hecho rodearse de los mejores, luego de considerar que un director no toca ningún instrumento pero debe tener a los mejores intérpretes y, en este sentido, el único criterio que imperó fue el talento de sus actores.

 

Por otro lado, la actriz Silvia Navarro asegura que fue una gran experiencia trabajar con Luis Estrada y con todo el elenco del filme, a través del cual pudo entrar a un mundo totalmente distinto al que ella conocía, mientras que Sergio Mayer agradece la invitación de colaborar con el cineasta, del que dice todas sus películas son controvertidas y de las cuales reconoce la forma maravillosa y creativa para manejar historias  que abordan las cosas que se viven día a día.

 

Por su parte, Alfonso Herrera, se pregunta qué actor no quiere trabajar con Estrada, por ello considera un buena experiencia estar en este proyecto, porque lo sacó de su zona de confort tanto a nivel creativo como personal.

 

Joaquín Cosío asegura que trabajar con Luis Estrada siempre es una promesa de una gran aventura actoral, porque sus personajes tienen un grado de complejidad que no hay manera de no aceptar, en tanto Damián Alcázar, quien ha participado en todas las cintas del realizador, se manifiesta encantado seguir colaborando con el cineasta y no quiere dejar de trabajar con Luis Estrada.

 

Para mayor información del filme http://www.ladictaduraperfecta.com/

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Discover more from Style by ShockVisual

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading